Amigos con Memoria...

    La vida es muy peligrosa. Por las personas que hacen el mal, y por las que se sientan a ver lo que pasa.
    Albert Einstein (versión SaiZa)

    Carpe Diem

    No os quedéis impasibles ante las injusticias y las mentiras. Si algo no os gusta, decidlo sin miedo. Por mucho que la gente corrupta de lo políticamente correcto parezca imponer un silencio, ¡no calléis! Pues es mucho lo que está en juego:
    ¡LA LIBERTAD!

    No te dejes vencer por el desaliento

    No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.No te dejes vencer por el desaliento.No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,que es casi un deber.No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión.La vida es desierto y oasis.Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa:Tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.No caigas en el peor de los errores: el silencio.La mayoría vive en un silencio espantoso.No te resignes. Huye."Emito mis alaridos por los techos de este mundo",dice el poeta.Valora la belleza de las cosas simples.Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.Eso transforma la vida en un infierno.Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.Vívela intensamente, sin mediocridad.Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.Aprende de quienes puedan enseñarte.Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la vida.La sociedad de hoy somos nosotros. Los "poetas vivos".No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas… Walt Whitman.Versión de: Leandro Wolfson

    El Rincón de la Memoria

TRADUCIR A...
EN LINEA El Rincón de la Memoria
VISITA Nº 888 casino bonus desde el 13-08-2008

Archivo

Premio blog de Oro

Premio blog de Oro
Gracias Carmina

Premio Dardo

Premio Dardo
"En la Entrega de Premios Dardo se reconoce los valores que cada blogger muestra cada día en su empeño por transmitir valores culturales, éticos, literarios y personales, que en suma, demuestra su creatividad a través de su pensamiento vivo que está y permanece, innato entre sus letras..."

Ranking Blogs Wikio

Wikio – Top Blogs

EL 80% DE LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO FUE PASEADA


Un estudio realizado en Galicia refleja que la mayoría de los 5.561 asesinados del 36 al 39 no fueron sometidos a juicio.
Público.es/HENRIQUE MARIÑO - MADRID - 30/07/2009

Sus cuerpos aparecieron tendidos en una cuneta, tras los muros de una cárcel, siempre agujereados por balas anónimas. Fueron víctimas de la represión franquista no oficial: los paseados. Ocho de cada 10 muertos en Galicia no fueron sometidos a proceso judicial alguno y, sesenta años después, los investigadores apuntan las causas de su fallecimiento: paseos, ejecuciones sin apertura de causa legal.

Sólo entre 1936 y 1939, se registraron en esta comunidad autónoma 4.447 muertes extrajudiciales, frente a las 1.087 penas de muerte ejecutadas en el mismo periodo. Es decir, un 81% de los 5.561 represaliados que perdieron la vida sufrieron el odio y la venganza. Son datos del proyecto interuniversitario As vítimas, os nomes, as voces e os lugares, patrocinado por la Xunta y desarrollado por la Universidad de Santiago en colaboración con las de A Coruña y Vigo.

Sus nombres pueden consultarse en Nomes e Voces, una web que permite la búsqueda de miles de víctimas, incluidas las que sobrevivieron pero dieron con sus huesos entre rejas. El perfil de los muertos responde a jóvenes de clases populares, que vivía en ciudades, asesinados en el primer año de la contienda y de sexo masculino. La memoria oral y los registros civiles y judiciales han permitido ahora sacar sus identidades a la luz.

OCHO DE CADA DIEZ VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO FUERON "PASEADAS"
Un estudio realizado en Galicia refleja que la mayoría de los 5.561 asesinados del 36 al 39 no fueron sometidos a juicio
Público.es/HENRIQUE MARIÑO - Madrid - 29/07/2009

Ocho de cada diez víctimas de la represión franquista en Galicia fueron paseadas. Sólo entre 1936 y 1939, se registraron 4.447 muertes extrajudiciales, frente a las 1.087 penas de muerte ejecutadas.

Son datos del proyecto interuniversitario As vítimas, os nomes, as voces e os lugares (patrocinado por la Xunta y realizado por la Universidad de Santiago de Compostela en colaboración con las de A Coruña y Vigo), que ha contabilizado 5.561 personas represaliadas que terminaron perdiendo la vida en la comunidad autónoma gallega.

Sus nombres y apellidos pueden ser consultados en Nomes e Voces, una web que permite la búsqueda de miles de represaliados. De los que resultaron muertos, un 81% no fueron sometidos a proceso judicial alguno. Se entiende, pues, que las causas de su fallecimiento fueron los "paseos, ejecuciones sin apertura de causa, muertes en tiroteos y en prisión".

El 99,2% de los condenados a muerte fueron hombres, una cifra que baja hasta el 97,3% en el caso de las muertes extrajudiciales. En este sentido, la represión bajo cuerda se cobró más víctimas entre las mujeres que la oficial.

El perfil de los fallecidos, según se desprende del informe (pdf) dirigido por el investigador de la Universidad de Santiago de Compostela Lourenzo Fernández Prieto, podría ser el siguiente: joven, de clase obrera y popular, residente en A Coruña, Ferrol y Vigo, asesinado en el primer año de la contienda y de sexo masculino.

Los datos de las víctimas están, según los autores del estudio, "criticados, cruzados entre diferentes fuentes y sometidos a una contrastación que no siempre es sencilla". Para la elaboración del informe y la base de datos, se consultaron 2.608 expedientes de procesos judiciales, registros civiles de 310 ayuntamientos y 52 trabajos de varios autores. También se realizaron 403 entrevistas y, más adelante, accederán a 68 archivos parroquiales.

Las familias de las víctimas pueden buscar a los suyos aquí. Además del nombre, figura su origen, fecha de nacimiento, profesión, gremio o sindicato al que estaba afiliado, proceso al que fue sometido, así como el día y lugar de su muerte.

Mi Recuerdo a los Poetas


Con esta canción quiero rendir un homenaje a todos los Poetas; en especial a todos esos poetas que las dictaduras nos arrebataron, a los poetas que murieron con un sueño de libertad y a los que aun hoy siguen luchando por ese sueño de libertad.
Mi memoria con ellos, para que nunca más acribillen sus sueños, su poesía y su voz.
¡Salud, Memoria y Libertad!





Aguaviva
Poetas Andaluces

¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre
Pero, ¿dónde los hombres?
Con ojos de hombre miran
Pero, ¿dónde los hombres?
Con pecho de hombre sienten
Pero, ¿dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan parece que están solos
Miran, y cuando miran parece que están solos
Sienten, y cuando sienten parece que están solos

¿Qué cantan los poetas, poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas, poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas, poetas andaluces de ahora?

Y cuando cantan, parece que están solos
Y cuando miran , parece que están solos
Y cuando sienten, parece que están solos (BIS)

Pero, ¿dónde los hombres?

¿Es que ya Andalucía se ha quedado sin nadie?
¿Es que acaso en los montes andaluces no hay nadie?
¿Que en los campos y mares andaluces no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta,
Quien mire al corazón sin muros del poeta?
Tantas cosas han muerto, que no hay más que el poeta

Cantad alto, oireis que oyen otros oidos
Mirad alto, vereis que miran otros ojos
Latid alto, sabreis que palpita otra sangre


No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo encerrado
Su canto asciende a más profundo,
Cuando abierto en el aire ya es de todos los hombres

Y ya su canto es de todos los hombres
Y ya su canto es de todos los hombres
Y ya su canto es de todos los hombres
Y ya su canto es de todos los hombres (BIS)

Tiempo de Memoria


El pasado fin de semana he escuchado en la radio una entrevista a Carlos Fonseca sobre su última novela -“Tiempo de memoria”- en la que desarrolla una ficción histórica basada en un hecho real. Se trata de la conspiración urdida por un joven cabo del ejército que pretendió atentar contra Franco en los inicios de la sublevación militar, pero que no pudo llevarla a efecto porque fue delatado, encarcelado y, al poco tiempo, fusilado.
elplural.com/Gerardo Rivas/21-07-2009

Durante la entrevista entró en antena una descendiente del intrépido cabo que agradeció al escritor su novela, por lo que ésta ha supuesto de reivindicación del nombre de su familiar y de compensación gratificante por los largos años en los que toda su descendencia fue estigmatizada por la sociedad durante la dictadura franquista.

Este joven que pretendió cambiar el rumbo de la historia y que sólo consiguió modificar drástica y definitivamente el de su propia existencia, se llamaba José Rico. Exactamente igual que uno de mis abuelos; el que fue fusilado en Paracuellos unos pocos meses antes que él. Dos víctimas de una misma confrontación cainita pero que tuvieron, y aún tienen, reconocimientos radicalmente distintos en función de su pertenencia a una u otra de las facciones enfrentadas.

El 9 de septiembre del año pasado, en plena discusión sobre la estricta aplicación de la Ley de la Memoria Histórica, que algunos consideraban, y siguen estimando, de forma negativa porque dicen que reabren viejas heridas ya cicatrizadas, escribí un artículo en este mismo periódico titulado “La herida abierta”. La sobrevenida coincidencia, para mí, del nombre del cabo fusilado con el de mi abuelo y el deseo de que siga permanentemente viva la memoria de aquellos que continúan, después de siete décadas, siendo tan cruelmente recordados por una parte de las Instituciones y de la sociedad, me ha impulsado a reproducir un extracto de aquel artículo:

“A pesar de los años transcurridos tengo una herida abierta en mis entrañas que sigue manando deseos de justicia. Algunos dicen que hay que mirar al futuro y no reabrir las heridas del pasado, pero es que la mía nunca se ha cerrado.

Mi abuelo materno, que se llamaba José Rico, fue asesinado recién iniciada la guerra civil en Paracuellos del Jarama. No obstante, al término de la contienda tuvo todo el reconocimiento del nuevo orden impuesto por las fuerzas sublevadas y a mi abuela le fue concedida, incluso, una administración de loterías en su condición de ‘viuda de guerra’.

Durante mi niñez establecí una relación de profunda animadversión con un chico de mi edad. Su abuelo también había sido víctima del último enfrentamiento entre españoles. Pero con una sustancial diferencia: su abuelo había pertenecido al otro bando y no había sido asesinado, como el mío, sino ajusticiado por traidor a la patria en cumplimiento de una sentencia dictada por un tribunal sumarísimo. Cuando le veía el odio se adueñaba de mi voluntad y mi comportamiento hacia él era todo lo cruel de lo que es capaz una mente infantil que carece de los amortiguadores de la conducta que aparecen con la edad.

No me acuerdo del nombre de mi pequeño enemigo y no he sabido nada de su vida desde que salí del pueblo, al que sólo he vuelto de forma esporádica, pero la deuda que tengo contraída con él por el odio sin sentido que le profesé sólo se saldará con el reconocimiento que se les debe a todos aquellos que durante tantos años sufrieron el desprecio de la sociedad porque ellos, o sus familiares, habían sido leales a una digna causa y la defendieron aún a costa, en ocasiones, de sus propias vidas. Las heridas no se reabren cuando éstas no han sido debidamente cerradas.”

¿Por qué durante más de tres décadas, después de la restauración de la democracia, se ha negado al cabo José Rico, el reconocimiento que sí tuvo mi abuelo? La deuda contraída con aquellos “José Rico” que fueron víctimas “vergonzantes” durante el anterior régimen criminal, se ha ido transmitiendo de generación en generación y sigue tan viva como lo estaba al día siguiente de la muerte del dictador. Una deuda no saldada que se encuentra oculta bajo la tierra en las cunetas o grabada con dolor heredado en el corazón de sus descendientes.

Nunca será tarde para ser el momento del merecido resarcimiento, nunca será tarde para ser tiempo de memoria.

Gerardo Rivas Rico es Licenciado en Ciencias Económicas

LA HERIDA ABIERTA
A pesar de los años transcurridos tengo una herida abierta en mis entrañas que sigue manando deseos de justicia. Algunos dicen que hay que mirar al futuro y no reabrir las heridas del pasado, pero es que la mía nunca se ha cerrado.
elplural.com/Gerardo Rivas/09-09-2008

Mi abuelo materno, que se llamaba José Rico Martí, fue asesinado recién iniciada la guerra civil en Paracuellos del Jarama. Era empresario y dirigía un negocio familiar heredado de su padre Vicente que aún hoy en día perdura. Uno de los trabajadores de esta pequeña empresa con deseos de venganza por rencillas anteriores, encontró el escenario ideal para que fuese señalado, juzgado y ejecutado sin que mediaran fuerzas del orden, juicio o sentencia condenatoria.

Al término de la contienda tuvo todo el reconocimiento del nuevo orden impuesto por las fuerzas sublevadas e, incluso, a mi abuela le fue concedida una administración de loterías en su condición de “viuda de guerra”.

Ni que decir tiene que durante mi niñez, allá por la década de los cincuenta, fui educado en el rechazo total hacia todo aquello que sonara a comunismo, socialismo o república. Franco era el gran salvador de un país que estuvo a punto de caer en las manos demoníacas de las fuerzas del mal y la Iglesia Católica era su máximo valedor.

En este sistema de valores, creencias y sentimientos en el que fui educado no tuvo nada de extraordinario la relación que establecí con un chico de mi edad que militaba en la pandilla del barrio que rivalizaba con la mía en protagonizar las fechorías propias de la edad. Su abuelo, como el mío, también había sido víctima del enfrentamiento cainita entre españoles. Pero con sustanciales diferencias: su abuelo había pertenecido al otro bando, su muerte tuvo lugar en los primeros años de la posguerra y, por último, según era público y notorio, no había sido asesinado sino ajusticiado por traidor a la patria en cumplimiento de una sentencia dictada por un tribunal sumarísimo.

Cuando le veía el odio se adueñaba de mi voluntad y mi comportamiento hacia él era todo lo cruel de lo que es capaz una mente infantil que carece de los amortiguadores de la conducta que aparecen con la edad. Pareciera como si el asesino de mi abuelo se hubiera reencarnado en su persona. Este sentimiento duró desde que tuve uso de razón hasta que empecé a tener conocimiento de lo que realmente había pasado y seguía pasando en aquella oscura España de los años sesenta. En aquel tiempo me enteré de que el abuelo de aquel chico había sido ajusticiado por la fidelidad a sus ideas y por su valentía en defenderlas. Pero ya era demasiado tarde y la herida que me provocó la mala conciencia por mi actitud ha perdurado hasta hoy en día.

No me acuerdo del nombre de mi pequeño enemigo y no he sabido nada de su vida desde que salí del pueblo para iniciar mis estudios universitarios, pero la deuda que tengo contraída con él por el odio sin sentido que le profesé sólo se saldará con el reconocimiento que se les debe a todos aquellos que durante tantos años sufrieron el desprecio de la sociedad porque ellos, o sus familiares, habían sido leales a una digna causa y la defendieron a costa de sus propias vidas. Las heridas no se reabren cuando éstas no han sido debidamente cerradas.

Gerardo Rivas Rico es licenciado en Ciencias Económicas

YA NO TENEMOS LAS MANOS ATADAS


Les ataron las manos porque no pudieron atarles las ideas. Les ataron las manos porque no pudieron acribillar sus sueños de construir una sociedad con justicia. A sus familiares les ataron la vida con la soga del miedo y así les hicieron esconder lo que habían visto, en el rincón más oscuro de su memoria. Pero esa cuerda ya no está, tampoco ese miedo y la memoria resistió esperando un momento para señalar el camino de la justicia. Tenemos el deber de seguir buscando el reconocimiento que merecen los hombres y las mujeres que construyeron y defendieron nuestra primera democracia.

FotografÍa de la fosa de Milagros (Burgos) de Cristina García Alía
Gracias a la ARMH

Carta a Marcos Ana


No os podéis hacer una idea de las muchas emociones que vivo y comparto con otros compañeros gracias a tan bellos sentimientos compartidos por Marcos Ana y otros amigos como Don Ramón, que me brindan la oportunidad de ser testigo de tantas emociones y sentimientos. Hace unas semanas recibía un email de este amigo, que quería hacerle llegar a Marcos esta bonita carta y la cual con su permiso tb quiere que comparta con todos vosotros, pues como el mismo me decía en su email; los sentimientos, y mas los que son tan hermosos como los que siento hacia el compañero Marcos y su ejemplo, hay que compartirlos. Así que os dejo con la carta del amigo Juan Antonio González Molina de Sevilla que además le regala unos bellos poemas, escritos por él. Un abrazo y gracias compañero.


Compañero Marcos:

He intentado buscar una dirección a la que escribir esta carta, pero me ha sido imposible encontrarla. Tampoco he conseguido ninguna dirección suya de correo electrónico, y es por ello, que le hago llegar esta carta a través de Ramón Almagro, que a su vez me facilitó el correo de otra amiga suya, a la que agradeceré eternamente el hecho de su intermediación. Soy un joven que acaba de tener el inmenso placer de leer su libro “Decidme como es un árbol”. Me ha parecido fascinante, y es que para alguien como yo que cree firmemente que otro mundo es posible, y que cree además que ese mundo nuevo va a llegar tarde o temprano de la mano del comunismo, su vida es todo un ejemplo a seguir.

Mi padre también sufrió las cárceles franquistas en los últimos años del régimen. Era una persona comprometida hasta los tuétanos con la lucha por la igualdad, la justicia y los derechos del hombre. Murió hace ya varios años cuando trabajaba como cooperante médico en los campamentos de refugiados Saharauis en la Hammada Argelina. Dedicó su vida a la lucha. Allí donde hubiera una causa justa, él ponía su alma. Era un hombre hecho de compromiso diario. Yo, llevo su sangre en mis venas, y es por eso que cabalga por ellas cargada de rebeldía. Hacía tiempo compañero Marcos que no leía algo que me llegara al corazón como lo han hecho sus memorias. Su vida, vuelvo a insistir, es un ejemplo para todos nosotros, los jóvenes que continuamos en la lucha diaria y que hemos heredado de vosotros, los viejos camaradas, todas las ganas y la fe que pusisteis en la arena, así como la Dignidad inquebrantable del que sabe que está luchando y dando su vida por algo que es Justo. Su libro camarada es el reflejo de una época gris no tan lejana que España no debe olvidar. La historia, la democracia y el tiempo pasado desde entonces no han sido justos con la memoria de los hombres y mujeres que sufrieron la dictadura franquista, pero muchos de nosotros somos el campo donde habéis sembrado la semilla de la justicia, la libertad, la solidaridad, la igualdad y el comunismo. Un campo fértil y joven que algún día dará sus frutos. Gracias por todo compañero, es usted, vuelvo a insistir una vez más, un ejemplo para la humanidad.


P.D.: He de confesarle querido Marcos que además de rebelde infatigable, soy aficionado a la poesía, tanto a leerla como a escribirla, y que no puedo entenderla de otra manera que no sea como un arma más para la lucha. Mis poemas no son de un alto nivel literario, pero en cada uno de ellos pongo parte de mi corazón. En fin, puede resultar atrevido enviarle tres de estos poemas, pero como quiera que en parte pensaba en mi padre, en usted y en otros muchos camaradas del pasado cuando los escribí, siento la necesidad de enviárselos. Aquí se los dejo, ruego perdone mi descaro. Un fraternal abrazo. Salud y Lucha compañero.



A LA CALLE

“Transformar la catástrofe

en subversión”,

hacer de la participación

un supuesto imprescindible;

Demoler, destruir, desbrozar

a dentelladas

el esqueleto de la Bestia.

Tomar de la calle el poder de la osadía,

reverdecer antiguos laureles

enmohecidos por el tiempo,

desempolvar las rebeldes consignas

de aquel Mayo indestructible.


Ahora compañeros

que anda herido el enemigo,

Ahora,

recojamos las semillas

de los que ya se han ido,

unamos las manos

y los corazones,

alcemos los puños,

levemos las conciencias,

bebamos a tragos largos

el ardor desesperado

del que ya nada espera.

Ahora compañeros,

ahora es el momento...

a la calle

a la calle

a la calle!!!


CARTA AL CAMARADA VIEJO

Al compañero fiel y honesto,
al amigo, al camarada,
al más aguerrido escudero
de entre cuantos fueron
y seguirán siendo para siempre.

Al hermano cierto
que estuvo presente
en la vida y en la lucha,
entre Madrid y Sevilla,
en la calle,
con la gente,
con el pueblo que clamó
contra el tirano
y sus tristes secuaces
de temores, miedos e injusticia.

A la sangre libertaria
que derramasteis juntos,
a las lágrimas,
a los barrotes de la celda
que no pudieron detener nunca
vuestras ganas,
el ardor combatiente
de vuestra conciencia revolucionaria.

A las hermosas historias
con las que he crecido,
con las que me he hecho hombre
creyendo en la justicia,
en la libertad,
y “por siempre”, en la Victoria.

Historias de solidaridad,
de imprentas clandestinas,
de libros prohibidos
y rojas octavillas,
de noches largas
y ecos de fusiles tronando
contra la tapia del cementerio.
De hombres tristes
de grises uniformes
y negros corazones;
de puños en alto,
de madrugadas, de reuniones,
de héroes anónimos
que socavaron juntos
los pilares de un mundo sórdido
que se ahogaba en odio y sangre.

Ya sé camarada…

nada ha sido
como esperabais,
él ya no esté entre nosotros
y la calle parece no tener memoria.
Pero haz de saber, y sentir,
que la semilla, aquella semilla linda
que sembrasteis bajo las aceras,
sigue brotando
en los brazos de vuestros hijos,
sigue llenando
de ilusiones y horizontes nuestros ojos,
sigue calando profundamente
en nuestros corazones
rebeldes e inconformistas.

Ustedes, los viejos camaradas,
abristeis el camino,
os hicisteis gigantes de una altura indescriptible
en tiempos de represión y de locura,
fuisteis, sois y seréis
ejemplo de constancia,
de dignidad en la defensa
de unos ideales puros de pueblo y calle;
ustedes, pusisteis la primera piedra
en la ardua tarea
de la construcción de un mundo libre y pleno
que ya, se otea en un horizonte futuro
nacido del trabajo callado
de vuestras manos firmes
de mujeres y hombres nuevos.


QUEREMOS VIVIR EN PAZ

Queremos vivir en paz,
respirar aire limpio,
corretear por las calles
sintiendo la fina lluvia
resbalar por nuestras mejillas.

Queremos vivir en paz,
olvidarnos de cuentas
y de números,
de corbatas rancias
y trajes tristes,
de los días grises de oficina;
Queremos sentirnos vivos,
estrecha e intensamente ligados
al centro del mundo,
al trigo puro que crece firme
en los campos de mi tierra.

Queremos vivir en paz,
ser dueños de nuestros huesos
y de nuestra carne,
trabajar para vivir
para nosotros
para calmar la barriga y el alma
de los nuestros.

Queremos vivir en paz,
Gobernarnos, dirigirnos
a nosotros mismos,
levantar la voz
y sentir que alguien nos escucha,
ser juez y parte de nuestro futuro
y nuestro destino;
Queremos paz y justicia,
igualdad,
derechos, dignidad,
capacidad para decidir
todas y cada una de las cosas
que nos incumban como pueblo.

Queremos vivir en paz,
sacarnos una a una las espinas
negras de rencor maldito
que habéis hundido en nuestro pecho
durante siglos,
apuntar sin miramientos ni miedo
al entrecejo vencido del enemigo,
mirarle a los ojos,
de frente,
y herirlo,
herirlo de muerte,
ver el miedo en su pupila
ante el poder indestructible
del “Pueblo” cuando va unido.
Sentir como le va doblando,
Hundiendo, secando,
matando lentamente
la savia roja del obrero en armas,
el resurgir digno de los olvidados
el hecho rotundo y claro
de que su maquiavélico invento
de cifras, consumo,
beneficios, expolios, sangre,
genocidios y guerras
se derrumba consumido por la codicia.

Juan Antonio González Molina

IU de Castilla La Mancha propone a Marcos Ana para el Premio "Abogados de Atocha"


Desde que me entere de la noticia que hoy os traigo, estoy muy contenta y me hace especial ilusión, por ser en mi tierra. Esperare con entusiasmo al próximo año para que se celebre dicho premio y ver orgullosa como recoge su galardon mi querido Marcos.


Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha decidido presentar la candidatura del poeta Marcos Ana para la sexta edición del galardón “Abogados de Atocha”, instituido en el año 2002 por el Gobierno regional con la finalidad de distinguir a las personas e instituciones que hubiesen destacado por su labor en defensa de los derechos humanos y la lucha por las libertades públicas. Miércoles, 1 de Julio 2009 - dclm.es

El acuerdo, según ha informado IU en nota de prensa, "se adoptó por unanimidad en la reunión que mantuvo el Consejo Político Regional" el pasado domingo y "mantiene la costumbre de esta fuerza política de presentar candidaturas a este premio, siendo en las últimas ediciones el colectivo de enlaces, puntos de apoyo y guerrilleros antifranquistas, más conocidos como maquis, aunque el jurado no estimó dichas propuestas".

En esta ocasión, apuntan, "desde IU se ha considerado oportuno, que paralelamente al acuerdo de apoyar la candidatura de Marcos para el premio de la Concordia de este año que concede la Fundación Príncipe Felipe y que está sumando miles y miles de apoyos de ciudadanos españoles y de personas de fuera del país, además de cientos de entidades, instituciones y organizaciones, se plantease la propuesta de Marcos Ana en el galardón castellano-manchego".

La candidatura para la Concordia-2009 "surgió inicialmente del acuerdo, el pasado mes de enero, del Consejo de Gobierno de la Universidad de Granada, que es uno de las instituciones que puede presentar dicha candidatura según marca el artículo 1º del reglamento de citado Premio". De hecho, este martes en Madrid, se celebró un acto de apoyo en el que intervinieron entre otros: Luis García Montero, Pilar Bardem, Almudena Grandes, Juan Diego Botto, Andrés Sorel, Nativel Preciado, Ana Turpin, Miguel Gómez Oliver (vicerrector de la Universidad de Granada), y se leyeron saludos de José Saramago, Federico Mayor Zaragoza y Pedro Almodóvar.

El poeta salmantino Fernando Macarro Castillo, conocido como Marcos Ana, "es un ejemplo de lucha y de solidaridad", dicen desde IU. "Hijo de campesinos, se afilió en 1936 a las Juventudes Socialistas Unificadas y en 1938 al Partido Comunista de España. Tras la guerra estuvo preso junto a Miguel Hernández, y terminó en el penal de Burgos, donde permaneció hasta 1961. Ha sido el hombre que más años pasó en las cárceles franquistas y uno de los símbolos de la cultura antifascista", recuerdan.

La coalición apunta que "tras 23 años en las cárceles franquistas, Marcos Ana recuerda con generosidad, sin resentimiento alguno" y le citan: "no siento ningún rencor; me sentiría muy desgraciado si así fuera. Al haber sufrido tantas calamidades soy incapaz de generar venganza. La venganza no es ningún ideal político ni revolucionario. La única venganza a la que yo aspiro es ver un día el triunfo de los ideales por los que he luchado y por los que tantos hombres y mujeres en España perdieron su vida o su libertad".

Desde su constitución, los galardonados del premio "Abogados de Atocha" han sido: Vidal de Nicolás, presidente del Foro de Ermua; el religioso dominico Carlos Alberto Libanio Christo, ‘Frei Betto’, conocido por ser el impulsor del Programa “Hambre Cero” en Brasil; en la tercera edición el galardón se concedió a la ONG mexicana ‘Nuestras Hijas de Regreso a Casa’; le siguió la líder birmana, Aung San Suu Kyi, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1991; siendo el último galardonado, a título póstumo, el histórico abogado laboralista de CC.OO., Manolo López.

Entrevista a Teodulfo Lagunero


Teodulfo Lagunero: "Marcos Ana no sólo merece el premio Príncipe de Asturias, sino también el Premio Nobel de la Paz"
19:30h. del Lunes, 6 de julio. Javier Parra
laRepublica.es entrevista a Teodulfo Lagunero, Catedrático de Derecho Mercantil, abogado, amigo personal del poeta y el empresario que financió al PCE en la clandestinidad.

¿Como conociste a Marcos Ana?
Para mi conocer a Marcos Ana fue un momento histórico porque cambió mi vida. Fue un Primero de Mayo en una manifestacion en Paris, a la que acudí porque me enteré de ella a través de L´Humanité, y al llegar me encontré con que en aquella manifestación había miles y miles de españoles, y muy pocos franceses. La gente iba con banderas rojas, con pancartas en la que se podía leer proclamas como "Ni rey ni príncipe, sino República Popular Española", y también también una enorme bandera republicana cogida por los cuatro extremos y en la que la gente echaba monedas. Aquello fue muy impactante para mí, e iba cogiendo todas las pegatinas que me daban, de Lenin, de la bandera republicana, etc. En un momento de la manifestación se me acercó un gauchista y me dijo "Camarada, te sobra una de esas dos pegatinas, o la de Lenin o la republicana", a lo que yo le contesté: "Yo en este momento no estoy haciendo disquisiciones teóricas, y todo lo que sea antifranquista me vale, aunque sea de la CNT". El caso es que me acerqué a la cabecera de la manifestación a buscar a un preso político con quien yo había estado en la cárcel, Fabriciano Roger, pero me dijeron que no estaba. Me dijeron entonces que hablase con Marcos Ana, que estaba en la manifestación, y le preguntara por Fabriciano. Entonces lo busqué y cuando le ví le dije "¿Es usted Marcos Ana? y le abracé. Le dije que era comunista y que tenia una posicion economica desahogada y que quería ayudar. Él entonces me miro de arriba a abajo, porque yo iba muy bien vestido y se quedó muy extrañado. Yo le pregunté por Mauriciano y me dijo que estaba enfermo. Entonces Marcos Ana me citó para el día siguiente hablar tranquilamente en un Café de Saint Michel. La cita aquella resultó ser un interrogatorio al que Marcos Ana me estaba sometiendo, ya que yo era para él una persona muy sospechosa. Me propuso entonces ir a ver a Fabriciano, y me dijo: "Tu no le digas quien eres a ver si te conoce". Llamamos a la puerta y Marcos Ana se puso detrás de mi. Cuando Fabriciano abrió la puerta me conoció inmediatamente, y entonces Marcos Ana se convenció de que era cierto lo que yo le decía.

Y entonces empezó tu implicación directa con la lucha antifranquista…

Sí, después conocí a Carrillo y a muchos más, y yo lo fui abandonado todo y dedicándome a la lucha. Fueron los 12 o 14 años mejores de mi vida. Los años en los que me realice humanamente. Me impresionó por ejemplo la labor del CISE (Comité de Información y Solidaridad con España) en París, que sacaba a todos los hijos de los presos españoles a Europa, porque había que entrar a España y sacarlos. Todo el que llegaba desde España huyendo del franquismo pasaba por el CISE, y se les ayudaba sin preguntar de que partido eran, lo que pasa es que mayoritariamente eran comunistas porque eran los únicos que luchaban contra el franquismo. Entonces también colaboré económicamente con el CISE, dotándolo de recursos de los que carecían, pero la labor que conseguían hacer era impresionante.


Pero no te limitaste a colaborar económicamente.

No quise limitarme solo a poner dinero para el Partido, sino que puse también mi tiempo a su disposición. Es más, yo exigía que así fuese, que mi compromiso fuese más alla. Un día por ejemplo salí con Angelita Grimau a pegar carteles, algo que era peligroso porque la policia franquista de la embajada en París pagaba a argelinos para que nos atracasen, y nos apuñalaban. Yo queria salir con ellos y salimos con carteles y engrudo, haciendolo con la brocha de derecha a izquierda, por lo que acababa manchando a quienes tenía al lado. Eso, y mis manos que no eran de obrero, les hizo sospechar a algunos que yo era un infiltrado, hasta que Angelita les convenció de que no.


¿Era grande el compromiso de los obreros españoles en el extranjero con la lucha del Partido?

La verdad es que el entusiasmo de los obreros españoles a pesar del miedo de identificarse con el Partido era impresionante. Una vez en un mitin en Frankfurt habia esperando 20.000 personas a que diese comienzo y la policía tenia orden de detener a Santiago Carrillo. Lo que pasa es que cuando el agente debía detenerlo no se atrevió al ver a aquella multitud. Al día siguiente, eso sí, le acompañó a la frontera y lo declararon persona no-grata en el país.

También es cierto que aunque nosotros ibamos por muchas ciudades repartiendo Mundo Obrero, mucha gente no se atrevía a cogerlo aunque fueran comunistas. Les dejábamos entonces Información Española, otra publicación que aunque era del Partido, no lo parecía.

¿Qué hacía distintos a los comunistas?

En un documental que han emitido hace poco, a Santiago Carrillo le preguntan, "¿como resistian la tortura?". Y Santiago responde que los comunistas eramos creyentes de una nueva religión, y soportabamos las torturas porque eramos militantes que dabamos la vida por lo que creíamos, y que por encima de aquellas torturas estaba el deber no delatar a nadie, porque entonces pasaríamos a ser unos traidores y se hundiría el PCE. Santiago decía que quién está ahi sabe que está por encima de las torturas, y si no es un traidor. Yo la verdad es que difiero con eso. A mi me pegaron mucho, estuve 17 o 18 días en los calabozos, y sufrí bastantes torturas sicológicas, ademas de recibir patadas y hostias. Pero tenía 18 años, y a esa edad una hostia no te supone tanto. Pero a otro camarada vi como le torturaron como no está esccrito. Quemandole las uñas, poniendole electrodos en los testículos, etc. Yo incluso estaba deseando que me torturasen para a ver si resistía.

Recuerdo que cuando yo entré en la cárcel habria unos 200 presos comunistas. El caso es que había un preso comunista al que el resto de presos no le hablaban, incluso le maltrataban. Entonces les pregunté por qué le hacian esto. Me dijeron que era un traidor porque por su culpa habian caido otros camaradas. Yo les decía que sería un cobarde pero que no era un traidor, y un dia me puse a hablar con él. Entonces me dijo que le habian detenido 2 veces y que 2 veces habia resistido la tortura. La tercera no pudo y me contó en que consistía la tortura. Me contó que le esposaron los pies y los brazos a los barrotes de la celda, y metieron a su mujer en la celda, la desnudaron y le dijeron que la iban a violar. Aquello no lo resistió y cayeron 12 camaradas. ¿Quién puede decír que habría resistido aquello?

Volviendo al tema de Marcos Ana, ¿Qué significa su figura?

Significa lo que ha significado siempre. Es el arquetipo del personaje que dedica su vida a la solidaridad y a la reconciliación. Date cuenta que el PCE acepta la reconciliacion en los años 50. Él escribe unos poemas preciosos en el penal de Burgos dondde dice a los fraquistas "tomad la mano que os damos". No había posibilidad, dado el contexto internacional, de derrocar al franquismo, y entonces se acepta la reconciliacion nacional, incluso aconsejados por la URSS.

¿Por qué pedir el Principe de Asturias para él?

Porque no hay nadie en el mundo que se merezca más ese premio que Marcos Ana. Una persona que ha estado 22 años en la cárcel, que ha sido torturado, que ha soportado dos condenas a muerte, pero que no guarda rencor y que escribe un libro en el que dice que espera que ningún enemigo pase lo que él ha pasado. Por ser la persona que ha dicho las cosas mas bonitas del mundo. Y por eso siempre he defendido que no sólo merece el Principe de Asturias, sino el Premio Nobel de la Paz, que también lo merecería.

Hay quienes dicen que los republicanos no deberían pedir para Marcos Ana un premio que lleva el nombre Príncipe de Asturias…

Da igual el nombre del Premio. Es un premio de gran prestigio internacional, y no porque lleve el nombre del Principe. ¿Qué es mas importante para el PCE que a un Marcos Ana, que se lo merece por lo que ha representado su vida y lo que sigue siendo todavía, reciba un premio tan prestigioso? ¿Desde el punto de vista político es bueno o es malo? Es buenisimo. Que el premio mas prestigioso de la concordia llamese como se llame se lo den a un comunista es importantísimo.

Mira, yo era muy amigo de Neruda y tambien hubo una campaña muy fuerte en el mundo diciendo que Neruda no debia aceptar el premio Hobel, y él, que estaba de embajador de Allende en Paris, le preguntó al Presidente si debía aceptarlo. Allende le contestó "¿qué mayor favor va a hacer por nuestro movimiento que al embajador de Allende en Paris le den el premio Nobel?" Sus amigos le dijimos lo mismo, ni dudarlo. El día que recibió el premio, Neruda, en su discurso dijo "En esta noche central del mundo […] aqui estoy con mi poesía y mi bandera". Y digo yo, ¿fue bueno o fue malo para los comunistas que le dieron a Neruda el Premio Nobel?

Parece que el movimiento republicano empieza a avanzar y se empieza a cuestionar como se hizo la Transición ¿Qué opinión tienes al respecto?

A mi me enterraran con la bandera roja y la republicana, y en los bolsillos los dos carnés que tengo del PCE. Yo daría el brazo derecho porque en España se implantase la tercera República, aunque en este momento creo que el problema que debe atender el Partido es defender al pueblo frente a la crisis y frente al paro. Toda la fuerza tiene que estar defendiendo al pueblo.

Se habla de la Transición, y de errores cometidos en ella, pero ¿quien es el autor de la Transición? El pueblo. El pueblo no queria ni dictadura franquista ni aventuras que pudieran llevar a una guerra civil. En las manifestacionse que se hacian de los obreros y estudiantes y que provocaron algunos muertos, se pedia amnistía y libertad, pero no se pedía revolución. En las huelgas, cuando triunfan es cuando se piden reivindicacions laborales. El PCE es sensato en su momento y dice que hay que hacer lo que quiere el pueblo.n Para mí los principales activos del Partido son la heroicidad en la guerra civil, los 40 años de lucha contra el franquismo, y la Transición, consiguiendo que España pasase a la democracia, y dentro de esos activos está Santiago Carrillo.

Recuerdo que en aquellos días, Juan de Borbón, el padre del rey, se quiso poner al frente de la junta democratica, y yo tengo una entrevista con él. Estoy 3 horas reunido en Paris con él, con un mensaje del PCE en el que se le aseguraba que si él se ponia al frente de la junta democratica contra Franco y contra su hijo, y tras un referendum y ganase la Monarquía, la acataríamos, y si ganase la República, sería el propio PCE quién pediría un salvoconducto para que pudiera salir del país.

Recordemos que Juan Carlos de Borbón es el rey de Franco, el que ha jurado lo Principios del Movimiento, lo que pasa se que él, o los que le aconsejaron, le hicieron ver que la única manera de ser rey era ser un rey parlamentario, aceptando la amnistia, dejando de gobernar, etc. En el fondo lo que tanto al padre como a hijo les importaba era la Corona. A ninguno les importaba España ni la democracia.

Yo viví día a día la transición y fue muy complicada. La extrema derecha tenia una fuerza brutal y la policia era la policia franquista, y la Guardia Civil era la guardia civil franquista. Solo en las bases del ejercito habia gente que aceptaba la democracia.

En definitiva, creo que hay que analizar bien la Transición, no se puede denostar. La Transición es un activo imprescindible del Partido Comunista de España.

Teodulfo Lagunero habla sobre Marcos Ana


En el año 2004 escribí una carta a Marcos en la que, entre otras cosas, le decía:

“Tu vida y tu obra. Toda tu obra, no solo tu poesía, me ha hecho meditar.

¿De dónde sacas la fuerza para mantener la antorcha de la fe y la esperanza en tus ideales -que siguen siendo los míos, aunque yo ya no tenga fuerza para mantener encendida esa antorcha?-

De niño luchaste con las armas en la mano en esa gesta gloriosa que fue nuestra guerra civil. Y la perdiste, la perdimos todos-. Fuiste preso, torturado, condenado a muerte, encarcelado más de 20 años -toda una vida- y cuando saliste, o mejor dicho, cuando te arrancó de las garras del fascismo la solidaridad internacional, dedicaste tu vida a esa misma solidaridad -a esa y a todas las solidaridades- para con todos los pueblos y todas las injusticias. Viste hundirse la Unión Soviética y los regímenes comunistas que dejó a su paso victorioso el ejército rojo. (Quizá, porque no fueron revoluciones de sus pueblos es por lo que fracasaron). Y tú seguiste en la brecha. Te presentaste a Diputado por el Partido en la ciudad de Burgos, y sus gentes olvidaron el penal y tus sufrimientos. Quizá comprensible porque el pueblo estaba a otra cosa. Y tú seguiste en la brecha.

Ahora, yo te pregunto, hermano del alma y de la idea:


¿Tiene razón Vázquez Montalbán, cuando dice que los comunistas españoles fuimos la mitad tontos y la mitad cómplices?

¿O tiene razón Irene Falcón, cuando a pesar de todos sus sufrimientos, termina el libro “Asalto a los cielos” diciendo: “El Comunismo, como el feminismo, si no existieran habaría que inventarlos. ¡Salud!.


Te ruego hermano que me escribas unas líneas diciéndome qué piensas, qué has pensado con todo lo que has vivido. Dime qué es lo que te sostiene en esa lucha que aún mantienes, yendo de allá para acá, acompañando brigadistas, o asistiendo a actos de solidaridad. Dime Marcos querido, ¿por qué no descansas?. ¿Qué es lo que te hace permanecer despierto? O es quizá que sigues la máxima que me pusiste hace ya muchos, muchísimos años en otra dedicatoria: “Incluso entre los muros de una prisión, era posible la alegría. El arte de la felicidad, es el arte difícil, y a veces costosísimo de estar conformes con nosotros mismos”. Por favor Marcos, escríbeme tu secreto. Con el abrazo más entrañable,”

Me ha contestado escribiendo “Decidme cómo es un árbol”. No he podido tener mejor contestación.

Ahora que, con toda justicia, se está pidiendo para Marcos Ana el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, que es un premio de gran prestigio internacional independientemente del nombre que lleve. Todos debemos poner nuestro máximo esfuerzo para que se le conceda. Nadie tiene más méritos para obtenerlo. Marcos, en la cárcel, torturado cruelmente y esperando cada noche durante años si había llegado la suya de ser llevado a la tapia de los fusilamientos, autodidacta en esa Universidad del pueblo, escribió versos sin rencor y ofreció su mano a los que le tenían entre muros. Dice su poema :


“Mano en paz”

La hoguera del pueblo tiene

aún esparcidas sus aguas.

Ay, como el fuego se junte,

¿quién apagará sus llamas,

quién sujetará los bosques

del pueblo ardiendo en sus armas?



Tomad la mano que el pueblo

os ofrece en paz, tomadla.


No esperéis que se maduren

en el dolor las espadas.


Los diques también se rompen

bajo el martillo del agua;

el viento descuaja el árbol

por hondas que estén sus plantas;

y hay volcanes que deshacen

el pecho de las montañas.


Escuchad la voz de un pueblo

que busca la luz del alba,

con la paz en sus banderas

y el amor en sus gargantas.

No dejéis que se maduren

en el dolor las espadas.

Tomad la mano que el pueblo

os ofrece en paz. TOMADLA.



Marcos, como otros miles de presos comunistas españoles, aceptó plenamente la política de reconciliación nacional que levantó el Partido en los años 50. También así lo recoge en varios poemas.

“Al soldado que luchó contra mí”


¿Recuerdas Aquel árbol -aquel día-

que grabaste con pólvora y batalla

tu nombre de soldado -tu porfia-?

¿Era en esta ciudad? ¿Fue en aquel río?

En Belchite, en el Ebro… ¡Ya qué importa!

Juan Español firmaba con tu sueño y el mío.

(También grabé yo al pie de la Mañana

a diente y corazón, sangre y machete,

roja insignia de indómita campana).

Con las venas abiertas tú soñabas

una España de pie sobre sus mares

hecha canción y alegre ramo. Amabas

lo que yo más quería. ¡Qué estéril fue la cruz!

Hacia la Noche, hermano, los caminos

torcieron bruscamente. Se congeló la luz.

Y de tu sangre hermosa, y de la mía,

no nacieron los trigos esperados,

sino sangre y más sangre todavía.


Sin dique quedó el llanto. Los olivos ardiendo.

Desgarradas con lívido espanto las palomas

y el toro seco del terror bebiendo

la sangre en los hogares. Y tus ojos,

que eran cumbre caliente, de banderas

se vieron con los míos cubiertos de cerrojos.


¡Hermano de la Patria y de la Pena!

tu corazón desnudo está conmigo,

cansado del cuchillo y la cadena.

“A los católicos”


Sí, lo comprendo.

Tú llevas una cruz sobre tu pecho,

tú rezas con fervor todos los días,

tú esperas tu cosecha en ese mundo

Hay ángeles azules que siegan con sus alas

Las azules espigas de tus sueños.

Está bien.

Pero tu corazón, ¿no está conmigo,

con su raíz, su tierra inevitable?

Necesitas tu pan de cada día,

los pájaros, los árboles, el agua

y el aire que respiras.

Ven tus ojos paisajes

(cómo van a evitarlo si están vivos)

Que dan pena o canción a tu mirada.

No lograrás cegarte,

ni huirte a una ladera solitaria

ni ensordecer el grito de los hombres:

el amor sabe a incienso y es humano.

Mi madre era “Ana santa”,

un puñado de carne consumida,

arrebujada y sola en el silencio,

que murió de rodillas -me contaron-

crucificada sobre un leño de llanto,

con mi nombre de hijo entre sus labios,

pidiendo a Dios el fin de mis cadenas.


(Hoy hay madres que rezan todavía

-miles de corazones prosternados-

por sus hijos heridos en las sombras

y que luchan, golpean

en las puertas de la tierra,

exigen de los hombres la muerte de los muros).

Escúchame quienquiera que tú seas

si es que el amor a Dios el alma te ilumina,

no puedes de este mundo así marcharte,

emprender la gran senda con las manos vacías,

llegar ante las puertas de Dios, que tu fe sueña

para decir_ Señor, no traigo nada,

dame un punto de amor de tu lumbre divina.


Porque el Señor, tu Dios, contestaría:

vete, rompe tus pies por los bermejos hielos infinitos,

apóyate en la vara nudosa de tus odios,

serás un caminante para siempre si no hallas

la palma del amor que no quisiste

tomar del Árbol que plantó mi sangre.

“Deseo”


El hijo de Caín que ya no pueda

contra la primavera desatada

levantar su rencor, ni asesinar al beso.

Que el odio no consiga

Inundar las riberas asépticas del aire.

Que no pueda un cuchillo

contra una golondrina,

ni el asesino pueda

estrangular la aurora.

Que no pueda la guerra

aplastar las cabezas de los recién nacidos,

ni cortar las arterias

jubilosas del hombre.

Que no existan colmillos,

ni pistolas, ni baba,

ni la rabia levante

sus olas insensatas.


Solo el amor tremendo

como todos los mares

lloviendo en catarata

sobre nuestras pupilas,

inundando planetas

y llenando los versos

de todos los poetas.


No solo Marcos Ana se merece el premio Príncipe de Asturias, sino que, nadie mejor que él ha hecho méritos para que se le conceda el premio Nobel de la Paz. Se lo pedí en 2006 en la introducción de mi libro y, aunque en el Partido se recibió con entusiasmo la propuesta y se decidió hacer una campaña para conseguirlo, luego, como por desgracia pasa con tantas cosas, se dio pie al olvido.

Para terminar, un ruego a los dogmáticos de siempre: no aleguéis para oponeros a que Marcos le acepte el premio, porque lleva el nombre de un príncipe, que todos los republicanos esperamos que nunca llegue a ser Rey. El premio es a la concordia. Marcos y todos los comunistas que aceptaron la reconciliación nacional cuando estaban siendo machacados y asesinados son merecedores del Premio a la Concordia. . Reconocerlo hoy es hacer justicia. Si se consigue será un activo más del Partido.

Quiero recordar que también cuando Pablo Neruda fue galardonado con el Premio Nobel, y ante las presiones de los dogmáticos de siempre, llegó incluso a dudar de si lo debía aceptar, el Presidente Allende le escribió pidiéndole encarecidamente que lo aceptase, pues con ello prestaba un gran servicio al proceso chileno. Neruda pronunció en 1971 un magnífico discurso en nombre de los premiados ese año. Lo hizo ante el Rey de Suecia. Terminó su discurso con estas palabras: “aquí estoy con mi poesía y mi bandera” Evidentemente la bandera roja era la que recibía el Premio Nobel. Marcos podría terminar su discurso al recibir el premio diciendo también que allí estaba con su poesía, con sus banderas, la roja y la de la solidaridad.
Leer más

ENTREVISTA A MARCOS ANA


"Sólo los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla"
13/07/2009 ISABEL G. CABALLERO


Aspirante a recibir el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, el poeta y escritor salmantino es uno de los símbolos vivos de la lucha contra el franquismo. Marcos nos recibe en su casa, con los nervios propios de sentirse protagonista del éxito que ha tenido su libro, testimonio de una vida.

Accedo al modesto pero acogedor domicilio de Marcos Ana, en la calle Narváez de Madrid, por una pequeña puerta a la entrada de un garaje que al fondo va a dar con un gimnasio. Es el primer piso y, después de subir una de esas escaleras de madera que suelen tener las casas antiguas, me abre la puerta y me recibe con una amplia sonrisa y un abrazo. Siento enseguida aliviada que su tierna hospitalidad ha roto el hielo desde el primer instante y que la conversación que acabamos de iniciar va a ser fluida y agradable.

Nos sentamos en la mesa de su ordenador, al que Marcos está enganchado buena parte de su tiempo, sobre todo por la gran cantidad de correos electrónicos que recibe a diario. Dice que, con esa “especie de Marcomanía” que ha surgido, no tiene tiempo para nada.

N.T. No tienes un respiro…
M.A. “Mi vida es un disparate, desde que apareció mi libro mi vida está patas arriba, es un fenómeno que no me explico; y en eso en España, en América latina es un delirio”, cuenta divertido.

Tiene unos espléndidos 89 años y lo que más sorprende es la fluidez de su palabra. Es un gran contador de historias, vivaz, jovial, poético y sencillo. En una de las paredes veo colgada una reproducción del universal dibujo de Picasso El prisionero y la paloma que sirvió de portada a su libro Poemas desde la Cárcel; también un cartel del genial pintor y otro con una dedicatoria de Rafael Alberti, al que tanto quiere Marcos Ana y con el que mantuvo una maravillosa relación. (Alberti le cita en la Arboleda perdida).

N.T. “Me decía -tú no eres Marcos Ana, tú eres Marco Polo, por lo mucho que viajaba”.

Una foto del Ché y libros componen la estancia en la que estamos. Nada de gran valor material –“si lo fuera iba yo a estar aquí, es broma”, precisa- y recuerda al humorista Gila y su inseparable teléfono: Oigan, ¿es el Partido Comunista?, pues denme de baja que me ha tocado la lotería. Nos reímos los dos.

LA MEMORIA HISTÓRICA ESTÁ EN MANOS DE LA CIUDADANÍA

Fernando Macarro (el pseudónimo de Marcos Ana responde al nombre de pila de sus padres) es aspirante a recibir el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia 2009. El próximo 15 de julio se entregarán 12.000 firmas apoyando su candidatura. Pero él no quiere hablar del premio, él no se postula a nada, e incluso afirma que, en caso de lograrlo, donaría el dinero para algún proyecto.

Antes de iniciar su periplo por todo el mundo en defensa de la libertad y la democracia en España, Marcos sufrió 23 años de prisión, fue torturado y condenado dos veces a muerte. Su libro recoge esas vivencias y el día a día con los hombres con los que compartió las penurias del cautiverio. ¿El recuerdo más amargo? Las noches de soledad en la celda tras despedirse de los compañeros llamados a capilla, los que iban a ser fusilados al amanecer. El mejor: la fraternidad y dignidad de esos mismos compañeros…

M.A… “Esos seres oscuros, gente sencilla, sin nombre y sin rostro, que han sufrido lo que yo y merecen lo que yo y no han tenido una recompensa popular y pública. A veces me da vergüenza, porque yo vivo entre los abrazos de la gente y me produce pudor. Esa es la clave de la memoria histórica, la falta de un reconocimiento popular e institucional”.


N.T. Pero, ahí está la Ley de la Memoria.
M.A. “Cuando apareció la ley fue interesante para nosotros porque nos daba una plataforma institucional para luchar por la memoria, pero era insuficiente, los problemas más importantes no se resolvían, como que se anulasen de manera inmediata todas las condenas y los procesos abiertos contra los demócratas españoles…
…Si algo justifica un poco al Gobierno (PSOE) por sus insuficiencias, fue la lucha cuerpo a cuerpo con el PP. El PP esgrimió las cosas más infamantes, como que las atrocidades se habían producido en los dos bandos. En fin, se lo pusieron muy difícil al Gobierno, aunque de todas maneras les faltó decisión para que esa ley fuese más completa de lo que ha sido. Y lo peor no es eso. Lo peor es que ahora se ha abandonado, se ha desactivado oficialmente, se ha metido la ley por vía muerta y los que tenemos que sacarla de esa vía somos los ciudadanos, porque la memoria está en manos de la ciudadanía…
…Una ley hay que imponerla y también la retirada de los símbolos franquistas. La derecha abunda en que hay que pasar página; sí, hay que pasar página, pero después de haberla leído. Solo los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla”.

LA VENGANZA NO ES UN IDEAL NI UN FIN REVOLUCIONARIO

A Marcos Ana le gusta hablar de la juventud y se enorgullece cuando cuenta que a raíz de su libro le escriben jóvenes que, “por su lenguaje –dice- se les nota que no están politizados”. Lamenta que muchos de ellos no conozcan lo que les pasó a sus abuelos, algunos fusilados durante la dictadura. Y también lamenta que ninguno de los gobiernos de la restaurada etapa democrática haya aclarado eso “para que la gente se sienta orgullosa de porqué murieron sus padres y sus abuelos”.

M.A. “El mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos es que conozcan lo que ha pasado en nuestro país. Esa es la vacuna más eficaz para proteger la libertad y el futuro de las nuevas generaciones. Frente a lo que dice la derecha de que es un afán de venganza, yo siempre digo que la venganza no es un ideal político ni un fin revolucionario…
…Yo me sentiría profundamente desgraciado si quisiera partir la cabeza del que me la partió a mí, porque eso no es un ideal y me sentiría muy empobrecido y empobrecería también mi lucha. La única venganza a la que aspiro es ver triunfantes los ideales por lo que he luchado. Es una venganza frente al sistema que crea esos monstruos”.

Pero Marcos no puede olvidar las “mentiras” que se han vertido. “Cuando dicen que en ambos bandos se cometieron las mismas atrocidades no es verdad”, afirma, y aunque reconoce que en la zona republicana se cometieron “excesos” durante la Guerra Civil, lo que ocurrió en el otro bando “fue un verdadero genocidio”…

M.A.… “Y lo más inexpiable es que, una vez terminada la guerra, siguieron matando 40 años más. ¿Pero cómo se puede comparar una cosa con otra? No ha habido ni una sola reparación todavía…
…Angelita siempre termina llorando y diciéndome: Pero Marcos, si llevamos 30 años de democracia, ¿cuántos años más tenemos que esperar para restablecer la memoria de mi marido? (me cuenta, en recuerdo del político comunista Julián Grimau, fusilado por el régimen franquista).

N.T. ¿Tienes esperanza en que eso pase, eres optimista?
M.A. “Yo siempre he sido un profesor de optimismo y he estado siempre bien informado. Mario Benedetti decía que un optimista es un hombre mal informado. (Se ríe) Tengo confianza, si no la tuviera no merecería la pena luchar. Lo que pasa es que las medidas históricas y las humanas no siempre coinciden. Nos gustaría que en el espacio de una vida se produjeran grandes cambios pero un proceso revolucionario es muy difícil que se haga en el espacio de una vida”.


N.T. ¿Sigues sintiéndote revolucionario?
M.A. “Claro. Y comunista. Siempre diferencio las ideas de los instrumentos, que son los hombres, son los partidos, y pueden fallar, pero las ideas están por encima de las equivocaciones de los hombres y de los partidos o de los países socialistas que adulteraron el comunismo y ensombrecieron la esperanza de la humanidad. La bondad de las ideas está por encima de esas cosas. Quienes quisieron llevar a la práctica las ideas comunistas las adulteraron y las prostituyeron”.

COMUNISTA HASTA EL ÚLTIMO SUSPIRO, PERO NO DE ‘CUARTEL’

Estas reflexiones le llevan a recordar al Ché Guevara al que conoció personalmente: “un hombre de una austeridad y una sencillez ejemplar”. Marcos mantiene en vilo la conversación e introduce el problema de la crisis económica global como “el fracaso del capitalismo”. Los jóvenes siguen siendo un referente para él:

M.A. “Me preocupa que las nuevas generaciones no conozcan bien lo que queremos los políticos, porque hemos perdido el lenguaje para acercarnos a la juventud. Pensamos que a los jóvenes hay que dirigirlos, pero la juventud quiere compartir, son rebeldes, no sumisos, quieren que se cuente con ellos y no que se les den consignas…
…La experiencia puede ser conservadora y a veces contrarrevolucionaria, porque si la tienes como un patrimonio personal, si la tienes encerrada la conviertes en un obstáculo. Hay gente que vive en el pasado y si no somos capaces de comprender a la juventud no podemos ver los signos del futuro”, dice.

A eso quizá responde su afirmación de que seguirá siendo comunista “hasta el último suspiro”, pero no “un comunista de cuartel”. “Lo importante es que digamos a la juventud que ésta no es nuestra sociedad, que otro mundo es posible, que luchamos por una sociedad distinta”. Marcos se muestra crítico con la clase política del momento, por su “falta de liderazgo” y recuerda su juventud cuando el objetivo de la lucha era la conquista de la libertad: “Contra Franco vivíamos mejor”, bromea, para significar la pérdida de ideales por parte de la sociedad actual.

M.A. “Los hombres no hacen la historia, el sujeto de la historia es el pueblo”…

…”No podemos conquistar el futuro solos. No podemos encasillamos en nuestras fórmulas”…

LEJOS DE DIOS PERO CERCA DE JESUCRISTO

El libro de Marcos Ana será llevado al cine por Pedro Almodóvar. Se conocieron en casa del poeta. El cineasta conoció la historia cuando la prensa publicó uno de los capítulos de la obra, el que habla de una joven prostituta, su “primer amor”. La productora El Deseo se puso inmediatamente en contacto con él para comprar los derechos del libro y Pedro y su hermano se presentaron en el piso de Marcos.

M.A. “Almodóvar es un tipo con una gran densidad humana y con la sensibilidad a flor de piel. Un hombre con mucho talento”. Me relata que el cineasta le confesó que conocerle había supuesto para él uno de los momentos más importantes de su vida y, Marcos, con ese natural gracejo que tiene para romper el hielo le dijo, citando la última frase de Rick (Humphrey Bogart) en la película Casablanca, ”pues creo que esto puede ser el principio de una gran amistad”.

Quien dice sentirse “lejos de Dios pero cerca de Jesucristo” recuerda ahora más que nunca esos 23 años de juventud que le arrancaron, será porque siente que “la vida se va acabando”, aunque para él lo importante es que “no acaben los proyectos ni el amor”…

M.A. “Estoy viviendo con mucha intensidad, estoy desbordado por la felicidad”, afirma y recuerda con nostalgia cuando, poco antes de morir, Rafael Alberti le dijo con la voz ya apagada: Marcos, qué corta es la vida.

Nos despedimos, no sin antes pedirle que me firme su libro y que me recite un poema, La Vida, (escrito desde la cárcel), uno de cuyos versos da título a la obra autobiográfica, Decidme cómo es un árbol. Memoria de la prisión y la vida.


"Decidme cómo es un árbol.
Decidme el canto del río
cuando se cubre de pájaros.
Habladme del mar, habladme
del olor ancho del campo,
de las estrellas, del aire…”

(Prisión de Burgos, 1960)

Adhesión de Luis Eduardo Aute



Adhesión de José Saramago a la Candidatura de Marcos Ana


José Sacristán y Juan Diego Botto leen las palabras de Saramago en el acto de Apoyo a la Candidatura de Marcos Ana. CAUM 30 junio 2009


"Con Marcos Ana vengo sintiendo desde hace hace tanto tiempo que la memoria se confunde. Un vez escribí que a Antonio Machado lo conocía sin conocerlo cuando, siendo un adolescente perplejo, miraba la guerra de España en un mapa que me había fabricado y en el que ponía banderitas de papel según iba avanzando el ejército de Franco, que ganaba siempre, o al menos eso decían las radios de la dictadura de mi país. Entonces también debí de conocer a Marcos Ana porque ya ambos estábamos en el mismo lugar. Luego, mucho más tarde, cuando supe que Marcos Ana preguntaba, y no a gritos, sino directamente a nuestros corazones, tal vez al mío, cómo es un árbol, he de reconocer que no pude decírselo aunque quizá él me oyera y diera por buena la respuesta de que un árbol, amigo mío, es lo que estamos haciendo para que salgas de la cárcel, para que no haya presos políticos, para poder ser, en tu país y en el mío, a pleno pulmón, militantes de todos los partidos, ya sin miedos y sin complejo, seres libres gozando de árboles que crezcan con nosotros, que nos pongan sombra al caer la tarde y nosotros los regaremos cada mañana para que el mundo no se acabe. Eso le decía a Marcos Ana y es probable que me oyera, porque lo poetas conocen lo que no se dice con palabras, pero está y ellos lo saben. Por eso cuando escriben nos hacen más humanos.Con Marcos Ana, ya digo, vengo sintiendo hace tanto que no se mide por años. A Marcos Ana, que es nombre de hombre y de mujer juntos, le hemos oído las mejores palabras y hemos sido más buenos. ¿A Marcos Ana le falta el Premio Príncipe de Asturias? No: al Premio Príncipe de Asturias le falta Marcos Ana y ese premio nunca estará completo sin el luchador español, el hombre sin rencor que amó la libertad desde la cárcel y que hoy, desde la vida recuperada, sigue honrando la libertad, que no es un concepto sino un modo de estar en el mundo que a todos nos dignifica.Marcos Ana, Premio Príncipe de Asturias. Cuando oigamos esa proclamación nos saludaremos en la calle, aplaudiremos en las plazas y en las casas y diremos, haciendo sonar las bocinas de nuestros coches, que hemos ganado la batalla contra el olvido y a la inercia, que somos, por fin, protagonistas de la historia, porque somos, hombres y mujeres, dueños de nuestro tiempo y tenemos voz y la usamos. Como estamos haciendo ahora."

José Saramago

La Semana de Marcos Ana


Para mi regreso, de quien voy hablar sino es de mi querido y admirado Marcos Ana, y es que en estas semanas como bien sabréis, y si no os lo cuento yo, se han estado haciendo actos con el fin de reunir firmas de adhesión para la concesión del Premio Príncipe de Asturias a la Concordia 2009, firmas que han sido respaldadas por numerosas personas, instituciones y colectivos, que pretenden que se reconozca, en la figura de nuestro querido Poeta y amigo a una de las mayores víctimas de la represión y la tortura durante la dictadura franquista y su compromiso de toda una vida por la defensa de los Derechos Humanos. Si aun no has firmado, todavía estas a tiempo. Hazlo en http://www.unpremioparamarcosana.org/.

Así que he pensado que al tener muchas cosas pendientes que publicar de Marcos, que mejor titulo que "La semana de Marcos Ana", idea copiada de la ya conocida por todos selección de "La semana Roja" y que en este caso será una selección de noticias y artículos. Y quiero comenzar con esta reflexión de Remedios Sánchez, publicado el 08.07.09 en Ideal.es, la cual me ha gustado mucho por su descripción detallada y acertada. Espero que a vosotros tb os guste.
¡Salud, Memoria y
Libertad!

Generoso en la sonrisa, prudente en la palabra, la mano prestamente tendida, como si hubiera estado ahí siempre, Marcos Ana ha sido ahora propuesto para el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en el penúltimo acto de justicia de un mundo que se deshumaniza por momentos. En la mirada de Marcos Ana está toda la historia del dolor vivido, de las torturas de los veintitrés años en las cárceles franquistas, veintitrés años de frío y hambre, con sus días tristes y sus noches lúgubres acompañado de la palabra y del verso (siempre la cultura como arma), de la imaginación y la solidaridad con los compañeros en el presidio infame, del deseo de vivir para contar la realidad de las cosas. Luego vino la libertad del exilio en Francia, la ayuda constante a los presos políticos y la perseverancia honesta de querer decir la verdad de aquella España, para que no se olvide nada, que no se repitan los pecados que tanto sufrimiento han causado, ríos de lágrimas estancados en mares de llanto detenidos cuando las fuerzas se acaban y el corazón es sólo piedra ya. Se trataba de transmutar en prosa asequible a cualquier público aquel poema suyo, tan diáfano, que escribió en la prisión a petición de Alberti y otros intelectuales, tan nítidamente traslucido de la situación de un momento histórico de España, de cuarenta años de oscura sombra yerta, de muertes sin sentido, de dolor fiero y de cruel silencio:

Mi vida/os la puedo contar en dos palabras:/un patio/y un trocito de cielo donde a veces pasan/una nube perdida y algún pájaro/huyendo de sus alas.

Y así ha sido su vida desde entonces, viajero permanente, embajador de la Historia, caballero sin espada, hombre noble comprometido que combate con la palabra esculpida en su alma y moldeada con el cincel de ésa sonrisa, que con ochenta y nueve años sigue luchando por una sociedad mejor y más auténtica.

Leo estos días su libro, "Decidme cómo es un árbol", que es un ejemplo de cómo una autobiografía sin rencor, a golpe de adjetivo oportuno, el poema en prosa de una existencia, construye un puente de esperanza pacífica con la Historia y con los hombres. Y me parece honorable y justo que la Universidad de Granada abandere la causa, que defienda su seudónimo de hombre que ya es un símbolo de resistencia y de compromiso ético por las libertades en varios continentes. Hay veintitrés razones en el manifiesto, tantas como sus años en la cárcel, para defender que se le dé el Príncipe de Asturias de la Concordia este año. La mía es que cree en los jóvenes para trabajar contra el odio irracional que es cualquier odio, las guerras fratricidas que tiñen de sangre las tierras y las manos de los hombres. Es machadianamente bueno este salmantino. Me gusta Marcos Ana, ya lo digo, entre otras cosas, porque mira al futuro con ilusión de niño y desgrana el pasado cruel sin resentimiento de hombre torturado y condenado dos veces a muerte.

Ya son más de tres mil las firmas que avalamos la candidatura, una candidatura que es metáfora de paz y de esperanza, de honestidad y de proceder recto, de sentido y de coherencia. Se trata de decir a Europa que la sinrazón y la barbarie de una guerra incivil tiene la enmienda -a medias - del tiempo. Que las heridas abiertas sólo cicatrizan cuando se hace justicia.

Regreso de mi Ausencia


Hola a todos de nuevo, después de este largo tiempo de ausencia, en el que no me encontraba con ánimo para escribir, ni publicar nada. Digamos que me encontraba en un retiro espiritual, en el que era incapaz de saber que hacer o por donde seguir, y se que los amigos de este Rincón acudís esperando noticias nuevas y se que le debo mucho a este blog, al cual soy adicta, al igual que al mundo de la blogosfera, en el cual a pesar de mi retiro y de no encontrarme con suficientes fuerza para dejar comentarios, he seguido asiduamente, solo espero que sepáis perdonarme y que no penséis que me olvidado de vosotros y de este Rincón de la Memoria, que para mi significa tanto, pues a pesar de la ausencia, seguiré caminando por una Memoria Digna y para que se recupere del Olvido la Memoria de familiares, amigos y gente que lucho para que hoy nosotros disfrutemos de muchas de las libertades actuales, esperando que al fin se puedan cicatrizar tantas heridas. Gracias por darme vuestro apoyo y cariño, que es mi motor.
¡Salud, Memoria y Libertad!

También puedes escribirle a Don Ramón para que te lo envíe a otro país, seguro que te encanta su librito de Poemas, él te lo agradecerá. donramon@sinectis.com.ar

NIÑOS ROBADOS

El Rincón de las Miradas

Hola a todos, bienvenidos al Rincón de la Memoria, ¿el porque de ese nombre?, porque para mi es muy importante "No Olvidar", recordar mis raíces, los amigos, las risas, los sueños, las tristezas….recordar cada instante, y no olvidar nunca mis recuerdos.

Un blog de recuerdos de grandes personas e historias, que no deben borrarse de la historia, ni de nuestra Memoria. Un Sitio de encuentros, donde el Olvido y el silencio no tienen la puerta abierta.

Este Blog lo he creado pensando especialmente en dos grandes personas, las cuales admiro muchísimo, son mi buen Amigo Don Ramón de Almagro y Marcos Ana (al cual descubrí un poco más gracias a Don Ramón), Con todo mi cariño hacia ellos.

Y gracias a este Rincón tengo que añadir una extensa lista de amigos entrañables que nunca olvidaré...Andrés Iniesta, Germán, Eva, Carmina, Rafa, kebran y un largo ect.
¡GRACIAS A TODOS!


Datos Personales

Mi foto
No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (...).

"Canciones con Memoria"

Lo Último de...

D. Ramón y Marcos Ana

D. Ramón y Marcos Ana

La caza del monumento fascista.

Museo Virtual de la Memoria Repúblicana de Madrid Las víctimas de la Represión Franquista en Madrid