Amigos con Memoria...

    La vida es muy peligrosa. Por las personas que hacen el mal, y por las que se sientan a ver lo que pasa.
    Albert Einstein (versión SaiZa)

    Carpe Diem

    No os quedéis impasibles ante las injusticias y las mentiras. Si algo no os gusta, decidlo sin miedo. Por mucho que la gente corrupta de lo políticamente correcto parezca imponer un silencio, ¡no calléis! Pues es mucho lo que está en juego:
    ¡LA LIBERTAD!

    No te dejes vencer por el desaliento

    No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.No te dejes vencer por el desaliento.No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,que es casi un deber.No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión.La vida es desierto y oasis.Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa:Tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.No caigas en el peor de los errores: el silencio.La mayoría vive en un silencio espantoso.No te resignes. Huye."Emito mis alaridos por los techos de este mundo",dice el poeta.Valora la belleza de las cosas simples.Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.Eso transforma la vida en un infierno.Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.Vívela intensamente, sin mediocridad.Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.Aprende de quienes puedan enseñarte.Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la vida.La sociedad de hoy somos nosotros. Los "poetas vivos".No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas… Walt Whitman.Versión de: Leandro Wolfson

    El Rincón de la Memoria

TRADUCIR A...
EN LINEA El Rincón de la Memoria
VISITA Nº 888 casino bonus desde el 13-08-2008

Archivo

Premio blog de Oro

Premio blog de Oro
Gracias Carmina

Premio Dardo

Premio Dardo
"En la Entrega de Premios Dardo se reconoce los valores que cada blogger muestra cada día en su empeño por transmitir valores culturales, éticos, literarios y personales, que en suma, demuestra su creatividad a través de su pensamiento vivo que está y permanece, innato entre sus letras..."

Ranking Blogs Wikio

Wikio – Top Blogs

Chicha Mariani: "No me puedo permitir morirme, tengo que encontrar a mi nieta"


Es un relato largo, pero merece la pena leerlo y aqui intentare abreviarlo, aunque para mi todo el relato es estremecedor y en muchos puntos podriamos cuestionar igualmente y referirnos a la Dictadura Franquista en España. Al final una carta de Chicha Mariani para su nieta secuestrada.

¡Salud, Memoria y Libertad!

Chicha Mariani: "No me puedo permitir morirme, tengo que encontrar a mi nieta"

En Julio del 2006 se celebró un juicio en la Plata (Argentina) en el que declaró María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani, y abrió así el caso sobre el asesinato de su nuera, Diana Teruggi, del cual está acusado Etchecolatz y otros represores.

El 24 de noviembre de 1976, fuerzas policiales y militares atacaron la casa de Diana, que vivía con su esposo Daniel Mariani y su hija de tres meses, Clara Anahí. En el ataque, fueron asesinados Diana y al menos otras tres personas, y fue secuestrada la bebé, quien aún permanece desaparecida.

Chicha Mariani brindó una narración detallada y emotiva de su búsqueda, que la llevó a despachos de comisarios, militares, jueces y obispos. Cuando entró a la sala, el público que llenaba el recinto se puso de pie y la recibió con un largo aplauso. "Juro decir la verdad, como la he dicho siempre", respondió, cuando los jueces le pidieron el juramento, y ante la pregunta sobre su relación con el imputado Etchecolatz, contestó firme: "Yo lo considero culpable de todos mis sufrimientos de estos últimos 30 años, de manera que no puedo sentir amistad por él".
Con esas palabras, comenzó un testimonio que se prolongó por cerca de cuatro horas. Varias veces los jueces le ofrecieron hacer un cuarto intermedio: "No me he tomado un descanso nunca, puedo seguir", les respondía.

Antes de adentrarse en la declaración, Chicha se animó a cuestionar el carácter fragmentario de ese juicio, que -por cómo fue el origen de la causa- toma algunos hechos aislados, sin abarcar el funcionamiento integrado de la represión ilegal durante la dictadura. El caso del asesinato de Diana es el ejemplo más cabal de estas limitaciones: si bien en este juicio sólo se investiga su homicidio, ese mismo día murieron al menos otras tres personas, y fue secuestrada Clara Anahí. Sin embargo, esos hechos forman parte de otra causa, que está recién en etapa de instrucción. Y el asesinato de Daniel Mariani, ocurrido nueve meses después, no está incluido en ninguno de esos dos expedientes.

"No me resulta fácil separar los casos, yo sé que se juzga por la muerte de mi querida nuera Diana -destacó Chicha-, pero yo no puedo separar a su hija, que ella salvó con su vida, y a los demás que murieron allí. Las sangres de los chicos están mezcladas en las paredes de la casa, no sé cuál es de quién. Para mí es imposible separar". Con esto, la abuela pidió que se le permitiera relatar su historia completa. Y así lo hizo.

"Estaban matando mucha juventud"

"Diana era una estudiante de Letras de 26 años, casada con mi hijo Daniel", comenzó. Vivían en la calle 30, entre 55 y 56, junto con su beba, nacida en agosto de 1976. En los fondos de aquella casa, funcionaba una pequeña imprenta clandestina: "Acababan de publicar, en octubre de 1976, que en la ESMA había un campo de concentración, y que se tiraban cadáveres al río".

El 24 de noviembre de ese año, Daniel había salido, y en la casa se encontraban Diana, su beba de tres meses, y tres de sus compañeros de militancia: Juan Carlos Peiris, Daniel Mendiburu Eliçabe y Roberto Porfirio. Al mediodía, se lanzó el ataque: un operativo represivo del que formaron parte diversas fuerzas -Policía de la provincia, Policía Federal, Ejército, Gendarmería, Marina-, con tanques, bazukas, camiones militares y helicópteros.

El ataque a la casa fue de tal magnitud que el barrio entero quedó conmocionado, y hoy lo recuerda con precisión. Los cuatro adultos fueron asesinados a balazos, y se sospecha que sus cuerpos fueron quemados dentro de la casa, para dificultar su posterior reconocimiento. Lo que pasó con Clara Anahí sigue siendo una incógnita hasta el día de hoy. Casualmente, el sumario que se había instruido al respecto en la comisaría 5º desapareció en aquellos años.

En el procedimiento, participaron varios jerarcas de la represión ilegal: entre otros, el jefe de la Policía provincial Ramón Camps; el Director de Investigaciones de la fuerza, Miguel Etchecolatz, y su chofer, Hugo Guallama; el titular de la comisaría 5º, Osvaldo Sertorio; el jefe del Regimiento 7 de La Plata, Roque Presti; el jefe del Primer Cuerpo de Ejército, Carlos Guillermo Suárez Mason. "Estuvo toda la plana mayor de todos lados", sostuvo la abuela.

Chicha estaba en su casa, en la esquina de 44 y 21, tejiendo una batita para su nieta, cuando escuchó pasar los tanques. "Me aterroricé, porque en esa época estaban matando mucha juventud", pero no se imaginó "que se dirigían a la casa de mis hijos". "Pensé: a quién estarán matando ahora", recordó.

Más tarde ese día, Chicha tuvo que dejar su casa para ir a cuidar a su padre enfermo. Cuando volvió, al día siguiente, vio a todos los vecinos reunidos en la puerta de su vivienda. El lugar estaba destrozado: la casa había sido baleada y saqueada, había escombros por todas partes y muebles destruidos. "Además se habían robado todo lo robable", indicó, y añadió que fue en esa misma casa que sufrió, un mes después, otro allanamiento violento. Entre los represores que lo perpetraron, había uno a quien sólo reconoció años después, en los diarios: Luis Abelardo Patti.

Chicha Mariani no llegó a enterarse de los asesinatos de la calle 30 hasta el día siguiente del operativo. Aunque no pudo entrar a la vivienda hasta varias semanas después -"la casa estuvo llena de policías de civil durante un año", contó-, hizo una primer denuncia en la comisaría 5º, cuya jurisdicción abarcaba ese domicilio, para poder recuperar los cuerpos. "Me dijeron: ’No le vamos a entregar a su hija porque está carbonizada, no se la reconoce, nosotros nos vamos a ocupar de su cadáver’. Cuando les pregunté por mi nieta, me dijeron ’¿qué nieta?’, y que no figuraba en ninguno de los papeles".

El primer dato respecto de Clara Anahí lo obtuvo por medio de un amigo que conocía al entonces comisario Osvaldo Sertorio, el titular de la comisaría 5º, "que ha pasado a la historia por el campo de concentración que tenía al otro lado del pasillo de su escritorio". El policía le había confirmado al amigo de Chicha que Clara Anahí había sobrevivido al ataque a la casa de sus padres.

La abuela se dirigió entonces a la dependencia policial, para hablar con el comisario: "Me dejó parada en el medio de la habitación y él, sentado, empezó a expresar su desprecio por mí, que era la madre de unos subversivos". Pero como le debía un favor a aquel conocido en común, terminó diciéndole, en voz casi inaudible: "La nena está viva, búsquela por la ropa porque ya le deben haber cambiado la identidad. Y búsquela rápido, porque ha perdido demasiado tiempo". El policía la derivó a la Unidad Regional de la Policía de la provincia, "pero allí me negaron que supieran algo, y me sacaron con cara de nada".

Las familias Teruggi y Mariani nunca pudieron recuperar el cuerpo de Diana. Recién en 1984 Chicha se enteró de una comunicación del director del cementerio de La Plata, según la cual la joven había sido enterrada como NN, y que en 1982 esa tumba había sido "levantada y tirada a la fosa común".

En esta causa consta que en la Dirección de Inteligencia de la Policía de la provincia de Buenos Aires (DIPPBA) -cuyos archivos están hoy bajo custodia de la Comisión Provincial por la Memoria- existían fichas en las que figuraba el operativo del 24 de noviembre de 1976 y, en relación a él, una serie de actas en las que se identificaba con nombre y apellido a las personas asesinadas ese día, incluida Diana. Pero luego la fuerza confeccionó actas de defunción en las que los cuerpos figuraban como NN: fue otro paso que apuntaba a borrar toda huella respecto de cómo fueron las muertes.

De esa misma Dirección de Inteligencia se extrajo otro legajo de 1979, en el que la hija de Daniel y Diana, dos años después de la muerte de sus padres, era catalogada de "extremista". La carátula de aquella carpeta, confeccionada por la fuerza policial, rezaba: "Factor de extremismo: Clara Anahí Mariani".

El nacimiento de las Abuelas

"A todos lados iba sola, y no siempre era bien recibida", recordó. Hasta que se contactó con Alicia "Licha" Zubasnabar de De la Cuadra, otra abuela que buscaba a su nieta desaparecida: "Licha está presente hoy acá, tiene 90 años, y hemos trabajado en la búsqueda de los niños y de nuestros nietos hasta hoy". Fue junto a ella que comenzaron a acompañarse en sus gestiones, y que se conectaron con otras madres y abuelas, que recién estaban empezando a conocerse y organizarse.

Licha buscó a las otras abuelas que ya conocía de la Plaza de Mayo, nos reunimos y decidimos empezar a trabajar juntas. Éramos 12 en ese momento", relató, y añadió: "A mi me asombró verlas con tanta serenidad; yo era un guiñapo, un llanto continuo, las veía a ellas tan serenas y decía ’tengo que ser como ellas’ ".

Primero se dieron a conocer como «Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos». "Pero fuimos creciendo, la gente empezó a conocernos y a llamarnos las Abuelas de Plaza de Mayo", rememoró. Finalmente, adoptaron ese nombre.

A Chicha la esperaba aún otro golpe, poco tiempo después: el 1 de agosto de 1977 fue asesinado su hijo, Daniel Mariani: "No se había querido ir del país por su hijita, por Diana y por lealtad a sus compañeros militantes. Y se quedó hasta que lo mataron, en la calle 132 y 35".

Policías, curas, jueces

Por recomendación de un juez, Chicha y su marido realizaron una denuncia ante la Policía Federal: el efectivo que les tomó declaración, mientras redactaba el acta, "llamaba a los gritos a todos los que pasaran por ahí y les decía que vengan a ver a los padres de los guerrilleros de la calle 30". Cuando ella le intentó corregir un error de ortografía en su apellido, el policía le respondió: "Estoy acostumbrado a tomarle declaración a las prostitutas". "Ahí mi marido se levantó y tuve que pisarle el pie para que se quedara callado", rememoró, y añadió: "Cuando estábamos saliendo nos dijo ’no busquen a la nena, porque hizo puf y desapareció’ ".

Luego, hizo innumerables gestiones ante autoridades eclesiásticas. Al primero que consultó fue a Monseñor Emilio Graselli: "Me dijo que la nena estaba muy alto, que tendríamos que haber ido antes y ya era demasiado tarde, que ya no la podía conseguir". Luego, se contactó con Monseñor Antonio Plaza, en la Catedral. "Plaza me interrogó más que ayudarme", recordó, y agregó que el obispo la derivó a Monseñor Montes, que trabajaba con él en la Catedral.

"La primera vez, Montes me atendió muy bien y me dijo ’yo se la voy a conseguir’ -reconstruyó Chicha-. Pero la segunda vez, estaba serio, muy enojado. Me dijo que me dejara de molestar, que no buscara, que me quedara quieta. ’Déjela en manos de los que la tienen, no los ponga en peligro’. Cuando le respondí que era mi nieta a la que estaba buscando, me señaló la puerta y me dijo: ’señora, le falta fe. Rece’ ".

Luego, Chicha recordó que, junto a las Abuelas de Plaza de Mayo, visitó el Vaticano en 18 oportunidades: nunca consiguieron que las reciban. "Yo no tengo nada que agradecerle a la Iglesia, más bien tengo muchos reproches. No les debo nada, sólo dolores y amarguras", sintetizó.

Lo mismo sintió respecto a sus reclamos ante la Justicia. "Íbamos siempre a visitar a jueces, una vez por mes, de a dos o de a tres -describió-. La Justicia no significó para mí ningún aporte. Y hablo en pasado porque tengo esperanza en este juicio".

"Espero que de aquí salga la verdad"

Las hipótesis sobre el posible destino de Clara Anahí son varias, de acuerdo a las versiones y testimonios que Chicha pudo ir recogiendo durante esos 30 años.

Chicha Mariani:"Yo acuso a Etchecolatz, lo acuso de la muerte directa de mi nuera, de la desaparición de mi nieta, de lo que ha significado para ella 30 años de estar viviendo en la ignorancia de su identidad -manifestó Chicha Mariani-, y también lo culpo del sufrimiento que ha dado a mí y a todas las familias, que nos han mantenido 30 años buscando con uñas y dientes un rastro de un hueso de un hijo para tenerlo, o un rastro de un nieto para criarlo y decirle quienes fueron sus padres".
Y añadió: "Lo veo al policía Etchecolatz con el rosario, y yo le quisiera pedir que, en vez de rezar el rosario, alivie su conciencia diciendo dónde está Clara Anahí. Porque él sabe. Y sabe que mataron a Diana por su orden o con su mando".
El represor, no estuvo presente en la sala de audiencias para escuchar el testimonio de Chicha Mariani: pidió no asistir a esa etapa del juicio por supuestas razones de salud. "Yo no me puedo dar el permiso de morirme -pareció responderle Chicha-. Tengo que encontrar a mi nieta". (Leer más...)



Querida nieta:
Soy tu abuela “Chicha” Chorobic de Mariani, te busco desde el momento en que Etchecolatz, Camps y su tropa mataron a tu madre y te secuestraron de tu hogar en la calle 30 nº1134 de La Plata, Argentina. Era el 24 de noviembre de 1976 y tenías tres meses de edad. Desde ese momento con tu padre te buscamos hasta que a él también lo asesinaron.

A pesar de que trataron de convencerme de que habías muerto en la balacera, yo sabía que estabas viva. Hoy está comprobado que sobreviviste y estás en poder de alguien. Ya tienes 31 años y tu número de documento probablemente sea cercano al 25.476.305 con el que te anotamos. Yo quisiera pedirte que busques fotos de cuando eras bebé y las compares con la que acompaña este texto. (click sobre la foto para agrandarla)

Quiero contarte que tu abuelo paterno se dedicó a la música y yo a las artes plásticas; que tus abuelos maternos se dedicaron a las ciencias, que tu mamá amaba la literatura y tu papá era licenciado en economía. Ambos tenían un gran sentido de la solidaridad y compromiso con la sociedad. Algo de todo esto tendrás en tus inclinaciones de vida porque, a pesar de que hayas sido criada en un hogar distinto, uno guarda internamente los genes de sus antepasados. Seguramente hay muchas preguntas sin respuesta que aletean en tu interior.
A mis más de 80 años mi aspiración es abrazarte y reconocerme en tu mirada, me gustaría que vinieras hacia mí para que esta larga búsqueda se concretara en el mayor anhelo que me mantiene en pie, el que nos encontremos. Clara Anahuí, mientras espero seguiré buscándote.
Te abraza tu abuela “Chicha” Mariani.

Chicha Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, ya está muy viejita. Quiere alcanzar a reencontrarse con su nieta. Ayudémosla a que su carta recorra el mundo y, en una de esas, genere dudas en alguien... Reenviemos la carta hasta al menos pensado. Que su llamado pueda recorrer nuevos circuitos, que no quede restringido a personas vinculadas a organizaciones de derechos humanos, que pueda llegar hasta Clara Anahí !!!! Gracias !!!

La Eternidad de Rafael Alberti




Hoy día de mi cumpleaños, es el triste aniversario de la muerte de un gran poeta Rafael Alberti, qué una madrugada del 28 de Octubre de 1999 nos dejó presencialmente, pero quedo para la eternidad su obra, su poesía, su lucha y amigos que recordarlo.
Os dejo la noticia que se publicó de su despedida, la cual me consta fue muy emotiva.

El Puerto de Santa María despidió a Alberti con un gran homenaje popular. 30/10/1999

Ha empezado la eternidad
En el monasterio de la Victoria, en El Puerto de Santa María, se agitaron ayer banderas rojas con la hoz y el martillo en homenaje a Rafael Alberti. Marcos Ana recordó las palabras del poeta gaditano: "Rafael afirmó siempre que jamás había escrito a las órdenes del Partido Comunista. Lo que pasa, decía, es que mi corazón es comunista". Hubo aplausos atronadores.Los asistentes constataron que el fallecimiento de Alberti no por previsible dada su avanzada edad ha provocado menos dolor y estupor. Fue una especie de funeral civil en el que se habló de la enorme tristeza que ha causado su desaparición pero en el que no se quiso insistir en la muerte. A Rafael no le gustaba hablar de ella. Hubo acuerdo general, asimismo, en que la eternidad para Alberti empezó hace ya tiempo. "Creíamos que iba a vivir hasta el año 2000 o hasta el 2015, pero no ha podido ser, aunque vivirá para siempre en la eternidad", dijo, emocionada, Aitana Alberti. "Creíamos en la eternidad de Alberti y la ha conseguido en el corazón de las nuevas generaciones", añadió el poeta Marcos Ana.Se pronunciaron repetidamente palabras clave, como que la obra del autor de La arboleda perdida pervivirá como mensaje de libertad en los nuevos y jóvenes lectores. Como ejemplo de ello, la asistencia al monasterio de la Victoria de colegios enteros acompañados por sus maestros. Incluso en la escultura de Alberti, frente al Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, había poemas redactados por estudiantes en memoria del poeta. Hubo muchísimas flores, coronas enviadas desde medio mundo: del instituto Cervantes, de la Sociedad General de Autores, de Ana Belén y de Víctor Manuel, de Carmen Balcells, agente literaria de Alberti, de instituciones políticas y culturales...Un hombre bueno y libreEra un hombre generoso, era bueno y libre, tenía una gran estatura moral, fueron diciendo los numerosos asistentes a lo largo del día, tanto en el cementerio de Chiclana, donde fue incinerado, como ante su casa, Ora Marítima, como en el salón de plenos del Ayuntamiento o en el monasterio de la Victoria.En las muchas intervenciones se habló de la vida y de la poesía de Rafael Alberti, de sus sueños, metáforas e ilusiones, de su amor por su Tacita de Plata, de su intensa relación con el mar, tan presente en su poesía, de su pintura, de su largo exilio de 38 años. "Se mojó y participó, y cuando regresó a España, en 1977, no lo hizo para descansar, sino para ayudar", manifestó Ignacio García Rodríguez, de IU.Al homenaje en el monasterio asistieron, además de Aitana, David y Marta, los hijos de María Asunción Mateo, la viuda del escritor.El alcalde de El Puerto de Santa María, Hernán Díaz Cortés, explicó que el Ayuntamiento organizó el homenaje que se inició ayer a las seis de la tarde interpretando el sentir general de la ciudad: "Queríamos que fuera una despedida cálida y emotiva y lo fue".


LOS ÁNGELES MUERTOS

Buscad, buscadlos:
en el insomnio de las cañerías olvidadas,
en los cauces interrumpidos por el silencio de las basuras.
No lejos de los charcos incapaces de guardar una nube,
unos ojos perdidos,
una sortija rota
o una estrella pisoteada.
Porque yo los he visto:
en esos escombros momentáneos que aparecen en las neblinas.
Porque yo los he tocado:
en el destierro de un ladrillo difunto,
venido a la nada desde una torre o un carro.
Nunca más allá de las chimeneas que se derrumban,
ni de esas hojas tenaces que se estampan en los zapatos.
En todo esto.
Más en esas astillas vagabundas que se consumen sin fuego,
en esas ausencias hundidas que sufren los muebles desvencijados,
no a mucha distancia de los nombres y signos que se enfrían en las paredes.
Buscad, buscadlos:
debajo de la gota de cera que sepulta la palabra de un libro
o la firma de uno de esos rincones de cartas
que trae rodando el polvo.
Cerca del casco perdido de una botella,
de una suela extraviada en la nieve,
de una navaja de afeitar abandonada al borde de un precipicio.

Rafael Alberti

"RECORDAR ES RESISTIR"


La Ley de Memoria Histórica reconoce la lucha de los maquis contra la dictadura, aunque éstos consideran que "llega tarde y es insuficiente".
JAVIER LAFUENTE/El País/Madrid/04/11/2007

Bajo una nueva apariencia de falso humanitarismo y fingida compasión, se desarrolla una nueva ofensiva de insidias y calumnias contra España, de la que es promotor y activo agente el comunismo internacional el cual, en efecto, trata de tergiversar los hechos glorificando como mártires de una ideología política a criminales vulgares y comunes".

Su obsesión es que no se menosprecie su gesta tratándoles de bandoleros

"Ningún Gobierno se ha acordado de nosotros", dice Remedios Montero.

Remedios Montero suspira mientras escucha cómo alertaba Franco a la opinión pública el 1 de marzo de 1942. Se lleva las manos a la cabeza cuando recuerda que durante muchos años ha sido tachada de criminal, bandolera o asesina. "Y yo, simplemente, era una persona que resistió al régimen: una guerrillera", dice orgullosa.

A sus 81 años, Reme esperaba que la Ley de Memoria Histórica -aprobada el miércoles en el Congreso- reconocería por fin a los combatientes antifranquistas. Para su disgusto, el recuerdo a los maquis no pasa del preámbulo. "Se ha perdido la oportunidad de dejar claro que no fuimos bandoleros; nunca ningún Gobierno se ha acordado de nosotros", dice resignada.

A Reme no le gusta malgastar el tiempo en lamentos. Prefiere rememorar su época de guerrillera. Primero apoyó al Maquis desde casa. Hasta que en 1949 decidió echarse al monte y pasó a ser Celia, una de las pocas mujeres de la Agrupación Guerrillera del Levante y Aragón (AGLA). La aventura duró tres años. Y recordarla, dice, es una forma de resistir. "Es lo único que podemos hacer hasta que muramos; la rabia por todo lo que nos hicieron no nos la puede quitar ninguna ley, con o sin reconocimiento".

Sentada en el salón de su humilde casa en Valencia, Reme sonríe cuando se le pregunta si se acuerda de la vida en el monte. "Eso jamás se olvida; fueron años muy duros, tenías que dormir en el suelo, vestida, porque en cualquier momento llegaban los nacionales y tenías que huir. Sólo te podías lavar en los ríos. Entonces creía imposible vivir en peores condiciones, pero el paso de los años "te hace darte de bruces con la realidad". Su marido, Florián García, Grande, también guerrillero, está a sus 90 años preso de una batalla "más dura que la guerra: la pérdida de la memoria". Ella está perdiendo vista, lo que le impide disfrutar de uno de sus mayores placeres: la lectura.

La Ley de Memoria reconoce "a quienes en distintos momentos lucharon por la defensa de los valores democráticos, como los integrantes del Cuerpo de Carabineros, los brigadistas, los combatientes guerrilleros...". Una mención que, según Reme, "llega tarde". Y se queda corta, porque en todo el texto no hay ni una sola referencia más a los guerrilleros. Sólo en el artículo 2 se puede leer: "Se declara el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualesquiera formas de violencia personal producidas por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil, así como las sufridas por las mismas causas durante la dictadura". Entre los benefactores se menciona a los "grupos de resistencia". "¿Qué grupos son esos? ¿En cuáles me incluyo yo?", se pregunta desde Borja (Zaragoza) José Manuel Montorio, de 86 años. Exiliado en Francia desde que acabó la Guerra Civil, volvió a España en 1945 y enseguida ingresó en la AGLA. Pasó siete años en el monte. Fue el encargado de evacuar hacia Francia, en 1952, a sus compañeros de agrupación. Su experiencia, afirma Montorio, le carga de razones "para exigir un reconocimiento mayor de la lucha contra la dictadura, que fue una causa justa".

La mayor obsesión de los guerrilleros es conseguir que no se menosprecie su lucha tratándoles de bandoleros. Esa palabra les suena a insulto. "Tampoco fuimos asesinos; claro que matamos gente, pero fue en defensa propia, no podíamos permitirnos el lujo de tener un delator".

En los montes españoles ya se escondían guerrilleros durante la Guerra Civil, e incluso antes, aunque no fue hasta apenas un año antes de concluir la II Guerra Mundial, en 1944, cuando se hizo más sólida. El Maquis se aferró a la esperanza de que, tras Hitler, Franco sería el siguiente en caer. Ese año, ex combatientes republicanos que se incorporaron a la resistencia francesa volvieron a España. Es el caso de Montorio, quien recuerda que por mucha organización que hubiese en el monte, la desigualdad con las tropas nacionales era abrumadora. "Yo me pasé siete años con unas 800 balas; en un combate de 10 minutos te arriesgabas a quedarte sin ninguna. Fue una lucha imposible".

Fue esa desigualdad la que obligó, en 1952, a poner final a la lucha. Derrotados, los maquis abandonaron la montaña, pero su corazón nunca se rindió.

En un despacho que CC OO de Barcelona ha cedido a los ex presos políticos, Lluís Martí Bielsa muestra con orgullo la Cruz de Sant Jordi que otorgó la Generalitat de Barcelona a la asociación. Es igual que la que le concedieron a él hace un año por su implicación contra el fascismo "desde los 14 años hasta la actualidad". La condecoración le llegó a los 85 años. "Que nadie se confunda. A mí me dan importancia ahora porque no quedan más; no he sido importante ni en la guerra ni con Franco, sólo cuando me he hecho viejo".

Martí Bielsa, con una verborrea desbordante, da quizás en el clavo de por qué no se ha dado un mayor reconocimiento a los maquis: "Al guerrillero no se le reconoce porque es una figura popular, que no está registrada como un ente en la sociedad, una figura que actúa en un momento concreto y que luego desaparece. Y que, no olvidemos, fue objeto de barbaridades, aunque estuvieran justificadas".

Ese olvido de las Administraciones es inversamente proporcional, dicen, al de la gente, que nunca ha olvidado su causa. A fin de cuentas, dice Montorio, siendo exiliado, "siempre pensaba aquello de 'volveré y seré millones': he vuelto y soy millones, las personas que nos apoyan".

La Memoria de los Maquis


Hoy quiero abrir un nuevo apartado en este Rincón, "La memoria de los Maquis", ya que uno de mis primeros mensajes en el mundo bloguero fue precisamente para dar mi apoyo a ellos; Los Olvidados Maquis que se mantuvieron firmes ante la barbarie, que les plantaron cara al franquismo y resistieron aun sabiendo que la guerra estaba perdida, ellos que siguieron luchando y defendiendo sus ideales, en contra del sufrimiento, la muerte y el hambre, ellos que lucharon por y para la libertad.
Por eso como el titulo de la primera entrada que os voy a dejar: “Recordar es Resistir” quiero dedicar este rincón a todos los que lucharon y murieron por defender la libertad y también a todos los que no murieron por la libertad, pero vivieron sin ella. Gracias, Gracias a todos ellos que lucharon para que hoy nosotros vivamos en libertad.

¡Salud, Memoria y Libertad!

A juicio por defender a Lorca


El poeta granadino Luis García Montero fue ayer a juicio por un artículo que escribió el 10 de octubre de 2006 en 'El País' contra el profesor de literatura de la Universidad de Granada (UGR) José Antonio Fortes, al que acusó de lanzar "disparates" en sus clases, como la explicación a sus alumnos de que Federico García Lorca "reproducía formas ideológicas fascistas como poeta y como director populista de La Barraca".

El demandante había afirmado, además, que "lo mataron por rojo y maricón"

El poeta y profesor García Montero, a juicio por defender a Lorca de sus acusaciones de "fascista"
ELPLURAL/ANDALUCÍA 22/10/2008

El Juzgado de lo Penal 5 de Granada ha juzgado hoy al poeta granadino y profesor de la Universidad de Granada, Luis García Montero, por un supuesto delito de injurias hacia José Antonio Fortes, también docente en el centro. Fortes ha denunciado al poeta por un artículo que García Montero publicó en El País criticando al otro profesor. Entre otras hipótesis, Fortes sostiene en sus clases que Lorca "reproducía formas ideológicas fascistas como poeta y como director populista de La Barraca".


El demandante ha llegado a pedir una indemnización de 60.000 euros por un supuesto delito de injurias hacia su persona. En el artículo de García Montero, titulado ‘Lorca era un fascista’, el poeta denuncia que Fortes, “durante años, en clase y por escrito, ha despreciado a mi padre, a mi mujer y a mis amigos”.

Humillación en clase
Algunos ex alumnos del demandante han confirmado que el profesor “humilla” a García Montero en las clases y que tiene una fijación obsesiva por el poeta. Los alumnos afirman que ha llegado a referirse a su esposa Almudena Grandes -ambos en la foto- como “la consorte del taxista”, refiriéndose a los versos de García Montero "Tú me llamas, amor, yo cojo un taxi". Fortes incluso ha llegado a culpar a García Montero del suicidio de Javier Egea, amigo del poeta.

Lorca fascista
Fortes ha declarado en sus clases que “a Lorca le pegaron un tiro por maricón”. En un artículo, incluso señaló que “la propia obra de García Lorca describirá el fracaso mismo de los discursos populistas” y que el poeta granadino exalta “la ideología de la violencia”. Para Fortes, Lorca “exalta” la ideología “de la madre, la ideología de la sangre, […], la ideología patriarcal autoritaria, […], la ideología de la violencia, la ideología de la fuerza, y cuantas demás estrategias e ideologías subsidiarios a cuya sombra y fantasmagoría se pudieran desarrollar”[…] “como por ejemplo a la sombra y fantasmagoría de la ideología de la Norma y el Estilo, de la ideología de la dialéctica de los puños y las pistolas, de la ideología de la Cruzada de Salvación, etc”.

Escándalo
El vicerrector de Extensión Universitaria de Granada, Miguel Gómez Oliver, señala que es una “barbaridad” que Fortes exponga esas teorías en clase. No obstante, Gómez Oliver señala que no hay quejas formales por parte de profesores o alumnos en el Rectorado. El vicerrector anima a los alumnos a “contestarle en clase” ya que la “libertad de cátedra no es sólo de tarima para abajo”.

Altura intelectual de García Montero
Los responsables del Festival Internacional de Poesía también se han manifestado sobre estas declaraciones y consideran que “no es compatible” la “tribuna” que tiene el profesor Fortes en la Universidad de Granada con la recuperación de la Memoria Histórica. Los acontecimientos han servido, según Fernando Valverde, uno de los directores del Festival, para demostrar “la altura personal e intelectual de Luis García Montero”. El granadino, señala Valverde, “ha denunciado una situación insostenible dentro de la UGR que daña la imagen de la institución y que genera dudas inadmisibles sobre uno de los símbolos de la barbarie de la Guerra Civil, el poeta Federico García Lorca”.

Juicio
García Montero ha explicado hoy en los Juzgados que sólo pretendía contestar a unas opiniones que provocaban "sectarismo y dogmatismo" en el alumnado. García Montero, que se ha sentado hoy en el banquillo de los acusados del Juzgado de Granada, ha negado que tuviera un "ánimo de ofensa personal" al profesor Fortes, y que únicamente quiso responder a unos planteamientos "muy desorientados e injustos".

Persecución
El escritor granadino se ha defendido alegando que Fortes, además de atacar a su familia y a su labor literaria, decía en sus clases que Lorca era un fascista o que Francisco Ayala fue un aliado del franquismo. "Creí que había que contestar esas opiniones porque afectaban al alumnado", y ha asegurado haber sufrido una "persecución" desde hace años

Fin de Semana: "POESÍA"


Hola a todos, hoy toca un poco de poesía y tengo el placer de traeros unos carteles magníficos para los próximos días empezando por la presentación de SATÉLITE DE INHÓSPITO PLANETA el libro de poemas del amigo Kebran, y que estará mañana en Madrid presentándolo, rodeado de grandes amigos y poetas, si tenéis la oportunidad de poder ir, no os lo perdáis.
Y otro magnifico cartel es el de POESÍA EN LOS BARES III: "ELLAS" que se celebrará en Illescas el Domingo día 26 de Octubre. El cual el incansable Kebran ha organizado y seguro que no os defrauda, ya que todos los que hasta ahora se han organizado han sido un exitazo. Espero que la próxima vez pueda asistir, que siempre me quedo con las ganas. Mucha suerte y animó, que disfrutéis de la poesía y de los amigos, seguro que lo pasáis genial.

¡Y VOSOTROS YA SABÉIS, NO OS LO PODÉIS PERDER!

El Sueño Incumplido de Isabel


En julio de 2002, a los 85 años de edad, gracias a su empeño y a la colaboración de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Isabel González junto con Asunción Álvarez, lograron que una excavadora removiera la tierra en Piedrafita de Babia.
Allí en el alto, según un pequeño mapa pintado a mano por Isabel y su amiga Asunción en base a testimonios recogidos durante 60 años, debería estar enterrado su hermano y su cuñado. La jueza de Villablino autorizó que se realizara las pruebas de ADN. Dio negativo. Ninguno de los huesos de siete cadáveres que se recuperaron correspondió a su hermano Eduardo González, ni a Francisco su cuñado, tampoco su amiga Asunción pudo recuperar a sus hermanos Porfirio y Joaquín.
«Mientras viva lo buscaré», aseguraba desde su casa de Palacios del Sil. «Es el encargo que dejo para mis hijos, para mis nietos y para mis biznietos. Que puedan reunir los restos de mi hermano con los de mi madre. Los cementerios son el único lugar donde no hay bandos», decía. Isabel supo que en Piedrafita estaba la tumba de su hermano en 1947 por su amiga Asunción. Ambas, durante años, rastrearon Laciana en busca de algún dato. En julio de 2006, Isabel murió sin ver su sueño cumplido.


Al indagar sobre el libro de "La Memoria de la Tierra" he conocido la historia de Isabel, nombre que además esta arraigado en mis raíces. En cuya foto, reflejan muchos sentimientos, uno de ellos de dolor, dolor que no pudieron aliviar al no encontrarse los restos de sus seres queridos y que por desgracia Isabel no pudo encontrar antes de morir, y cuyos sentimientos no se pueden borrar de nuestras memorias y olvidar el sufrimiento de esas tantas personas que como Isabel, como mi abuelo y tantos otros se han ido de este mundo sin poder cumplir ese sueño y cicatrizar esa herida que lleva sangrando más de 70 años, por lo que ya es hora de que se les de el recuerdo que merecen, que por fin se desentierre la Memoria y por el contrario se entierre el Olvido.
Por eso gracias a todos ellos, gracias por que hoy nosotros, la memoria de los nietos, bisnietos y las generaciones venideras les podemos recordar.

Por vosotros me quedo sin palabras, pero no sin voz.
Por vosotros mantengo viva la llama de la memoria.
Por vosotros no me permito el lujo de olvidar.
Sin duda una imagen vale más que mil palabras, y esta lo dice todo, ahora ponle tu el rostro, que seguro muchos te son conocidos o has visto alguno con esa espina clavada.
¡Salud, Memoria y Libertad!

«LA MEMORIA DE LA TIERRA»


MEMORIA HISTÓRICA Y DIGNIDAD
El fotógrafo asturiano Eloy Alonso presenta en Madrid una obra sobre las exhumaciones en las fosas comunes.
Lne.es/M.L.Serrano/16-10-2008

Eloy Alonso González (Avilés, 1963) sólo conoce a su abuelo a través de una huella dactilar, la que encontró hace tres años impregnada en uno de los 40.000 viejos y húmedos expedientes del Archivo Militar del Ferrol. Allí, durante la Guerra Civil, su abuelo, del que su memoria no recuerda ninguna fotografía, fue fusilado por el bando franquista y enterrado en una fosa común. A este fotoperiodista asturiano le aseguraron que el padre de su madre no era analfabeto, pero allí estaba su huella, habilitando su sentencia de muerte. Tenía 33 años.

Su historia fue el punto de partida para que Eloy se inmiscuyera en la causa de la recuperación de la memoria histórica. Y, tras años de investigación, su aportación fue presentada la tarde del pasado martes en Madrid. Se trata del libro «La memoria de la tierra», una obra cuya autoría comparte con el fotoperiodista navarro Clemente Bernard y que recoge la emoción y el trabajo de familiares, amigos y voluntarios en las exhumaciones de las fosas de los asesinados por el bando nacional.

Al acto, celebrado en el Círculo de Bellas Artes de la capital española ante más de un centenar de personas, acudieron, entre otros, la escritora Almudena Grandes y Carlos Agüero, coordinador de la editorial Tebar.

PARA VER VÍDEO CON ALGUNAS DE LAS FOTOGRAFÍAS:


La publicación consta de una serie de fotografías en los que se retrata el trabajo de exhumación de fosas y muestra el empeño de los afectados en identificar los esqueletos que se pueden percibir. Las fotografías están tomadas en zonas de Asturias, Navarra, Burgos, Málaga, León, Valladolid, Madrid y Galicia.

En la obra también colaboran el escritor Manuel Rivas, el cantante Pedro Guerra y el cofundador de la Asociación de Memoria Histórica, Emilio Silva. El trabajo es, para Alonso, «una manera de reparar la dignidad y el orgullo de todos esos olvidados». «Los familiares que viven con el dolor no tienen rencor, sólo quieren recuperar el amor de los suyos», añadió. Eloy Alonso concluyó afirmando que «es de recibo que el Estado, independientemente del Gobierno que esté, haga algo para dignificar a todos esos olvidados».
Si desea saber más datos sobre este libro, puede contactar en el teléfono de Editorial Tébar
91 550 02 60 o en promocion@editorialtebar.com

Entrevista por José Salguero Duarte


Quiero agradecer a Elena Lorente por enviarme esta entrevista, la cual Jose Salguero Duarte a hecho a Marcos Ana y la cual me ha gustado mucho y me ha descubierto nuevas cosas de Marcos que no conocia y otras que conocia con sus mismas palabras, las cuales me han traido esos bonitos recuerdos junto a mi querido y admirado Marcos, por lo que os recomiendo que no os la perdais y dar mis más sinceras felicitaciones a José Salguero por tan interesante entrevista.
¡Salud, Memoria y Libertad!

Marcos Ana
Poeta “Estuve 23 años en prisión y fui condenado a muerte 2 veces”
” Pedro Almodóvar llevara parte de mi vida al cine”

José Salguero Duarte (Sus galerías de pinturas http://salgueroduarte.artelista.com/)
EL FARO (GRUPO INFORMACIÓN)
Martes 14 octubre 2008
ALGECIRAS (ESPAÑA)


A las 10,15 horas del sábado 11 de octubre de 2008, llegué al Hotel Alborán de Algeciras, y cuando pregunté en recepción por Marcos, me escuchó al estar esperándome en un salón contiguo a la cafetería. Y tras saludarnos, subimos a la habitación 101 donde se alojó. Y en el saloncito recibidor estando los dos solos, entrevisté a la voz, a la luz, a libertad y a la humanidad… de este gran ejemplo y maestro universal. Al que nadie conoce por su nombre que es Fernando Macarro Castillo, y si por Marcos Ana, que se lo puso en honor a sus padres.

-¿Cómo ha pasado la noche?, porque el Campo de Gibraltar ha sufrido un temporal de agua y viento huracanado terrorífico las últimas 24 horas.
-Duermo mal porque voy de hotel en hotel, de cama en cama y me desquicia un poco pero estoy acostumbrado. Y bueno, estoy sobre todo contento de estar con vosotros y de haber pasado unas horas de charla. Siempre estoy agradecido a mi vida y a la vida de los demás.

-¿Cómo transcurren sus días?
-Ahora voy como un sonámbulo apresurado por el mundo y no tengo tiempo para detenerme. No puedo hacer cosas que me gustan como es ir al teatro o leer libros. Y no tengo tiempo ni de ponerme enfermo, afortunadamente.

-¿De dónde viene y dónde va después de Algeciras?
-El día 7 presenté mi libro en el Parlamento Europeo, donde estaba la gente más conocida de la política nacional y europea. El 9 en la Diputación de Cádiz. Ayer vine aquí y esta tarde lo presento en Sanlúcar de Barrameda. Se hará en el Palacio de la Duquesa de Medina Sidonia, porque la conocí e hice una gira con ella por Canadá. Y su viuda me ha invitado a que me aloje en el palacio. Después tengo que ir a Trebujena, a continuación al Puerto y el 16 en la Universidad de Granada daré una conferencia.

-Maestro, usted vino a Algeciras a presentar su libro y no a luchar contra los elementos
-Jajajaja. Es verdad jajajaja. Eso ha impedido que mucha gente asistiera, pero los que fuisteis capaces de vencer al viento, sobre todo vosotros, estoy muy contento de haberos conocido. Y como mi corazón es como una ciudad que va creciendo, ya os tengo que incorporar al censo.

-¿Es la primera vez que viene a Algeciras?
-Es la primera vez que vengo a Algeciras. Y ha sido debido a que los compañeros de la Unidad Cívica por la República me invitaron. Y como no había venido nunca y he recorrido Andalucía de arriba abajo, me parecía que era una obligación moral de estar con vosotros.

-Gran éxito ha alcanzado su libro a nivel nacional e internacional
-A mí lo que menos me preocupa es el aspecto crematístico del mismo. Lo que quiero es que este mensaje llegue a la mayoría de la gente. Es un libro que no lo he escrito pensando solamente en los compañeros que comparten mi ideología, sino para esa inmensa mayoría de gente que tiene de nosotros una idea prefabricada y a veces infame. He querido despertar a los indiferentes y a los que dormitan, para que comprendan lo que hemos hecho por este país.

-El título de su libro: Decidme cómo es un árbol ¿de dónde sacó el título?
-Es el primer verso de un poema que escribí cuando llevaba 22 años encarcelado, ya me costaba trabajo recordar las cosas más normales y elementales de la vida. Años antes a través del sueño yo salía en libertad, llegaba mi familia, vivía la vida pero luego te despertabas entre muros. Y me di cuenta que la cárcel se había impuesto como la única protagonista de mis días y de mis noches. Y ya soñaba con la cárcel también.
¡Quieres que te recite el poema!

-Adelante, por favor
-/Decidme como es un árbol./ Decidme el canto de un río cuando se cubre de pájaros./ Habladme del mar./ Habladme del olor ancho del campo/, de las estrellas, del aire./ Recitad un horizonte sin cerraduras y sin llaves,/ como la choza de un pobre./ Decidme como es el beso de una mujer./ Dadme el nombre del amor, no lo recuerdo./ Aún las noches se perfuman de enamorados con tiemblos,/ de pasión bajo la luna./ ¡O sólo queda esta fosa,/ la luz de una cerradura,/ y la canción de mis losas!/ 22 años. Ya olvido la dimensión de las cosas,/ su color, su aroma./ Escribo a tientas el mar, el campo./ Digo bosque y he perdido la geometría de un árbol./ Hablo por hablar de asuntos,/ que los años me borraron./ No puedo seguir,/ escucho los pasos del funcionario/.

-¡Qué bonito!-El poema iba a ser más largo. Y cuando a la mañana siguiente quise continuarlo, me di cuenta que tenía un fin natural en las circunstancias que yo lo había escrito y, en las circunstancias que yo vivía, siempre bajo la vigilancia de los guardianes.

-¿Cuándo comenzó a darse cuenta que estaba en esta vida?
-Nací en el año 1920 en Alconada (Salamanca) y tengo 88 años. Soy hijo de unos campesinos sin tierras muy pobres y analfabetos. Y he pasado toda la miseria y el hambre que puede pasar el hijo de una familia modesta como la mía. De pequeño era muy católico porque mis padres lo eran también, mis padres lo eran hasta tal extremo que cuando pasaban los dueños, no es que se quitasen la gorra, sino que hacían la señal de la cruz como si fuesen el mismo Dios.

-¿Estudió?
-Me crié en ese ambiente y en principio era católico e incluso estuve militando en una organización que se llamaba San Tarcisio, siendo el responsable de la misma donde estábamos los jóvenes. Después cuando fui un poco mayor tomé contacto con las ideas socialistas.

José Salguero Duarte, dona su obra ECLOSIÓN a Marcos Ana

-¿Quién se las inculcó?
-Íbamos a los mítines de izquierda a repartir nuestra revista católica que se llamaba Osana. Y una vez mientras esperábamos que terminara para repartirla a la salida, me quedé escuchando al orador que era Federico Melchor y me di cuenta que estaba hablando de mi familia y de mí. Y sin decirle nada a mis compañeros católicos, me ofrecí voluntario para ir a esos actos para repartir nuestra propaganda católica, para escuchar ese mensaje que cada vez ahondaba más en mi corazón, hasta que me di cuenta que había que luchar, debido a las necesidades nuestras.

-¿Cuándo ingresó en las juventudes socialistas?
-Ingresé en las Juventudes Socialistas el día de mi cumpleaños el 20 de enero de 1936 con 16 años. Luego fui secretario de las Juventudes Socialistas Unificadas. Después comunista. Pero siempre han influido determinados puntos los que han motivado mi decisión. Y a mí me ocurrió con Melchor lo mismo que cuando San Pablo se cayó del caballo. Luego conviví con Federico Melchor en Paris. Era un militante muy conocido, ya ha muerto.

-¿La guerra le sorprendió en Alcalá de Henares?
-Era donde vivía y allí me sorprendió la guerra. Y en la guerra con 16 años me alisté como mascota a un batallón que se llamaba Libertad . Nos fuimos a combatir a la sierra a una zona que se llamaba Peguerinos que es donde estaba el Frente.

-Su ingreso en el Partido Comunista, ¿qué lo motivo?
-La aviación alemana el 8 de enero de 1937 en un bombardeo mató a mi padre, yo fui el primero que me lo encontré, iba camino de la estación de Alcalá de Henares, pensando en mi hermano que había estado conmigo en el cine y se marchó, y me encontré a unos hombres con una linterna. Les quité la linterna y en un círculo reconocí las botas campesinas de mi padre que era por aquella época hortelano. Al alumbrar hacia arriba tenía la cabeza abierta y la única forma que tuve de reaccionar, era alistarme al Partido Comunista el día que mataron a mi padre.

-Era muy joven
-No me querían dar el ingreso porque era muy joven pero expliqué la motivación. Y quise firmar mi compromiso porque este era mi puesto y ahí se lucha. Al año siguiente cuando cumplí los 18 años ingresé en el ejército. Fui comisario político y subdirector del periódico de las juventudes. Y cuando terminó la guerra me condenaron a muerte por primera vez.

-¿Cómo ocurrió su detención?
-Me detuvieron en el 39, estábamos concentrados en el puerto de Alicante esperando barcos ingleses y franceses para escapar de España, pero llegaron barcos de Franco y la División Littorio y quedamos cercados. Nos llevaron al campo de concentración de Albateras, pero me escapé y me fui a esconder a Madrid a casa de una cuñada mía que no la conocían como que formara parte de mi familia. Iban de casa en casa buscándonos.

-¿Causas que motivaron lo detuvieran nuevamente?
-Fui tan impaciente y pensé en crear cualquier grupo de resistencia. Mandé a mi cuñada a que fuera a visitar a un amigo de toda confianza que había estado en la guerra conmigo y resultó que era confidente de la policía. Era en mayo de 1939 y ya no salí de prisión hasta finales del 1961. He estado 22 años y 9 meses seguidos en prisión, pero decimos siempre 23 años porque hay que añadir el tiempo que estuve en el campo de concentración de Albateras.

-¿En cuántas prisiones más estuvo?
-Cuando terminó la guerra eran tantos los detenidos que tuvieron que habilitar campos de fútbol, conventos, cuarteles. Y a mi me llevaron a un colegio de los Calasancio llamado Porlier, donde estuve hasta el año 44 cuando los Calasancios recobraron el local. Durante este tiempo estuve con muchos compañeros en colectividad.

-Pasó a Ocaña
-Me mandaron a Ocaña condenado a muerte, estando dos años. Pero ya estaba sólo en una celda muy reducida hasta el punto que tocaba las paredes con las manos poniendo los brazos en cruz, había un pequeño lavabo, un retrete en un rincón y el camastro de esparto en el suelo. Después estuve en Burgos hasta el 17 de noviembre de 1961, donde estaba la gente más rebelde y la policía la llamaban La Universidad de Burgos. Llevaba la biblioteca y al leer mucho me formé, soy un autodidacta. Empecé a escribir cientos de poemas que sacaba clandestinamente. Estábamos muy organizados y hasta formábamos a los compañeros que iban a salir de prisión. Creamos la revista Muro y la sacamos al exterior y la reproducían exactamente igual como la habíamos hechos.

-¡Es curioso!, a primeros de año publiqué un poemario al que titulé Muro, por esos muros que tanto daño le hicieron a usted y tantos otros
-Te voy a mandar un ejemplar porque te va a interesar mucho. A un amigo que tiene mucho poder económico le dejé una revista para que la leyera y ha hecho una edición.
(Enlace acceso poemario MURO de Jose Salguero Duarte)

-Escribo no sólo para EL FARO (GRUPO INFORMACIÓN), sino para un centenar de foros de Internet y voy a difundir esta entrevista por el mundo.
-Si, si, si. ¿No te queda pequeña Algeciras?, me preguntó. Respondiéndole: –No, porque tengo unas ventanas de libertad abiertas de par en par hacia el mundo que se llaman EL FARO e Internet--.

-¿Desarrolló algunos sentidos desconocidos en Ocaña?
-Llegabas a desarrollar facultades que no tenías y, distinguías los diferentes ruidos, entre ellos cuando venían a hacer un cacheo rutinario, o el de las pisadas duras de la muerte cuando venían a sacar a uno para fusilarlo.

-¿En alguna ocasión lo sacaron para fusilarlo?
-Una vez en Porlier me sacaron erróneamente para ser fusilado… Creo que los masones hicieron mucho por mí. La conmutación llegó el 6 de abril de 1944. Y fíjate que cosas tiene la vida, 20 años después exactamente el 6 de abril de 1964 nació mi hijo.

-¿Cuántas veces fue condenado a muerte?
-He sido condenado a muerte dos veces. La primera vez fue por mis actividades en la Guerra Civil y la segunda porque en el año 43 en la cárcel de Porlier, hicimos un periódico hecho primorosamente a mano titulado Juventud, para festejar el 1º de mayo del 43. Y un día sorprendieron a unos muchachos leyéndolo. Lo sacaron a la Dirección General de Seguridad y al pobre chico lo torturaron y cedió.

-¿Qué pasó después?
-En la cárcel yo era el responsable de la organización clandestina. Y sólo conocían al que daba las cosas y a quien se las tenía que entregar, era una cadena. Pero empezó a caer gente y hablé con los compañeros, para decirles que me hacía cargo del periódico. Era evidente que el periódico no lo había hecho yo sólo y para la policía fue por mi parte una provocación, porque había dibujos y distintos tipos de letras.

-¿Cuál fue su comportamiento ante la policía siendo torturado?
-Ante la policía cuando te estás siendo torturado te puedes comportar de tres maneras: 1º.- Con torpeza, sin querer decir nada, pero la policía te lo saca. 2ª.-Con debilidad, que no eres capaz de soportar la tortura y 3º.- El que cae en la traición. En la calle Almagro nº 13 había un centro de torturas, me machacaron, era espantoso.

-¿Qué recuerda?
-Una vez estaba tumbado y tenía a otro compañero a dos o tres metros, llegó la policía y lo llamaron pero como no respondía se pusieron a darle patadas diciéndole: --Venga, levántate cabrón--. ¡Cómo seguían pegándole!, otro detenido le contestó a la policía: “Por favor, no le golpeen más que se ha muerto”. Se había muerto de torturas, y se creían que se hacía el distraído para no levantarse. Te aplicaban muchos tipos de torturas. Con vergajos de esos de toros que era muy doloroso, hacían lo siguiente: te tumbaban en una mesa boca abajo y empezaban a golpearte sobre todo en las nalgas. Y te decían –no queremos saber nada de ti, calladito, calladito--. Y así un día tras otro golpeándote en la misma zona hasta que esa parte se quedaba amacerada con unas heridas espantosas, y entonces era cuando verdaderamente empezada el interrogatorio.

-¡Cuánta crueldad!
-Estaban las corrientes eléctricas. También te metían un embudo por la boca y te echaban agua hasta que te salía el agua por todos sitios. Otra de las torturas era que te ponían una máscara con los conductos de aireación cerrados y te ponían un papel cerca para que firmara lo que la policía te había puesto para que firmaras. Pero el truco de esta última estaba que no te moría de asfixia aunque te mareabas y perdías el conocimiento. Y como ellos no querían que te murieras en sus manos, después te metían en una bañera y te refrescaban. Estas torturas la pasábamos de uno a otros y en esta última nos decíamos –tú aguanta, no firmes y no te preocupes porque no te mueres--.

-¿Ha pasado por ese lugar después cuando salió en libertad?
-Claro, porque está en la Puerta de Sol, donde está ahora la Comunidad de Madrid. Y se ven las rejas de los calabozos. Ya uno se ha acostumbrado pero en los primeros tiempos ¡imagínate!, te producen escalofríos. También en la calle del Reloj que es un lugar anejo a la Puerta de Sol se torturaba de forma bárbara.

Después de tanto sufrimiento, ¿cómo es que transmite tanta humanidad?
-Después de sufrir tanta violencia y tanta humillación sería incapaz de humillar a nadie. Defenderé mis ideas frente a ideas diferentes y oscuras sin ofender a nadie. Lo más hermoso fue la solidaridad que había entre nosotros hacia los compañeros que estaban castigados. La fraternidad es lo que recuerdo más al ser una enseñanza. Me considero un hijo de la solidaridad y recorro el mundo dejando ese mensaje.

-Cuando se produjo su libertad vivía Franco
-Me excarcelaron por un decreto muy original que estaba hecho para mí. Decía que los que llevaran más de 20 años en prisión fueran puesto en libertad. Y el único que estaba en esas condiciones era yo. Fui el primer preso que apadrinó Amnistía Internacional y, también crearon una comisión pidiendo mi libertad entre ellos Neruda, Alberti Picasso…
-Defina a cada uno de esos monstruos de la cultura y las artes
-Picasso, irrepetible. Neruda, parecía distante pero lo defino por la ternura. Alberti era vitalidad. Fíjate como sería Alberti, porque cuando tenía 90 años muchas veces los médicos me llamaban porque estaba deprimido y, nada más verme cambiaba al recordar la flor de los recuerdos.

-Pedro Almodóvar llevará al cine su vida y obra
-Se ha firmado un contrato para que Almodóvar lleve parte de mi vida a la pantalla. Estoy tranquilo y veremos a ver lo que hace. Él me digo Marcos: “La única preocupación que tengo es que si voy a ser capaz de llevar a la pantalla lo que tú representas y lo que representan otros tanto como tú. Pero te prometo que voy a poner todo mi talento y toda mi pasión para conseguirlo”.

El soldado, el fotógrafo y la muerte


REPORTAJE: Un icono de la Guerra Civil
Unos contactos disipan dudas sobre la autenticidad de la célebre imagen de Capa
ANTONIO JIMÉNEZ BARCA - Madrid - 05/10/2008

El 5 de septiembre de 1936, un mes y medio después de que comenzara la Guerra Civil, un miliciano anarquista de 25 años, algo bravucón, murió en un cerrillo cordobés de un balazo disparado por un francotirador marroquí. A muy pocos metros, metido en una trinchera, un fotógrafo húngaro de 23 años que nació con un dedo meñique de más, simpático, mujeriego y valiente, disparaba su cámara en el mismo segundo, apuntando al mismo soldado. El miliciano, Federico Borrell, murió en el aire; el fotógrafo, Robert Capa, se escondió en la trinchera sin saber que acababa de hacer la foto más famosa de la Guerra Civil y se volvió a levantar poco después para, jugándose el pellejo, retratar a otro anarquista que también moriría en el mismo sitio un minuto después.

No se sabe dónde está enterrado el miliciano Federico Borrell
La fotografía de Borrell, conocida a partir de entonces como El soldado caído, estaba destinada a convertirse en un icono de la Guerra Civil y de cualquier guerra gracias a su incomparable potencia simbólica. También a arrastrar la duda de haber sido falseada, debido, entre otras cosas, a su extraña y visceral perfección, a su oportunidad inaudita al retratar el instante mismo de la muerte del soldado en un soleado páramo español.

Una exposición que será inaugurada el 17 de octubre en Londres bajo el título de Esto es la guerra, Robert Capa trabajando, aporta nuevas fotografías encaminadas a zanjar la cuestión. Una de ellas es reveladora: muestra el cadáver del segundo miliciano retratado por Capa, tendido en el cerro. El contacto fue encontrado hace un par de años por el biógrafo oficial de Robert Capa, Richard Whelan, junto con otras decenas de negativos perdidos hasta entonces pertenecientes a la desordenada herencia del fotógrafo. Gracias a estos contactos se sabe ahora mejor lo que ocurrió antes y después de la foto en aquel atardecer en Cerro Muriano.

Federico Borrell García, Taino, había nacido en Benilloba, un pueblo de la sierra alicantina. Fue el quinto de seis hermanos de una familia pobre. Su padre, Vicente Borrell, Batallón, labrador, murió cuando Federico contaba seis años. La madre, María García, La Taña, decidió emigrar a la cercana e industriosa Alcoy con toda la prole cuando consiguió un trabajo de criada. Federico aprendió a leer y a escribir y se hizo tejedor. Como otros muchos jóvenes de la zona, también era anarquista. Era presumido, echado para adelante, amigo de figurar. Tenía los pómulos muy marcados, un rasgo físico peculiar que compartía con su padre y su hermano. El concienzudo y tenaz historiador local Miguel Pascual ha reunido ésta y otras informaciones tras rastrear archivos de Alcoy y preguntar a los testigos o recordar lo que éstos dijeron en su época. "Mi abuelo le conoció", explica Pascual Mira, "y me contaba que Taino era algo alocado".

El 1 de septiembre, días después de asaltar el cuartel de Infantería de Alcoy y hacerse con armamento ligero, munición y correajes, una columna miliciana anarquista compuesta por unos 300 hombres parte hacia el frente andaluz, dispuestos a colaborar en el intento republicano de contener a las tropas del general Varela, acuartelado en Córdoba. Entre ellos figura Taino. La vida le va bien por entonces: está a punto de casarse con su novia Marina. Ha dejado guardado en Alcoy un traje recién comprado para la boda. En la columna va también su hermano Evaristo, cinco años menor, y un adolescente llamado Mario Brotons que con el tiempo jugará un importante papel en esta historia.

Taino y sus compañeros suben a Cerro Muriano, una aldea situada a pocos kilómetros de Córdoba al amanecer del día 5. Se despliegan por el terreno, ocupan las trincheras. No hay que pensar en un ejército organizado, bien armado y coordinado, sino más bien en un puñado de "civiles con escopetas", en expresión del historiador Francisco Moreno Gómez. Sus oponentes sí componen un ejército profesional con experiencia.

Ese día, el general Varela inicia una ofensiva por la sierra cordobesa. Los cañonazos que resuenan demasiado cerca aterrorizan a los habitantes de Cerro Muriano, que salen de sus casas y escapan a la carrera en busca de un lugar más seguro. A la hora de la siesta, cuando por el flanco izquierdo del frente avanza en silencio una columna nacional de marroquíes bajo el mando del coronel Sáenz de Buruaga, los milicianos de Alcoy reciben una visita inesperada. "Aquel día llegaron a Cerro Muriano al menos tres vehículos de periodistas", escribe Moreno Gómez en su libro 1936, el genocidio franquista en Córdoba (Crítica), que se publicará este mes. En uno de los coches viaja Robert Capa y su novia, la también fotógrafa de guerra Gerda Taro.

El frente está tranquilo a esa hora. Capa aprovecha para captar a un grupo de milicianos en una trinchera, con los fusiles en alto, saludando. El hombre de la camisa clara de la izquierda que sonríe mirando hacia un lado es Federico Borrell y morirá en un rato. El tercero por la izquierda, con bigote, también.

A partir de aquí las versiones no coinciden. El historiador Gómez Moreno, basándose en un detallado estudio de los movimientos de tropas, concluye que Taino y los suyos se vieron sorprendidos por el ataque de los regulares de Sáenz de Buruaga y que acudieron, corriendo ladera abajo, a taponar el flanco. "Todo un negro panorama que hace impensable que Robert Capa tuviera ni tiempo ni oportunidad para ensayar fotomontajes", afirma. En la batalla muere Borrell.

El biógrafo oficial del fotógrafo, Richard Welham, fallecido en 2007, en un artículo publicado tres años atrás en la revista Aperture, reconstruye esa tarde de una forma un poco diferente. Este estudioso coincide en situar la llegada de Capa y el resto de los corresponsales al inicio de la tarde. Como la zona estaba tranquila, Capa convence a los milicianos para que posen para él con sus armas. Éstos se prestan. Y desarrollan varias maniobras de avance en grupo, de salto de trincheras, de tiro.... Los 40 negativos expuestos ahora en la exposición de Londres así lo confirman. Cynthia Young, responsable de la exposición y que ha examinado cuidadosamente todas las fotografías añade: "Es evidente que mientras Capa y Taro hacen las fotografías no están en el corazón de ninguna batalla".

Pero estas maniobras aparentemente inofensivas atrajeron al enemigo. O, de creer al historiador Moreno Gómez, fue entonces cuando llegó la columna de Sáenz de Buruaga. El caso es que el ejercicio se volvió trágico. Welham lo ha reconstruido así: Capa se encontraba en una hondonada o una trinchera. Al pie de ella, estaba Federico Borrell. A unos metros a su derecha, el otro miliciano de bigote. Es en ese preciso momento cuando una bala impacta contra Taino. Capa se agacha en la trinchera. El miliciano de bigote, que jamás ha sido identificado, se pone de rodillas para ofrecer menos blanco, coge a Borrell por las axilas y, ayudado por sus compañeros, conduce a Federico a la trinchera. Después, cuando está recogiendo su fusil, es abatido a su vez, casi en el mismo sitio que Federico. Capa retrata también ese momento. Y asimismo, su cadáver, en una tercera foto que no se había visto hasta ahora.

Al día siguiente, el hermano pequeño, Evaristo Borrell, dejaba el frente y regresaba a Alcoy para informar a sus hermanas de que Federico había muerto. Su hija, Empar Borrell, la sobrina de Federico, recordaba el lunes pasado que su padre guardó para siempre una idea particular y penosa de ese día de guerra: "Ya no se volvió a presentar voluntario. Es más, siempre nos aconsejó que no nos presentáramos voluntarios para nada en la vida". Años después, Evaristo se casaría con el traje de boda que Federico había dejado sin estrenar. "Por entonces había muy poco dinero y no era cosa de desaprovecharlo", explica Empar con una sonrisa. El rastro de la novia de Federico se desvaneció para siempre: "De Marina no sabemos qué vida llevó o qué hizo: mi padre perdió el contacto para siempre".

También el rastro de la historia de Federico y de Evaristo y de la columna anarquista de Alcoy se fue perdiendo salvo para los familiares y los historiadores locales. Mientras tanto, la foto del miliciano se convertía en un icono planetario y se reproducía en todas las revistas y periódicos del mundo. También de Alcoy. Un día, Mario Brotons, aquel adolescente que con 14 años había luchado en Cerro Muriano, convertido ya en un hombre de 75 y tras escribir un libro en el que relataba su aventura en la columna anarquista, Retazos de una época de inquietudes, aseguraba que su paisano Taino era el miliciano derrumbado en la foto. La madre de Empar, la cuñada de Federico, que aún vivía entonces, lo confirmó. El biógrafo Welham lo dio por bueno.

Con todo, El soldado caído sigue concitando interpretaciones encontradas. Hay dos documentales que lo corroboran. Uno de ellos, Los héroes nunca mueren, estrenado en 2004 y dirigido por Jan Arnold, reconstruye los hechos acaecidos en Cerro Muriano y localiza el lugar exacto en el que Borrell caía abatido, denominado Cerro de la Coja. Arnold no cree que la foto de Capa sea un montaje: "Él estuvo en muchas guerras, muy cerca de la línea de fuego. Y jamás tuvo necesidad de falsear ninguna foto. No entiendo por qué lo tenía que hacer entonces".

El otro documental, La sombra del iceberg, dirigido por Hugo Doménech y Raúl M. Riebenbauer y premiado en 2007 en el Festival de la Ciudad de México, cuestiona tanto la veracidad de la foto como el hecho de que sea Taino el que aparece en la imagen. También el historiador Miguel Pascual, basándose en sus propias investigaciones, está convencido de que la foto es un montaje y de que Borrell murió en otro momento de la batalla.

Young, la organizadora de la exposición, cree que la polémica no acabará jamás. A pesar de la aparición de los nuevos negativos que se exhibirán a partir del día 17. A pesar de la foto del cadáver. "Que haya gente que desconfíe es inevitable. No se ha encontrado la secuencia entera de los negativos. Tal vez se perdió. Tal vez no aparezca nunca. O sí. Pero lo que hay de nuevo da información relevante, que corrobora lo que sostenía el biógrafo Whelan".

No se sabe dónde ni quién enterró a Federico Borrell. No hay ninguna inscripción en ningún registro. Lo más seguro es que su cuerpo, junto con el del segundo miliciano, estén en el cementerio de Villaharta, a pocos kilómetros de Cerro Muriano, donde acabaron muchos cadáveres de la batalla. De ser así, de ser todo cierto, ahí se encontrará también la bala que atravesó su corazón en el instante mismo en que Capa apretaba el obturador de su cámara Leica.


Para ver las Fotos LA SECUENCIA DE LA MUERTE.

Garzón se declara competente para investigar el genocidio del franquismo


Acabo de enterarme de esta gran noticia y al leer la entrada de el amigo Rafa de kabila me ha venido a la memoria la canción de Serrat "Hoy puede ser un gran día", plantéatelo así: aprovecharlo o que pase de largo depende en parte de tí" y por supuesto que yo no puedo pasar de largo y me consta que los amigos que visitaís este Rincón tampoco así que después de varias semanas de intensa actividad judicial en la que el Juez Garzón requirió documentos e informes oficiales sobre las desapariciones del franquismo, ha decidido finalmente aceptar la investigación y continuar con el procedimiento penal, una gran noticia para todos los que pensamos y creemos que no se puede enterrar la Memoria y que los que se mantuvieron frente a la barbarie merecen que les demos, un recuerdo honrado y una memoria digna.



joan manuel serrat...




Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso.

Poema de Antonio Machado

El Plural / Política 14-10-2008
Considera que son delitos permanentes, por lo que seguirá adelante con el caso

Garzón se declara competente para investigar las desapariciones del franquismo

El juez Baltasar Garzón se declarará hoy competente para investigar las desapariciones producidas durante la guerra civil y la dictadura, con lo que dará respuesta a la denuncia presentada por las asociaciones de memoria histórica en diciembre de 2006. Tras estudiar los nombres de desaparecidos que se le han hecho llegar desde que el pasado mes de agosto lo solicitara en una providencia a diferentes organizaciones e instituciones, el magistrado ha decidido que la Audiencia Nacional es competente para estudiar estos casos y seguirá adelante con la investigación.
Según informó la Cadena SER, el juez Baltasar Garzón notificará hoy un auto en el que se declara competente para investigar la denuncia que hace casi dos años, en diciembre de 2006, interpusieron las asociaciones de memoria histórica sobre los desaparecidos durante la guerra civil y la dictadura.

Delito permanente
Tras estudiar los más de 140.000 nombres que ha recibido desde el pasado mes de agosto de asociaciones, instituciones e incluso de la Iglesia católica, el magistrado ha llegado a la conclusión que las desapariciones son delitos de carácter permanente y que no han prescrito, como sostenía la Fiscalía del alto tribunal, dado que los afectados no han aparecido.

La Fiscalía pide el archivo
La Fiscalía se inclinaba por archivar el caso, argumentando que en último caso, quien debería estudiar las denuncias por desapariciones son los juzgados de cada localidad donde existan pruebas de estas prácticas.

Postura incoherente
Para las asociaciones, esta postura era incoherente, puesto que la Audiencia sí estudia denuncias contra delitos cometidos en dictaduras de latinoaméricas. Ahora Garzón les ha dado la razón, ya que al considerar que los delitos como permanentes, otorga las competencias para juzgarlo a la Audiencia.

Toru Arakawa, un ejemplo más de Bondad.


Hace unos días leí como Toru Arakawa, un japonés de 70 años que ha dedicado sus últimos veranos a ayudar a desenterrar una historia que nada tiene que ver con él, esperaba a la puerta de la Audiencia Nacional la entrega de los nombres de los 143.353 víctimas de los listados, porque por nada del mundo se habría perdido el gran momento de los hijos y nietos de la barbarie y con los cuales quería compartir ese momento tan emocionante. Por eso al leer este articulo en el País y ponerle rostro a este, mejor dicho a otro ejemplo de bondad entre los tantos voluntarios que quieren recuperar la Memoria y dignidad de los Olvidados, siento una gratitud enorme y me hace feliz comprobar que aun queda gente con un gran corazón y sentido de la Justicia, que sin tener nada que ver con esta historia, se compromete y comprende lo doloroso e importante que es rescatar la Memoria de nuestros desaparecidos por la barbarie franquista.
Os dejo un articulo de este comprometido amigo Japonés Toru Arakawa para que lo conozcáis un poco mejor, el cual a sus 70 años no le importó atravesar medio mundo para ayudar a recuperar nuestra Memoria... que puedo decir... ¡GRACIAS TORU ARAKAWA!



"EN JAPÓN ME PREGUNTAN POR QUÉ AÚN QUEDAN FOSAS"
Aún no conoce el castellano para explicar con precisión por qué hace tres años cruzó el mundo para ayudar a desenterrar los cuerpos de unas personas con las que nada tenía que ver. Pero cuando le preguntan qué sintió en la primera fosa de la Guerra Civil que vio, Toru Arakawa, japonés de 70 años, llora como un niño.
El País/NATALIA JUNQUERA 07/10/2008

Diez minutos antes, este hombre bajito y menudo explicaba entre carcajadas la disparatada historia de su primer viaje a España delante de un plato de jamón ibérico. (Es su favorito, ¡ni hablar de ir a un japonés!)

Arakawa se plantó un día en Ponferrada con un recorte de periódico y una fotografía de Santiago Macías, vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. No intentó llamarle desde Japón. Una vez en Ponferrada, se hizo con su teléfono. Llamó.

-¿Y qué le dijiste?
Arakawa ríe con ganas. "Intenté explicarle que había visto un reportaje y que quería ayudar. Santiago no entendía nada. Me preguntaba: '¿Pero por qué quiere un japonés ir a una exhumación? ¿Es una broma?".

Lo mismo pensó su mujer cuando le anunció que se iba a España a pasar el verano buscando desaparecidos. Pero Toru no bromeaba. Se había preparado a conciencia. "Me costó 10 años leer en español. Aprendí con unas cintas que me ponía todas las mañanas. Luego mi hijo me compró por Internet mi primer libro en castellano, Manolito Gafotas", explica saboreando un trozo de morcilla. "Me los he leído todos: Manolito on the road, Yo y el imbécil... son muy divertidos". De ahí saltó a una extensa biblioteca en castellano sobre la Guerra Civil. Cuando terminó de leer, quiso conocer a los supervivientes y ayudar a buscar muertos. Cogió aviones y autobuses agarrado a su recorte. Desde entonces, ha participado en 22 exhumaciones. Viene todos los años.

"En cuanto llego a casa, estoy pensando en regresar. Miro el cielo y pienso cuánto tardarán esas nubes en llegar a España". En su país, Arakawa organiza charlas en su hogar para explicar a sus amigos lo que ha estado haciendo. Les enseña fotos y responde a sus preguntas. Siempre son las mismas. "¿Por qué hay tantos? ¿Por qué tienes que ir tú a desenterrarlos? ¿Por qué siguen en fosas comunes tantos años después de la muerte de Franco?". Arakawa reconoce que aún no sabe qué responder a esa pregunta. "Yo tampoco lo entiendo", zanja muy serio.

Llega el cordero y recupera el buen humor. Adora la comida española. Los equipos que trabajan en las exhumaciones se enamoraron enseguida de este hombre excéntrico, como casi todo lo genial, y además de acogerle en sus casas, le han llevado de restaurantes: cordero en Segovia, pulpo a feira en Lugo.... "Siempre me llevo comida de aquí. A mi familia le encanta. Y discos de tunas. Allí no hay".

Retiran los platos y Toru pide disculpas por su inglés, que habla con mucha dificultad. Agacha la cabeza: "Perdona que haya llorado". Finalmente, explica: "La primera fue en As Pontes (Coruña). Me impresionó mucho la tristeza de las familias. He visto alianzas de boda entre los huesos... Entendí aquel dolor, todo lo que había leído". Toru vuelve a emocionarse.

-¿Y a qué te dedicabas antes?
-¡Era profesor de inglés!
Su silla tiembla por las carcajadas.

Alcázar de San Juan con la memoria histórica


EN RECUERDO A LOS MANCHEGOS REPRESALIADOS POR LA DICTADURA FRANQUISTA
Luchadores por la democracia

Alcázar de San Juan con la memoria histórica


La Agrupación Local del Partido Socialista (PSOE) y la Asamblea Local de Izquierda Unida (IU) han inaugurado el 14 de abril de 2007 el monumento con el que rinde homenaje a las personas que yacen bajo las dos fosas comunes que existen en el Cementerio de Alcázar de San Juan, así como a otros alcazareños represaliados.
En este lugar han instalado cinco placas que recogen los nombres de las más de 400 víctimas de la postguerra cuya procedencia es muy dispar, puesto que no sólo había ciudadanos, todos hombres, menos dos mujeres, de Alcázar de San Juan y pueblos de la comarca como Campo de Criptana, Herencia o Puerto Lápice; también hay otros de Madrid, Barcelona o Pamplona, entre otros puntos de la geografía española.
La idea de rendir este homenaje partió hace cuatro años de IU que se lo planteó al PSOE para hacerlo de forma conjunta, como uno de los apartados para la recuperación de la Memoria Histórica, en cuya labor está inmerso el Patronato Municipal de Cultura (PMC) con proyectos de investigación por parte de historiadores, entre otras actividades.

MarcosAna: Su paso por el Parlamento.



Os dejo noticias del paso de Marcos Ana por el Parlamento Europeo, del periódico la republica.es solo dejo varios párrafos, y os dejo con el relato de Willy Meller que lo vivió en primera persona.
¡Salud, Memoria y Libertad!


Agencias / laRepublica.es
00:01h. del Jueves, 9 de octubre.

El poeta comunista Marcos Ana aseguró que la Ley de la Memoria Histórica es un paso en la dirección adecuada, pero pidió la anulación jurídica de todos los juicios sumarísimos del franquismo. El poeta presentó en la sede del Parlamento Europeo (PE) en Bruselas su libro de memorias ’Decidme cómo es un árbol’, donde aseguró que el texto aprobado por las Cortes ’es positivo, pero se puede mejorar’.


El poeta subrayó ayer la importancia de dejar testimonio para las próximas generaciones de lo que ocurrió en España durante la Guerra Civil y la dictadura franquista y criticó el cierto olvido en el que durante años ha vivido la memoria histórica en el país.

El eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer destacó en su introducción del libro que la obra es una ’contribución para que no se pierda la memoria’ y ’para que la lucha antifascista se vuelva a ver en sus justos términos’.

Relato por Willy Meller.

Este martes 7 de Octubre, Marcos Ana ha presentado su libro de memorias,"Decidme cómo es un árbol", en un emotivo encuentro en el Parlamento Europeo, organizado por el Grupo Parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea.
El compañero Marcos Ana estuvo acompañado por Felipe Alcaraz, presidente del Partido Comunista de España, y los eurodiputados Pedro Guerreiro, del Partido Comunista Portugués y Antonio Masip del Grupo Socialista y Willy Meyer. La presentación fue seguida por un numeroso público, compañeros y amigos de Marcos Ana, llegados desde diversos puntos de España y Bélgica. Al acto también asistieron los eurodiputados socialistas Vicente Garcés y Enrique Barón, ex-presidente del Parlamento español.

La vida de Marcos Ana ha estado marcada por una pasión constante en defensa de los oprimidos y desheredados. Militante de la Juventud Socialista Unificada, se incorporó al Ejército Popular con apenas 17 años para luchar contra el golpe de Estado de 1936. Tras el triunfo fascista, cumplió una condena que se alargó hasta 23 años en las prisiones franquistas, donde comenzó a escribir los poemas que traspasaron las cárceles y llevaron su nombre a través del mundo. Marcos Ana nunca abandonó su compromiso con el Partido Comunista de España. Liberado en 1961, el aparato clandestino del PCE lo llevó a Francia. Desde París organizó y dirigió el Centro de Información y Solidaridad con España, presidido por Picasso. Ana recorrió, y aún hoy a sus 88 años recorre, Europa y gran parte de América, promoviendo y organizando la solidaridad con los presos políticos y sus familias, y manteniendo viva la memoria de quienes lucharon, y dieron su vida, por los ideales de la democracia, la igualdad y la solidaridad en España.

Willy Meyer afirmó que es un privilegio para el Parlamento Europeo contar con la presencia de Marcos Ana, en un momento en que una Europa olvidadiza, pretende hacernos creer que la II Guerra Mundial se ganó en Normandía y no en Stalingrado, y acallar el papel de la resistencia antifascista; y que la presentación de las memorias de Marcos Ana en la sede europea es un símbolo que debe contribuir al reconocimiento de esta resistencia en la construcción del proyecto europeo.

Marcos Ana aseguró que la Ley de la Memoria Histórica es un paso en la dirección adecuada, pero insuficiente. Ana pidió la anulación jurídica de todos los juicios sumarísimos del franquismo. La petición de Ana fue respaldada por Meyer y Felipe Alcaraz, quienes exigieron la anulación de los juicios franquistas como un 'gesto político necesario".

Felipe Alcaraz expuso ante el público que "no se puede hacer política desde la barrera, sino que para hacer política ante todo hay que ser gente y hacer política con la gente. Y Marcos Ana es ante todo gente" "El testimonio de Marcos Ana es un símbolo de esperanza, como recoge el poeta turco Nazim Hikmet:

"Has de saber morir por los hombres,y además por hombres que quizás nunca viste,y además sin que nadie te obligue a hacerlo,y además sabiendo que la cosa más real y bella es vivir."

El eurodiputado Pedro Guerreiro insistió en la necesidad de acabar con la ofensiva anticomunista, que se produce a nivel europeo, equiparando el nazismo al comunismo. Guerreiro puso como ejemplo, de dignidad y constancia en la lucha por los derechos humanos, la vida de Marcos Ana.

Por su parte, Antonio Masip realizó una emotiva intervención, donde desde el reconocimiento de los presos comunistas en España, hizo una semblanza de la ciudad de Oviedo. El ex-alcalde de Oviedo recordó emocionado, cómo hizo cambiar la placa que recogía los nombres de los "caídos por Dios y por España", por las cenizas del viejo "carballón" (roble), que da nombre a los ovetenses y su ciudad.

Para finalizar, Marcos Ana recordó las palabras de Saramago:

"Marcos Ana, al escribir sus memorias rechaza todas y cada una de las tentaciones de mirarse, complaciente, en el espejo, porque lo rompe para que, en sus múltiples fragmentos, se refleje el rostro de sus compañeros de infortunio".

Música de Candilejas.


No me estraña que esa música de acordeones y violines que de una orquesta lejana, había escuchado Marcos Ana en la cárcel de Burgos en la Navidad de 1960, de la cual no sabia el nombre, le obsesionará y le sobresaltará a su reencuentro con ella, pues es uno de los grandes temas de la historia del cine; la banda sonora de la película "Candilejas", compuesta por el propio Chaplin, y que ganó el Óscar en 1972 a la mejor musica original 20 años después del estreno de la película.

"Candilejas" de Charles Chaplin es un homenaje a una era pasada y una agridulce historia sobre un artista que pasa la antorcha a la siguiente generación. Chaplin interpreta a Calvero, un comediante de edad madura que salva del suicidio a una joven bailarina (Claire Bloom), a la que cuida y enseña todo lo que él sabe sobre el mundo del teatro, logrando que triunfe en su profesión. Un maravilloso clásico que es, además, un extraordinario musical a cargo de Chaplin, Raymond Rasch y Larry Russell.

¿Porque sera que parece que hablará de Marcos Ana? Él pasa la antorcha a las generaciones venideras y tiene tantas historias... .
Sin duda es una pelicula y con una música que estremece y que pone los sentidos a flor de piel, es una delicia escucharla y por eso como regalo a Marcos Ana y el reencuentro con la Memoria, quiero compartirla con todos. ¡Disfrutarla!.

¡Salud, Memoria y Libertad!

charlie chaplin - ...

También puedes escribirle a Don Ramón para que te lo envíe a otro país, seguro que te encanta su librito de Poemas, él te lo agradecerá. donramon@sinectis.com.ar

NIÑOS ROBADOS

El Rincón de las Miradas

Hola a todos, bienvenidos al Rincón de la Memoria, ¿el porque de ese nombre?, porque para mi es muy importante "No Olvidar", recordar mis raíces, los amigos, las risas, los sueños, las tristezas….recordar cada instante, y no olvidar nunca mis recuerdos.

Un blog de recuerdos de grandes personas e historias, que no deben borrarse de la historia, ni de nuestra Memoria. Un Sitio de encuentros, donde el Olvido y el silencio no tienen la puerta abierta.

Este Blog lo he creado pensando especialmente en dos grandes personas, las cuales admiro muchísimo, son mi buen Amigo Don Ramón de Almagro y Marcos Ana (al cual descubrí un poco más gracias a Don Ramón), Con todo mi cariño hacia ellos.

Y gracias a este Rincón tengo que añadir una extensa lista de amigos entrañables que nunca olvidaré...Andrés Iniesta, Germán, Eva, Carmina, Rafa, kebran y un largo ect.
¡GRACIAS A TODOS!


Datos Personales

Mi foto
No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (...).

"Canciones con Memoria"

Lo Último de...

D. Ramón y Marcos Ana

D. Ramón y Marcos Ana

La caza del monumento fascista.

Museo Virtual de la Memoria Repúblicana de Madrid Las víctimas de la Represión Franquista en Madrid