Amigos con Memoria...

    La vida es muy peligrosa. Por las personas que hacen el mal, y por las que se sientan a ver lo que pasa.
    Albert Einstein (versión SaiZa)

    Carpe Diem

    No os quedéis impasibles ante las injusticias y las mentiras. Si algo no os gusta, decidlo sin miedo. Por mucho que la gente corrupta de lo políticamente correcto parezca imponer un silencio, ¡no calléis! Pues es mucho lo que está en juego:
    ¡LA LIBERTAD!

    No te dejes vencer por el desaliento

    No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.No te dejes vencer por el desaliento.No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,que es casi un deber.No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión.La vida es desierto y oasis.Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa:Tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.No caigas en el peor de los errores: el silencio.La mayoría vive en un silencio espantoso.No te resignes. Huye."Emito mis alaridos por los techos de este mundo",dice el poeta.Valora la belleza de las cosas simples.Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.Eso transforma la vida en un infierno.Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.Vívela intensamente, sin mediocridad.Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.Aprende de quienes puedan enseñarte.Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la vida.La sociedad de hoy somos nosotros. Los "poetas vivos".No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas… Walt Whitman.Versión de: Leandro Wolfson

    El Rincón de la Memoria

TRADUCIR A...
EN LINEA El Rincón de la Memoria
VISITA Nº 888 casino bonus desde el 13-08-2008

Archivo

Premio blog de Oro

Premio blog de Oro
Gracias Carmina

Premio Dardo

Premio Dardo
"En la Entrega de Premios Dardo se reconoce los valores que cada blogger muestra cada día en su empeño por transmitir valores culturales, éticos, literarios y personales, que en suma, demuestra su creatividad a través de su pensamiento vivo que está y permanece, innato entre sus letras..."

Ranking Blogs Wikio

Wikio – Top Blogs

Me llamo Antonino Sanz Toscano


Quiero compartir con vosotros emotivo relato que he tardado mucho en recuperar, llega desde un blog cargado de Memoria y Emoción. Leerlo y comprobarlo vosotros mismos.

¡Salud, Memoria y Libertad!
Me llamo Antonino Sanz Toscano, soy maestro, casado y padre de dos hijos. Nací en Posadas (Córdoba). Hijo de una familia comerciante proveniente de Soria, tuve la posibilidad de estudiar magisterio.

Antes incluso de acabar la carrera en Sevilla, ya era maestro en prácticas en una escuela del barrio de Triana. Cuando culminé los estudios fui a trabajar a Carmona ya como maestro, hasta que el 29 de Febrero de 1936, fecha del nacimiento de mis mellizos, tomé posesión como maestro en una escuela pública Sevilla

Aunque nací en 1911, tengo 25 años. Es la edad en la que se paró mi vida. En realidad no se paró sola, la pararon.

En la madrugada del 29 al 30 de Agosto de 1936 fui asesinado. No tuve derecho a un juicio justo, ni siquiera a un simple juicio. Nadie que pudiera defenderme o refutar cualquier acusación. Antes, muchísimo antes, de ser separado de los míos ya estaba condenado a muerte. Y me mataron.

Pero primero me humillaron, me maltrataron y ultrajaron. Luego me pegaron tres tiros. Después, volvieron a ultrajar mi cadáver. Finalmente me metieron en un agujero con otros compañeros de destino y nos enterraron. Tenía una esposa, dos hijos y mi madre. La vida por delante y la pasión de enseñar.

Cinco años más tarde, en 1941 por necesidades del Ayuntamiento, se abrió la fosa común. Nuestros familiares pudieron sacarnos de allí. Buscar similitudes entre el recuerdo y una fría calavera no debe ser un plato de buen gusto.

A pesar del tiempo, todavía se podía encontrar un trozo de tela, un botón, un pañuelo, algo, un indicio que removiera la sangre de los tuyos y te ligara a tu pasado, sacándote de ese agujero. Algo que te dé un nombre y descanso. Algunos cuerpos, por miedo, no fueron recogidos, otros por desprecio y otros por imposibilidad para ser identificados.

Tuvimos suerte, reconocieron mis restos. Hoy estoy enterrado con dos más, como dice el acta de enterramiento. Uno es mi amigo el doctor Alfredo Herrera Siles, del que los suyos no hicieron cargo. De los restos del otro compañero que comparte nicho con nosotros no se pudo saber nada.

Sin embargo, lo peor estaba por venir. Durante 40 años se nos continuó humillando, a nosotros y a nuestro recuerdo. Deformando nuestra historia, nuestro pasado y el momento y objeto de nuestra muerte.

Lo más triste, además, es que la represión no acabó con nuestra muerte. Detrás de cada uno de nosotros estaba nuestra familia, nuestros seres queridos, que durante esos mismos 40 años, día tras día, padecieron el desprecio y la humillación. La muerte en vida.

Nos mataron e intentaron hacer desaparecer nuestro recuerdo. Cualquiera que hablara bien de nosotros o nos defendiera era elevado automáticamente a la categoría de sospechoso. Además de borrarnos físicamente, pretendieron eliminarnos emocionalmente. Lamentablemente, en algunos casos lo han conseguido.

Mirar a uno u otro lado, cerciorarse de que no hay ojos u oídos al acecho. Hablar poco y bajito. Sólo un escondido recuerdo, que desaparece con su dueño. El Olvido.

¿Señora, cómo enviudó?¿De qué murió tu padre?¿ese no era tu cuñado?¿tú estabas en su tertulia?¿erais amigos? Perseguir a los nuestros. Si cabe, humillarnos más al humillarles y humillarles, sin duda, al humillarnos. Alguno no pudo soportarlo y se distanció, llegando a renegar de nosotros. Otros callaron, pero no nos olvidaron.

Cuando llega la democracia a España se nos olvidó por segunda vez. Todos debían ceder en algo y entregaron nuestro recuerdo. Los verdugos se igualaron a las victimas, y para no ensalzar a unos nos dejaron a nosotros en el camino.

Aquellos a los que obligaron a callar, apenas hablaban. Contar todo por lo que habían pasado era todavía un trauma. Si se atrevían a recordarnos todavía lo hacían con prevención, mirando a uno u otro lado, cerciorándose de que no hay ojos u oídos al acecho. Bajito muy bajito.

Hoy en día pocos quedan que hayan tenido un conocimiento directo de nosotros y de los acontecimientos que vivimos. ¿cuántos de mis alumnos pueden estar con vida todavía?¿cuántos de mis verdugos?

Sin embargo, seguimos vivos, porque hay mucha gente que nos mantiene con vida. En su memoria, en los papeles, en la historia. Personas que nos rescatan y nos acercan a los nuestros, desvelando nuestro calvario y el de los nuestros.

Uno de ellos es mi hijo, que ha emprendido un largo viaje tras mi recuerdo. Buscando a su padre se ha encontrado consigo mismo. Su hijo, mi nieto, le acompaña en este camino. Buscándose a sí mismo se ha encontrado con su padre y su con abuelo. Con ellos, muchísimos más. Hoy sé que mi nombre no se perderá en la historia.

Me llamo Antonino Sanz Toscano, soy maestro, casado y con dos hijos, a pesar de haber nacido en 1911 todavía tengo 25 años. A pesar de que me mataron en 1936, todavía sigo vivo.

Significado de vender en el Subte por Don Ramón.



Estimados amigos

Para mi , vender en el subte es un regalo que me ha dado Dios, trabajo sólo dos horas y recibo muchas alegrías, hoy quiero contarles de la que recibí ayer, para mi maravillosa, una pasajera a primera vista una persona común, bueno un ser humano no puede ser algo común pues si nos detenemos unos segundos siempre hay en ellos algo importante o interesante, bueno esta señora mayor de unos 60 años ya pasados se mostró muy contenta de verme pues como saben por mi enfermedad y posterior operación y todo eso he estado casi dos años yendo muy salteado al subte,bueno ¿que me dijo de maravilloso esta mujer ? pues nada más y nada menos que me recitó unos de mis poemas de memoria, para un poeta menor como yo fue un sueño hecho realidad les cuento que no es uno de mis poemas preferidos, lo he publicado poco tiempo en mi cuadernito, por eso Uds quizá no lo conozcan y quiero compartir el poema y esta alegría con Uds., un abrazo de vuestro amigo que los aprecia mucho donramon


Cumple Años mi Amigo

Cumple años mi amigo
y hay una alegría,
un júbilo enorme
en el corazón
Y entonces el vino
de todos los días
se viste de fiesta
tiene otro sabor
Levanto la copa
pidiendo que siempre
sigamos amigos
lo mismo que hoy
Y que el entusiasmo
que hay hoy en tu vida
no te deje nunca
que siga con vos
Levanto la copa
y te digo gracias
¿Qué digo? ¡¡MIL GRACIAS
POR SER COMO SOS !!!
donramon

Mi recuerdo a Antonio Machado



Antonio Machado se murió de pena. Así lo suelen afirmar los biógrafos del poeta.
Y con esa pena que también se llevaría a su madre tres días después; ambos serian enterrados en el cementerio del pueblecito francés de Collioure, lejos de su tierra, en un doloroso exilio.
Y es por ello que hoy con ese recuerdo después de 70 años desde sus muertes quiero rendir mi pequeño homenaje con esta entrada, pues como en uno de sus poemas yo voy soñando el camino, camino de la memoria digna, camino al recuerdo honrado, camino a la libertad.
¡Salud, Memoria y Libertad!

A Machado, dolorido y solo
Estos días azules y este sol de la infancia.
(Último verso de Antonio Machado,
escrito poco antes de morir)


Poeta amable de cielos abiertos,
hombre bueno de alma sencilla,
navegante del mar de Castilla,
trovador de sus pueblos desiertos.
Sus caminos recién descubiertos
en tus rimas se hicieron semillas
y cantando por tierras y villas
verso a verso tornáronse ciertos.
Buscador de tesoros inciertos,
Don Quijote de causas perdidas,
amador de unas musas prohibidas,
soñador con los ojos despiertos.
Hondo hablaste de sus desaciertos
a las ásperas tierras queridas
y ellas sólo tallaron heridas,
golpe a golpe en tus desconciertos.
(De Guiomar y Leonor los afectos
en tropel atraviesan tu vida
y rebrotan antiguas heridas
piel y sangre quemando recuerdos.)
De equipajes ligeros cubiertos
días azules, infancias sencillas,
y desnudo, del mar las orillas,
envolvieron tus ojos ya yertos.


El Rincón de las Miradas


Por fin ha llegado el día de inaugurar un nuevo Blog "El Rincón de las Miradas" un rincón que he creado pensando en unas de mis aficiones, la fotografía, un lugar de encuentro con las emociones y los amigos, un sitio particular y personal donde estáis todos invitados a compartir vuestras fotografías, opiniones, consejos, miradas y sentimientos. Espero que sea de vuestro agrado y dejéis vuestra huella. Un beso y no quiero olvidarme de dar las gracias a Raúl por su ayuda. Gracias.


Una mujer que puede dar lecciones de dignidad


Una deuda con la historia y la vida
Andalucía distingue a una exiliada que cuidó a 300 mujeres y niños

M. J. LÓPEZ DÍAZ - Almería - 27/02/2007 /El País


María García Torrecillas (Albánchez, Almería, 1916) ha vuelto por tercera vez a España. Tras la Guerra Civil, tuvo que exiliarse en Francia, donde alimentó y cuidó a más de 300 mujeres y niños españoles, judíos y polacos en la Maternidad de Elne, una casa de acogida auspiciada por una asociación suiza de ayuda a los niños víctimas de la guerra española y para asistir a las mujeres refugiadas embarazadas. La Junta de Andalucía distingue mañana, día de la región, la vida de entrega de esta almeriense.

María se vio inmersa en el éxodo masivo de casi medio millón de personas tras la caída de Barcelona, a donde emigró junto con su hermana cuando tenía 20 años. Cruzó la frontera caminando hacia los campos de refugiados de las playas de Argelers, donde, a falta de otros medios, las mujeres eran transportadas a los establos situados cerca de la estación de Perpiñán, donde parían entre la paja. Cuando regresaban a los barracones, tapaban a sus hijos con la arena para que no muriesen de frío. "Allí todas las mujeres nos dábamos ánimos. Cuando veíamos alguna con tristeza decíamos: '¡No, por qué! Tenemos que volver a España y tenemos que seguir luchando. Aquí no cae nadie'. Cuando peor amanecía más ánimos nos dábamos", recuerda.

En 1940, junto a su compañero Teófilo Sáez, fue enviada a los barracones habilitados para matrimonios en el campo de Saint Cebriá de Rosselló. Pasó a la maternidad de Elne, en el sur de Francia, con siete meses de embarazo y 45 kilos de peso.

Las mujeres en su estado eran desplazadas a este albergue cuatro semanas antes del parto y volvían a los campos un mes después del parto. "Una de mis mayores angustias era que me devolvieran al campo una vez que diera a luz a mi hijo Felipe", afirma. Para evitarlo, María García se hizo imprescindible en la casa de acogida. "Me puse a trabajar con todo mi ser. Tuve la suerte de que me propusieran quedarme. Yo no sabía nada de enfermería, lo aprendí allí", relata.
La colaboración incondicional que María prestó en esta institución en las semanas anteriores y posteriores al parto, su disponibilidad y facilidad de aprendizaje facilitaron su permanencia en el centro.

Trabajó en la maternidad a la vez que recibía lecciones de enfermera puericultora, explica la historiadora y profesora de la Universidad de Almería Carmen González Canalejo. La profesora, del grupo de investigación Surclío de la UAL, quiso recuperar la figura de María como emblema del exilio y de la solidaridad internacional y es, en parte, responsable del homenaje que ahora se le brinda.

Andalucía se rinde a su humanidad como paradigma de las mujeres andaluzas en el exilio republicano con la Medalla de Oro, que le será impuesta mañana en Sevilla.

La Maternidad de Elne ofreció sus servicios entre 1939 y 1944, hasta que fue clausurada por los alemanes. María se vio obligada a exiliarse a México junto a su bebé de dos años y medio cuando las visitas de los nazis se hicieron cada vez más frecuentes. En México ha vivido la mayor parte de su vida, que ha querido relatar en la autobiografía Mi exilio, que ella misma ha editado y en la que narra las etapas que vivió en España, Francia y México. En su tercera visita a España, su pueblo natal, Albánchez, no ha querido estar al margen del homenaje a quien trabajó sin fatiga en la promoción de la vida y su Ayuntamiento la ha nombrado Hija Predilecta.

Las Rutas del Exilio


En el gélido febrero de 1939 miles de republicanos se lanzaron a los Pirineos con el objetivo de llegar a Francia huyendo de Franco Un museo recién inaugurado en La Jonquera (Girona) recoge por primera vez en crónicas de esta generación, que hablan de rutas tortuosas, sufrimiento y campos de concentración Y algunas, también de esperanza.
Marc Ripol ADN/28-02-2008

En el frío mes de febrero de 1939 los Pirineos fueron testigos de un terrible drama humano: después de tres años de Guerra Civil, casi medio millón de personas cruzaban esas montañas huyendo de las represalias de los vencedores. Fue el primer gran exilio político del siglo XX en todo el mundo. Nunca antes de la II Guerra Mundial hubo una oleada tan numerosa de refugiados.

Los exiliados se fueron con lo puesto y la mayoría llegaron a la frontera a pie; las pocas posesiones que acarreaban, un colchón o un recuerdo de familia, las dejaron por el camino cuando las fuerzas flaqueaban y ya no podían cargar con ellas. Pocas lágrimas cayeron en esos caminos; no había tiempo para llorar las penas. Los refugiados salían desesperados, azuzados por el miedo. Al llegar a Francia que creían el refugio, la tierra de las libertades, la salvación los gendarmes separaron a las mujeres y a los hombres, y los internaron en campos de concentración donde sufrieron condiciones inhumanas. Algunos, viendo el pésimo recibimiento, optaron por regresar aceptando el riesgo de acabar frente a un pelotón de fusilamiento, pero los demás poco podían imaginarse que tardarían 20, 30 o 40 años en volver a España. Otros nunca volvieron; pasado un tiempo regresar a tu patria es casi como sufrir un nuevo exilio.

Los supervivientes
En cualquier acontecimiento histórico llega un momento en el que desaparecen aquellos que lo vivieron. Faltan pocos años para que esto suceda con la Guerra Civil española. Aquellos que lo vivieron eran niños cuando sucedió y lo recuerdan con los ojos de los niños que eran entonces. Ahora son mujeres y hombres curtidos por una vida de privaciones, de luchas, de bombardeos de orfanatos, de muertes, de campos de concentración, de ideales perdidos, y todavía ahora, al hablar del momento del exilio, de esa etapa de sus vidas que sucedió hace 69 años, se emocionan al recordarlo. Personas que lo han vivido todo, que lo han superado todo, y que tienen que hacer una pausa cuando hablan de aquel frío mes de febrero de 1939.

La semana pasada abrió sus puertas el Museo Memorial del Exilio en la población gerundense de La Jonquera (Girona), un centro de investigación y divulgación sobre el exilio republicano y el fenómeno mundial del exilio.

El camino tortuoso que acabó en monumento
En La Vajol se encuentra el único monumento al exilio que existe en Francia: una escultura que representa a un hombre y una niña con una pierna amputada. Son Mariano Gracia y su hija Alicia. El hermano Amadeo cuenta hoy su historia a los 72 años. Su vida se trunca en noviembre de 1937 cuando las tropas franquistas bombardearon Monzón (Huesca). Su madre Pilar protege con su cuerpo a Amadeo y Alicia de tres y seis años. Los niños logran sobrevivir aunque ambos pierden una pierna pero la madre muere. El padre huye a Francia con los dos niños y tras un largo periplo llega a Prats de Molló una pequeña ciudad francesa en la que se apiñan decenas de miles de exiliados. En 2003 Amadeo visitó por fin el monumento.

Bartolí, de Francia a México con un cuaderno
Josep Bartolí es un joven bohemio que se gana la vida haciendo caricaturas y al empezar la guerra se alista a las fuerzas republicanas. En el camino del exilio se separa de su compañera que está embarazada pues él se queda en la población de Olot para cubrir la retirada. Tras pasar por varios campos de concentración en Francia logra llegar a México donde con el tiempo se convertirá en un famoso dibujante y publicará el libro Campos de concentración 1939/94.A pesar de buscarla durante años nunca logró encontrar a su compañera y nunca supo si su hijo llegó a nacer.

María fue una de las 600 madres de Elna
María García sufrió su primer exilio con 20 años cuando dejó su pueblo de Almería para buscar trabajo en Barcelona. Cuando la caída de Barcelona es inminente sabe que al haber colaborado con las instituciones republicanas ha llegado la hora de su segundo exilio. Cruza la frontera y es internada en el campo de Argelers donde no hay más que alambradas y arena y donde se percata de que está embarazada. Sabe que allí las posibilidades de supervivencia de su hijo son mínimas. Pero la suerte está de su lado: una joven extranjera consigue el permiso para llevarla a la Maternidad de Elna donde nace su hijo Felipe. Hoy ambos viven en México. En la Maternidad que creó Elisabeth Eidenbenz con los fondos de una asociación suiza dieron a luz casi 600 mujeres.

El poeta encontró la muerte en Collioure
Antonio Machado sale de Barcelona pocas horas antes de la entrada de las tropas franquistas acompañado de su madre y de su hermano José. Previamente ha tenido que huir también en el último momento de Madrid y de Valencia. Enfermo y agotado llega a Colliure a finales de enero de 1939 y se instala en el hotel Bougnol Quintana donde morirá al cabo de un mes. Tres días después morirá su madre. La noticia de la muerte del poeta corre entre los miles de refugiados que se hallan en Colliure. Milicianos que llegan al hotel cubren su cadáver con flores y con una bandera tricolor. Seis milicianos de la Segunda Brigada de Caballería Andalucía portan el féretro hasta la tumba ahora un lugar de peregrinación para españoles.

Manuel Azaña, la huida y el oro de la República
Los acontecimientos que se suceden a lo largo de la guerra obligan al Gobierno republicano a diversos cambios de ubicación: Madrid Valencia Barcelona Figueres y finalmente la pequeña población d'Agullana a pocos kilómetros de la frontera francesa.

Cerca se halla la mina Canta que fue convertida en un búnker para almacenar el oro de la República y obras de arte del Museo del Prado. Manuel Azaña, el primer ministro Juan Negrín, el president de la Generalitat Lluís Company y el lehendakari José Antonio Aguirre además de otros cargos del Gobierno republicano hacen noche en la masía Can Barris en el pueblo fronterizo de La Vajol antes de pasar a Francia.

Ante la propuesta al premio príncipe de Asturias a Marcos Ana


Hoy gracias a un comentario que me dejaba el amigo Navegante, leía la carta que la Federación Asturiana Memoria y República escribían a Marcos ante la propuesta al premio príncipe de Asturias y que desde que salio la noticia se han expresado muchas opiniones y criticas. Ya se que ayer decía que traería hoy las rutas del exilio, pero lo pondré el lunes, ya que no puedo dejar pasar este tema, ya que quiero dejar constancia de mi opinión y porque no también que vosotros dejéis la vuestra.
La Carta la podéis leer
aquí, yo solo reproduciré este párrafo.

Algunos estarían muy contentos en que algún rojo de pro, como tu, pudiera recibir dicho premio, para con ese caramelo envenenado seguir engañando a un pueblo que cada vez desconfía más de esta caterva de vasallos del Borbón

Bueno pues bien, no quería entrar a debatir este tema, ya que lo que me hubiera gustado realmente es que el propio Marcos hubiera tenido la elección de decidir, ya que en este momento es casi seguro que ya no le otorgen dicho premio.
Aunque eso no es lo importante, lo importante es lo que Marcos trasmite , su valentía, su generosidad, su sufrimiento, su lucha, su memoria, ect.

Y yo si estaría muy contenta con que le concedieran el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, pues si hay alguien que se lo merece ese es Fernando Macarro del Castillo, nuestro querido Marcos Ana, por que el es la persona que ha luchado por la concordia de todas las personas, dando igual de que partido, convicción o religión, porque su delito fue y es llenar de estrellas el corazón del hombre, y es el que ha conseguido trasmitir a pesar de su condena y sufrimiento, una misma bandera de amor a la vida y la libertad.
Y es el que mejor hubiera tenido la oportunidad para con ese caramelo que para mi es un antídoto, antídoto para llegar a los que no quieren escuchar, a los que piensan que han olvidado, y a los que aun después de 70 años tienen miedo, para honrar la memoria de sus compañeros, camaradas que se quedaron en el camino hacia la libertad, pues creo sinceramente que ellos que lucharon por la democracia, los que se mantuvieron frente a la barbarie merecen que les demos, un recuerdo honrado y una memoria digna.
Y si tengo que ser engañada por un premio que se seguirá dando a cualquier otra persona que seguramente se lo merezca, pero que no me aporte nada, pues prefiero ser engañada con el discurso de un hombre bueno y que realmente se merece ese premio y todos los que a titulo público o personal se le hagan, ya que yo también pago unos premios que no he elegido, pero que igualmente todos los años veo reflejados en televisión, prensa y radio.
Por una vez quiero ver representada la Memoria, la dignidad, la bondad y la verdad, con una persona que no renuncia a sus ideas por recibir un premio, sino que las expresa y lleva el testimonio de sus compañeros del Olvido.

¡Salud, Memoria y Libertad!



A veces creo que el mundo
tiene perdida el alma
¿no escucha este cuchillo
que indiferente mina nuestra espalda
y nos hunde su filo hasta la muerte?

No enterrarán tu nombre...
arderá en mi palabra
lo subiré a mis labios de la pena más viva,
escarbaré en el llanto
y hundido en sus raíces
te subirá en sus hombros,
mi voz al nuevo día.


Marcos Ana

En este mes de Febrero


Llevo un mes un poco movidito y no tengo tiempo para hacer todo lo que quisiera y contestar a vuestros comentarios como merecéis, así que os pido perdón, pero que sepáis que leo todos vuestros mensajes y visito vuestros blog aunque no siempre deje comentarios, siempre debido a las prisas, también quiero en breve estrenar el nuevo blog "El Rincón de las Miradas", pero como ya os he comentado ando liada y no me da tiempo hacer todo. Así que intentaré programar algunas entradas por si eso día no puedo ponerlas, mañana empezaré con las Rutas del Exilio y en los siguientes días iran apareciendo nuevas canciones y algunos de esos protagonistas como Antonio Machado que el día 22 de Febrero se cumplen 70 años de su muerte.

Pero hoy os quiero dejar una canción de Joaquín Sabina y esta dedicatoria a su amiga Almudena Grandes, la cual me emociono con su libro Corazón Helado y me cautivo en el Homenaje del año pasado en Madrid por su sencillez y cercanía.
Felicidades a Sabina que hoy cumple 60 años, gracias Almudena por calentarnos el corazón y gracias a esas generaciones que en 1968 seguían luchando por la libertad. Un beso.


Si la memoria histórica te raya la falla del dos mil, si la canalla empaña el mes de abril, si cada julio pierdes la batalla del grana y el añil, ni llores por Boabdil, ni tires la toalla. Si los aires difíciles te dejan mojado el canesú, si purgas los pecados de Lulú, si los castillos de cartón te alejan del coro de Moscú, liba en aquel vermú la miel de las abejas.

Si te urge repasar la geografía humana de Babel, si sigues en edad de serle infiel a las penas con pan de cada día, si ni Caín ni Abel, rebózate en la hiel cañí de los tranvías.

Si viajas por el viejo testamento de Miaja y de Negrín, si Alberti, Federico, Bergamín, si meas a los pies del monumento de Cela y de Celine, afina el cornetín del quinto regimiento.

Si estrenas fatiguitas en cadena de carne de cañón, si te irritan los solos de borbón, si vives enganchado a tu Malena, mellado bandoneón, hurga en el corazón helado de Almudena.




1968
Aquel año mayo duró doce meses
tú y yo acabábamos de nacer
y un señor muy serio moría del disgusto
en la primera página del ABC
los claveles mordían a los magistrados
París era un barrio con acordeón
Marx prohibió a sus hijos que llegaran tarde
a la dulce hoguera de la insurrección
la poesía salió a la calle
reconocimos nuestros rostros
supimos que todo es posible
en 1968.

Jean Paul Sartre y Dylan cantaban a dúo
jugaban al corro Lenin y Rimbaud
los relojes marcaban 40 de fiebre
se hablaba de sexo en la empresa Renault
dos y dos ya nunca más sumaron 4
sufrió mal de amores hasta Degault
en medio de Praga crecían amapolas
como un reto rojo al gris hormigón
la poesía salió a la calle
reconocimos nuestros rostros
supimos que todo es posible
en 1968.

Pero no pudimos reinventar la historia
mascaba la muerte chicle en el Vietnam
pisaban los tanques las flores de Praga
En México lindo tiraban a dar
mientras Che cavaba su tumba en Bolivia
cantaba Masiel en Eurovisión
y mi padre llegaba puntual al trabajo
con el cuello blanco y el traje marrón
si ahora encuentro aquel amigo
leo en el fondo de sus ojos
que ya se secaron las flores
de 1968.

Los cuadros hicieron huelga en los museos
París era rojo, San Francisco azul
un vagabundo fue elegido alcalde
y la Sorbona estaba en Catmandú
sobreviva imbécil! es el rock o la muerte
beba coca-cola, cante esta canción
que la primavera va a durar muy poco
que mañana es lunes y anoche llovió.
si ahora encuentro aquel amigo
leo en el fondo de sus ojos
que ya se secaron las flores
de 1968.

Memoria de un Miliciano


Juan Matías Marhuenda evoca a sus 88 años la crudeza de la Guerra Civil en el frente de Guadalajara, donde combatió con el batallón Alicante Rojo.
El País/ARTURO RUIZ - Dénia - 08/02/2009

"Recuerdo aquel pueblo en un valle de Guadalajara, Gajanejos. Los bombardeos acabaron con él, lo redujeron a escombros y sólo quedó la pared calcinada de una iglesia y el púlpito convertido en un amasijo de hierros". Juan Matías Marhuenda Contrí (Orba, 1920) hace una pausa para sorber su café con lentitud y después continúa arrancándole a su memoria de 88 años más imágenes: la de aquellos milicianos jóvenes abatidos por la metralla que jamás regresaron, la de los Junker alemanes que atronaban en el cielo, la de las estepas yermas de Teruel y Guadalajara abrasadas por el frío, la de los soldados de Franco oteando desde la trinchera al otro lado del valle, la del hambre. Marhuenda le pone imagen hasta al hambre: "Pasamos mucha. Y usted no sabe lo que es morirse de hambre. Nadie puede saberlo ahora".

Con poco más de 16 años, participó en la Guerra Civil enrolado en el batallón republicano Alicante Rojo, del que hoy es de los últimos supervivientes: "Estaba un sargento, Antonio, al que nosotros llamábamos el sargento Toni, que vivía en Ondara, pero hace dos años que no lo veo; debo preguntar por él". El nombre de ese batallón de las Juventudes Socialistas ha sido ahora rescatado del olvido tras la decisión del Ayuntamiento de Benissa de localizar y rescatar los restos de diez milicianos de esa población que perecieron en una batalla contra las tropas italianas a finales de 1936, precisamente en Gajanejos. Marhuenda estuvo a punto de compartir esa muerte, pero el destino se opuso: "Yo también fui al bar de Gata donde ellos esperaban para ir al frente, pero entonces llegó mi madre llorando en un taxi y aunque me escondí en la leñera, al final me volví con ella a casa".

Su padre había muerto en 1935. La familia tenía dificultades económicas. Marhuenda se quedó en su hogar de Orba unos meses, pero deseaba luchar y a principios de 1937 se enroló en el batallón Álvarez Vayo y partió al frente de Teruel, donde comprobó los estragos de la aviación alemana. Meses después, un decreto que instaba a los hijos de las viudas a dejar el frente le obligó a regresar a Orba, pero allí duró poco: cuando un vecino del batallón Alicante Rojo terminó su permiso, Marhuenda se fue con él en secreto. Así, en diciembre de 1937 llegó a Guadalajara.

Allí combatió en Gajanejos: "Pasaba de un bando a otro, la conquistaban los fascistas, luego nosotros, luego otra vez ellos...". Allí oyó la triste historia de los diez milicianos de Benissa abatidos un año antes, vio el lugar donde hoy aún están sepultados y escuchó la epopeya del undécimo miliciano, que logró salvarse después de que los italianos, que aplastaron su cabeza a pedradas, le dieran por muerto. "Hasta hace pocos años aún le veía por los pueblos", afirma.

En Guadalajara soportó el frío de las guardias nocturnas, se alborozó con la reconquista republicana de Teruel -"donde por las calles volaban los billetes que había dejado el ejército de Franco al retirarse"-, integró un grupo de minas que tenía como objeto volar tanques y acabó enfermo en un hospital donde le sorprendió el fin de la guerra. "Destruimos nuestros documentos políticos y aún salían cenizas por las ventanas cuando entraron los fascistas y los guardias civiles". Uno de estos últimos era un antiguo sargento republicano que "supo cambiarse a tiempo de bando".

Después, la prisión. Detenido en Orba, viajó de Dénia a Riba-roja en un tren de ganado "que apestaba a estiércol", marchó a pie de Llíria a Bétera bajo un calor terrible con los pies plagados de ampollas y acabó encarcelado en un antiguo sanatorio de Portaceli. "Nos esquilaron como ovejas y nos lo robaron todo". Un trato cruel: "Cuando desde casa nos mandaban paquetes de comida, los abrían delante de nosotros y luego los quemaban porque nos decían que allí no se pasaba hambre. Y apenas nos daban caldo con aceite de rancho, algún garbanzo y una hoja de remolacha, así que era terrible reconocer el olor de la sobrasada entre las cenizas".

Liberado por un jefe de la Falange de Orba, pagó caro su pasado miliciano: "Tres alcaldes nos obligaron a realizar trabajos forzados hasta acabar agotados". Durante las siguientes décadas, hizo de todo: fue hojalatero, abrió un taller de bicicletas y un bar. Hoy es un apasionado de los Volkswagen escarabajo (tiene 4 y participa en encuentros por toda España conduciendo él mismo durante kilómetros) y en el pueblo le quieren: "Los descendientes de aquellos que tanta manía me tenían por rojo me respetan". Por eso, Marhuenda transmite la vitalidad de quien ha sobrevivido a la crueldad de los hombres: "A mis 88 años, jamás pienso en la muerte. Pienso que voy a vivir siempre. Siempre
".

Desde Dentro


La amiga Eva escribía a nuestro querido Germán hace unos días con motivo del homenaje a los fusilados, y que están recopilando en un nuevo Blog Homenaje de las victimas por la represión franquista en Madrid, aunque para mi es como si fuera de toda España.

Pues bien Eva le dice a Germán, que están contestando a las cartas que nuestros abuelos, padres, tíos... nos enviaron desde las cárceles, las cuales llevan 70 años sin repuesta y ya es hora de contestar. Y le propone que él también lo haga y como era de esperar le responde con este "Desde dentro" como sólo podría hacerlo quién estuvo allí.


DESDE DENTRO
Queridas Madres, Esposas, Hermanas, Sobrinas, Hijas, NIETAS; (Ellas y Ellos), que estéis en la calle.
Me encomiendan que , en nombre de todos, os escriba. Estamos en Abril, no sé más.
No tengo más papel. Escribo con una Mina de lápiz. Anímicamente estamos Bien; Corporalmente MAL.
Cuando escribamos la tarjeta semanal, diremos que estamos bien, no es Verdad. Si no lo ponemos, no os la mandan. Cuando contestéis hacedlo corto o no nos la dan. Esta misiva es "Áerea", sin Censura. Va a Una pero es para TODAS.
Me traen, ¡Vuelvo!, a la Provisional, atravesando TRES o CUATROCIENTOS penados a Muerte o propensos a ello, (sin juzgar). Hacinados. Me llevan al Fondo. Cuatro Celdas individuales; Más no cabe. En la Galería nos visitan: Damas, Caballeros, Curas, Monjas, Uniformes Militares, Falangistas y toda la Estirpe. Nos Abofetean, Escupen, Dan Patadas, (estamos formados), Nos Injurian. A los más jóvenes nos llaman Hijos de Stalin y la Pasionaria. A TODOS nos Gritan: Hijos de Puta, Cabrones, Asesinos, etc. No sé que buscan, luego siempre sale alguno,-va a Diligencias-, De ellas vengo yo hecho polvo... La comida es Café-Agua, Guisantes-Agua y lentejas o patatas-Agua, (lo llaman Caldo), un Cucharón y un Chusco diario. En cuanto te descuidas patada o coscorrón con Sopapo...
¡Ah!, en el Púlpito también nos llaman Hijos de Puta, Asesinos, etc,.
Dijeron: "Si no tenéis la Sangre manchada de manos", (Sí, Así), No os fusilarán. FUSILAN TODOS LOS DÍAS INDISCRIMINADAMENTE.
Vienen a traer la Comida, a los otros tres; a mí pan y agua UNOS DÍAS.... Los Castigados no pueden escribir ni Comunicar.
He de terminar. Besos a todos. ¡No puedo continuar!. Salud.
Uno de los Vuestros
. Germán Alonso Pérez. 2009

Su abuelo fue un héroe y no lo sabían


UNA FAMILIA ORENSANA TARDÓ 63 AÑOS EN SABER QUE SU ABUELO FUE UN HÉROE
Se fue del pueblo como cordelero y murió fusilado como líder de la resistencia francesa
Nantes erige un monumento en memoria de Alfredo Gómez y de otros 36 ejecutados

Alfredo Gómez Ollero nació el 9 de septiembre de 1905 en el seno de una humilde familia campesina de Paderne de Allariz. Aprendió a leer con 20 años, se casó, tuvo dos hijas y el 16 de julio de 1936 trabajaba como cordelero -como hacía todos los veranos- con una cuadrilla de temporeros en Córdoba.

Desde ese momento -y hasta hace escasamente un año-, la idea que la familia ourensana tenía de su vida era la de un hombre que se vio atrapado por la Guerra Civil Española lejos de su casa, en la zona republicana, y que se exilió en Francia, desde donde de vez en cuando escribía alguna carta tranquilizando a su mujer, asegurándole que se acordaba de ella y de las niñas, pero sin demasiados detalles.


En 1951 otra carta explicaba ocho años de silencio. Era la anotación del Registro Civil de Nantes, confirmando la muerte de Alfredo Gómez Ollero el 13 de febrero de 1943. Sin más detalles.

Pero esa idea de «un hombre normal» que la familia tenía del abuelo, se ha hecho añicos en apenas diez meses. Todo comenzó con la visita de la Guardia Civil a Paderne para localizar a sus descendientes. Lo hicieron, pero los agentes poco pudieron aclarar sobre los motivos de la pesquisa. Únicamente explicaron que era un requerimiento que venía de Francia. Después llegó la carta de Le Colectif du Procés des 42 , una organización dedicada a la recuperación de la memoria histórica de los 37 ejecutados por los nazis en un proceso sumarísimo celebrado el 16 de septiembre de 1942 contra la resistencia francesa.

El colectivo los invitaba a asistir el 13 de febrero del 2006 al descubrimiento del monumento que se colocará en honor de los fusilados, entre ellos, Gómez Ollero.

Ahí comenzó el descubrimiento del otro abuelo. Del capitán del ejército republicano. De quien llegó a ser el máximo responsable de la resistencia a la invasión alemana en toda la zona inferior del Loira. Del activista comprometido que servía de enlace al Partido Comunista de España en el exilio. Del hombre juzgado por la Gestapo, encarcelado, torturado y fusilado a las 4 de la tarde del 13 de febrero de 1943, con las manos atadas a la espalda y desnudo sobre un suelo de grava.

La familia de Gómez Ollero dice estar contenta. No por haber descubierto un héroe, sino porque a partir de ahora ya tienen una tumba a la que llevar flores, aunque para su mujer, fallecida hace dos años, sea ya demasiado tarde.

Una nación agradecida

En septiembre del 2005, dos nietos de Alfredo viajaron para ver por primera vez la tumba de su abuelo en Nantes y también la placa en el lugar de ejecución en la que se recuerda a los 37 fusilados aquel día. Junto a Alfredo había otros cinco españoles. Uno de ellos, Benedicto Blanco, también era ourensano, pero no se ha podido localizar a la familia. Calculan que tenía sólo 18 años cuando comenzó la contienda y posiblemente no dejase descendencia. Todos los años los vecinos de Nantes rinden homenaje a estos ejecutados, a los que consideran héroes por haber dado su vida por la libertad de Francia.

«No nos lo podíamos creer, pensamos que era un error»
JOSÉ RAMÓN GUEDE, NIETO DEL HOMENAJEADO

El descubrimiento de la auténtica vida de Alfredo Gómez Ollero causó un gran impacto en todos sus descendientes. «No nos lo podíamos creer, pensamos que podía ser un error», afirma su nieto, José Ramón Guede, quien se pregunta «¿cómo podía ser posible que un hombre humilde, un trabajador del campo, hubiera llegado a destacar hasta ese punto y se hubiera comprometido tanto?». Guede añade que, después, el sentimiento de la familia fue de admiración y de pena por todo lo que su abuelo tuvo que pasar.


Gómez Ollero no tenía inquietudes políticas ni militaba en ningún partido, que sepan sus familiares. Éstos se muestran muy agradecidos al pueblo francés por haber mantenido su recuerdo, a las autoridades y en especial a todo el colectivo del Proceso de los 42 que nos han descubierto la historia.

También puedes escribirle a Don Ramón para que te lo envíe a otro país, seguro que te encanta su librito de Poemas, él te lo agradecerá. donramon@sinectis.com.ar

NIÑOS ROBADOS

El Rincón de las Miradas

Hola a todos, bienvenidos al Rincón de la Memoria, ¿el porque de ese nombre?, porque para mi es muy importante "No Olvidar", recordar mis raíces, los amigos, las risas, los sueños, las tristezas….recordar cada instante, y no olvidar nunca mis recuerdos.

Un blog de recuerdos de grandes personas e historias, que no deben borrarse de la historia, ni de nuestra Memoria. Un Sitio de encuentros, donde el Olvido y el silencio no tienen la puerta abierta.

Este Blog lo he creado pensando especialmente en dos grandes personas, las cuales admiro muchísimo, son mi buen Amigo Don Ramón de Almagro y Marcos Ana (al cual descubrí un poco más gracias a Don Ramón), Con todo mi cariño hacia ellos.

Y gracias a este Rincón tengo que añadir una extensa lista de amigos entrañables que nunca olvidaré...Andrés Iniesta, Germán, Eva, Carmina, Rafa, kebran y un largo ect.
¡GRACIAS A TODOS!


Datos Personales

Mi foto
No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (...).

"Canciones con Memoria"

Lo Último de...

D. Ramón y Marcos Ana

D. Ramón y Marcos Ana

La caza del monumento fascista.

Museo Virtual de la Memoria Repúblicana de Madrid Las víctimas de la Represión Franquista en Madrid