Amigos con Memoria...

    La vida es muy peligrosa. Por las personas que hacen el mal, y por las que se sientan a ver lo que pasa.
    Albert Einstein (versión SaiZa)

    Carpe Diem

    No os quedéis impasibles ante las injusticias y las mentiras. Si algo no os gusta, decidlo sin miedo. Por mucho que la gente corrupta de lo políticamente correcto parezca imponer un silencio, ¡no calléis! Pues es mucho lo que está en juego:
    ¡LA LIBERTAD!

    No te dejes vencer por el desaliento

    No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.No te dejes vencer por el desaliento.No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,que es casi un deber.No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión.La vida es desierto y oasis.Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa:Tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.No caigas en el peor de los errores: el silencio.La mayoría vive en un silencio espantoso.No te resignes. Huye."Emito mis alaridos por los techos de este mundo",dice el poeta.Valora la belleza de las cosas simples.Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.Eso transforma la vida en un infierno.Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.Vívela intensamente, sin mediocridad.Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.Aprende de quienes puedan enseñarte.Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la vida.La sociedad de hoy somos nosotros. Los "poetas vivos".No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas… Walt Whitman.Versión de: Leandro Wolfson

    El Rincón de la Memoria

TRADUCIR A...
EN LINEA El Rincón de la Memoria
VISITA Nº 888 casino bonus desde el 13-08-2008

Archivo

Premio blog de Oro

Premio blog de Oro
Gracias Carmina

Premio Dardo

Premio Dardo
"En la Entrega de Premios Dardo se reconoce los valores que cada blogger muestra cada día en su empeño por transmitir valores culturales, éticos, literarios y personales, que en suma, demuestra su creatividad a través de su pensamiento vivo que está y permanece, innato entre sus letras..."

Ranking Blogs Wikio

Wikio – Top Blogs

La Historia en el Olvido


Hoy entre la decepción de los resultados electorales, los cuales para muchos no son tan malos porque se han mantenido en escaños, para mí son decepcionantes e incomprensibles sabiendo que la derecha se hace más fuerte. Pero bueno ya he leído y dejado mi opinión en varios de los blog amigos que hablaban del tema. Y después de ello, me puesto a recordar y leer viejas historias, historias que no deberían quedar en el Baúl del Olvido y que al igual que en esta historia, me hace preguntarme ¿Cuantas cartas e historias, tristemente se habrán quedado en el Olvido? La respuesta seguramente y por desgracia, sea muchas. Y el tiempo juega en contra, solo espero que esas historias del Olvido vean la luz, y sean reparadas con una Memoria Digna.
¡Salud, Memoria y Libertad!

Patxo Martínez de Marigorta rescata a través de unas cartas la memoria de su abuelo, que fue asesinado en la Guerra.
ISABEL IBÁÑEZ/VITORIA/El Correo Digital/17/09/2006

En todas las familias hay cosas por las que es mejor no preguntar. Un buen día se encerraron en un cajón y, poco a poco, diluidas en el tiempo pero clavadas con naftalina en la frente de quien echó la llave, se convirtieron en historias viejas, rancias, ni siquiera merecedoras de un rincón en la memoria de los más jóvenes. Y así pasan años... hasta que otro buen día, quizás por casualidad, alguien despierta. Y pregunta. Y entonces, por un instante, ese olor a madera, fruta madura y galletas de la casa de la abuela se percibe, de repente, con toda intensidad.

Algo así vive ahora Patxi Martínez de Marigorta. Las penas de los seres queridos duelen más que las propias, sobre todo cuando uno se asoma al pasado y comprende en qué pensaba la madre los días de lluvia mirando callada por la ventana. La de Patxi, Olga, empezó a hablar en sueños, a despertarse gritando en medio de la noche, cuando sabía que le quedaba poco de vida, balbuceando cosas por entonces sin sentido. «Quizás le daba miedo morir sin compartir aquello que le atormentaba», aventura.

Patxi, trabajador del Ayuntamiento de Vitoria, cumplió 50 años el pasado 11 de julio. Cuatro días más tarde, su madre, muerta desde hace dos años, le hizo un regalo. Guardadas en un bolso de mano, como sólo sabe cuidar las cosas la gente de otros tiempos, había unos sobres con la palabra 'censurados' en letra impresa y una anotación a lápiz: 'No está'. Suficiente para despertar la curiosidad de cualquiera, Patxi leyó ávido su contenido: seis cartas, un tarjetón de pésame y un carnet con foto que le han cambiado la vida.

En este año declarado de homenaje a las víctimas de la guerra y del franquismo, Patxi nunca hubiera pensado que su vida iba a estar ligada a la discutida y llamada coloquialmente Ley de Memoria Histórica, aunque el borrador que la esboza haya preferido el descriptivo nombre de 'Ley por la que se reconocen y amplían los derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura'. Y nunca lo hubiera pensado porque en su casa rara vez se hablaba de lo ocurrido con su abuelo materno, Casto Guzmán.

«Por supuesto, desconocía la existencia de las cartas. Tan sólo sabía que había muerto en la guerra y que era del bando de los perdedores, sin demasiados detalles. Y, al fin y al cabo, no conocí a tres de mis abuelos. La primera referencia fue en 1977, durante aquellas primeras elecciones democráticas. Yo tenía 20 años y por unos días me quedé sin votar. Le pregunté a mi madre por quién se iba a decantar y me contestó que por el PSOE, porque se lo debía a su padre». Y la cosa no fue a más. «Yo creo que ella nunca nos habló del tema para que no creciésemos en el odio y el rencor, y porque conservó intacto el miedo inoculado durante la dictadura a las familias señaladamente 'rojas'».

Cartas de Casto y Olga

Sólo hubo otra ocasión, un día en que los hijos de Patxi, dos niños pequeños, preguntaron a su abuela por su bisabuelo Casto: «Los niños vinieron asustados de lo que les había contado, una historia a medias que yo creía deformada por el tiempo transcurrido e idealizada por la visión de la niña que era por entonces mi madre, ya que tenía sólo 12 años cuando murió Casto. En los momentos de delirio, le venían los recuerdos de su padre».

Las cartas le han ayudado a reconstruir la historia y han abierto heridas de tal forma que a Patxi le resulta casi imposible hablar sin que se le rompa la voz. «Me es difícil porque se trata de la correspondencia entre mi madre y mi abuelo, de cartas entre las que se halla la última que escribió él, el mismo día que lo mataron, y de la contestación de mi madre, al día siguiente, una carta que le devolvieron con un 'no está' escrito en el sobre. Me duele por todo lo que sufrió mi madre, por todo lo que le condicionó la vida aquello».

Casto Guzmán era violinista de la Orquesta Filarmónica de Madrid -con la que llegó a viajar a América- y gestor del PSOE en la Diputación de Álava cuando, el 19 de julio de 1936, con la capital alavesa ya dominada por los 'nacionales', fue encarcelado en la celda 56 de la prisión de la calle La Paz, en Vitoria, en la zona donde hoy se levantan dos grandes centros comerciales. Estaba casado con María y tenía tres hijos, una de ellas era Olga, la madre de Patxi.

La primera carta está fechada el 24 de agosto y va dirigida a una mujer de la que Patxi no guarda ninguna información. «Pienso que mi abuelo le vendió algún instrumento, no sé si su propio violín, a cambio de dinero para la familia».

Éstas son las cartas:

PRIMERA: «MAL ESPAÑOL»

Casto dice lo siguiente: «Mi conciencia, en horas de amarga soledad, escudriñada hasta lo más hondo de ella, no me acusa de ningún acto reprobable. (...) Me encuentro privado de libertad, sin poder atender a mi familia, y lo que es más triste, considerado como un mal español, yo, que cuando estuve en América, si hubiera accedido a nacionalizarme, gozaría hoy de una posición económica brillante, pero preferí seguir con mi personalidad española y sufrir mil calamidades. En fin, cuando hago balance de mi situación y vuelvo la vista atrás me siento poseído de unos grandes deseos de acabar con mi vida, impulso que hasta ahora he logrado contener pensando en mis hijos, que sin tener la culpa de nada son los que han de sufrir las consecuencias de (...) esta lucha fratricida que soy el primero en lamentar».

SEGUNDA: BUENA ORTOGRAFÍA

En la siguiente misiva, del 10 de septiembre, se dirige a su hija Olga: «He recibido tu carta, que me ha dado mucha alegría porque veo cuánto quieres a tu papaíto; ya sabes que yo te quiero mucho también, como a todos los de la casa, y, por tanto, me ha consolado mucho tu carta. Te agradezco mucho el escapulario, ya me lo puse sobre el corazón; dí a la Madre y a la Hermana Clotilde que agradezco infinitamente sus saludos porque en estos momentos tienen para mí un valor grandísimo, y díles también que si ello no les causa molestia alguna, que pueden poner su influencia por que me trasladen al convento de las Carmelitas, pues ya llevaron algunos presos como yo, y de esta manera podré atender a mi salud, que está muy quebrantada. (...). Procura escribirme todos los días, que yo también lo haré. Ya veo que no tienes faltas de ortografía, cosa que me complace».

TERCERA: PIJAMA Y GALLETAS

Fechada el día 12, llegaba con la respuesta de la pequeña Olga: «Recibimos tu carta y estamos muy contentos porque nos escribes todos los días. Habrás tenido una gran desilusión con la ropa porque no te mandamos el pijama, porque suponemos que tendrás aún ese otro limpio, así que esta semana será. De lo que dices de Don Rafael, ya hemos ido a verle y no hemos conseguido nada, en casa no recibe y en la calle es imposible porque va siempre acompañado y además francamente no nos atrevemos porque (...) se va a creer que le vamos a pedir algo, así que sí quieres decirle algo le escribes tú. ¿Qué tal? ¿Ya has comprado las galletas? Ya habrás terminado el dinero, cuando necesites nos pides más. Bueno papaín, no te ponemos más. Recibe muchos besos de todos y un abrazo de tu hija Olga».

CUARTA: LA CULPA

De Casto a su mujer, María, el día 16: «Con gran alegría he recibido vuestra última carta con las fotografías de los niños, que no me canso de mirar. Me han producido una gran pena porque estoy separado de ellos, pero me consuela mucho el verlas. Creo que no debe de haber hecho nada D. Rafael, pues aunque fuese indirectamente, después de cincuenta y nueve días que llevo en prisión, ya debía saber algo. Yo también confío en Dios y espero resignadamente que puedan volver los días felices. Te prometo que cuando salga de aquí jamás dedicaré mis actividades nada más que al trabajo y a la familia, pues no tengo ningún derecho a que por mi culpa se haya enseñoreado el dolor de nuestro hogar».

QUINTA: PESIMISMO Y MUERTE

Éste es el último escrito que envió Casto,del 17, el mismo día que murió, hoy hace 70 años, y refleja un hondo pesimismo: «Recibí vuestra última carta, la Madre (la monja del colegio donde estudia Olga y donde él dio clases de música) no me ha escrito aún, creo que ya no debemos hacernos ilusiones, nadie hace nada por nosotros, todo son palabras que no se traducen en ningún hecho que dulcifique nuestra situación, de nada sirve que yo me haya portado bien con todo el que ha tenido necesidad de mí. Celebro mucho que hayáis entregado mi carta a Sinfo, a ver si logramos entendernos mejor de esa manera. Yo ya no quiero molestar a nadie porque todo es inútil, estoy convencido de ello; no hago más que pensar en vosotros porque esto es interminable, hasta ahora sigo a leche, mi mayor deseo es que el médico no me retire el régimen, pues si me lo retira, con mi padecimiento de estómago me perjudicaría gravemente, por eso os dije que hablaseis a Rivera para que me recomendase, pero o no lo habéis hecho o él no ha hablado al médico interesándose por mí, ¿lo entendéis? Creo que me explico, me aterra pensar que tenga que pasar el invierno en la cárcel, pero si Dios no lo remedia creo que será así, pero démoslo por bien empleado si consigo volveros a ver. Escribid pronto a Alemania, que sepan Laly y Berthold lo que nos pasa. Creí que me dirías algo más interesante del teatro. ¿Qué hay de la oficina? Sin más con muchos besos para todos y mil gracias para Sinfo y demás, recibid un fuerte abrazo de vuestro Castito. Decidme que hace Sinfo en mi favor. Mandadme dos servilletas con la muda».

Su nieto Patxi explica qué pasó después del envío de esta misiva: «Mediante una orden del delegado de Orden Público, le pusieron en libertad para conducirlo a Pamplona, pero éste era el procedimiento habitual que se usaba para 'pasear' a la gente. A otros los fusilaron, por lo menos tuvieron un consejo de guerra, pero cuando no disponían de ningún elemento para sustentar un proceso judicial, los sacaban y los mataban en una cuneta».

SEXTA: SIN RESPUESTA

La envía Olga, pero se la devuelven con la mencionada frase de 'No está': «Querido papá. Ya vemos por tu carta que estás muy aburrido. Suponemos que hoy habrás tenido carta de la Madre porque me dijo ayer que te iba a escribir hoy. No sé si te habrá escrito porque yo no he ido hoy al colegio porque estoy constipada. La Sinfo ha hecho todo lo que ha podido hacer pero me parece que no tenemos más que hacer que encomendarnos a la voluntad de Dios y que sea lo que Él quiera. (...) Que nos digas si necesitas sellos o dinero y si necesitas la ropa de invierno, que hace mucho frío. Bueno papá ya no tenemos nada más que decirte y que no estés triste que todo se arreglará. Muchos besos y abrazos de todos y de hija que te quiere mucho. Olga».

Las cartas llevaron a Patxi a investigar. Ahora sabe que junto a su abuelo «fueron 'liberados' Teodoro Olarte (presidente de la Diputación), Modesto Manuel Azcona (diputado provincial) y otras dos personas. Los iban a trasladar a Pamplona, pero se dirigieron hacia Miranda del Ebro y los mataron».

Patxi piensa que su abuelo puede estar enterrado en el cementerio de Bayas, en Miranda. Se ha puesto en contacto con el Gobierno vasco, que tiene un convenio con la Sociedad Aranzadi para localizar a desaparecidos, linchados y fusilados en la Guerra Civil. «Sólo quiero trasladar los restos de mi abuelo junto a los de mi madre, al panteón familiar de Vitoria. No pienso en un compensación económica, tan sólo algún tipo de reconocimiento: que la sociedad distinga a esta gente con una placa en el lugar donde los mataron, algo simbólico. Algo que ojalá hubiera podido ver mi madre». Casto mira a su nieto desde su foto de carnet de violinista. Patxi se pone triste, recoge sus cartas y se va.

4 comentarios:

Naveganterojo dijo...

Que dolor mas especial sentimos los nietos de asesinados en aquella masacre,(que no guerra).
Me identifico con este hombre, y entiendo de verdad sus sentimientos.
Ojala no muy tarde podamos ver sus memorias lavadas y reconocidas, aunque como dices.....se nos acaba el tiempo.
Un abrazo.
Salud y republica

Carmen dijo...

Querida amiga como bien dices hoy es un día triste y decepcionante para muchos de nosotros. Además lo que más me angustia y me entristece es no entender. No entiendo que prime la corrupción, la mentira, la patraña como bien hemos visto que las comunidades como Madrid y Valencia, justo las que tienen más causas abiertas de corrupción son las de mayor voto pepero.

Bueno hoy no estoy muy fina en mi análisis espero mañana poder pensar mejor. Respecto a tu entrada como siempre tus denuncias me llegan al alma. En este caso las cartas de Casto Guzmán son realmente conmovedoras. Cuánto dolor, cuánta sinrazón. El inmenso dolor de toda esa familia.
Siempre te digo lo mismo pero te agradezco que no dejes dormir nuestras conciencias. Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Leyendo tu entrada he recordado la noticia de hoy: la apertura de una fosa por orden de un jueza.
Es esperanzador que de vez en cuando haya alguien que ponga un poco de luz entre tanta oscuridad.
Salud, República y Socialismo

el socialista dijo...

Hola Saiza, pues tienes toda la razon del mundo en estar preocupada, la derecha se hace fuerte en España y Europa y todos sabemos lo que hace la derecha cundo no tiene a nadie que le haga frente.

un fuerte abrazo y gracias por tu labor en intentar recuperar la memoria y dignidad de todos aquelllos que dieron todo por nada.

También puedes escribirle a Don Ramón para que te lo envíe a otro país, seguro que te encanta su librito de Poemas, él te lo agradecerá. donramon@sinectis.com.ar

NIÑOS ROBADOS

El Rincón de las Miradas

Hola a todos, bienvenidos al Rincón de la Memoria, ¿el porque de ese nombre?, porque para mi es muy importante "No Olvidar", recordar mis raíces, los amigos, las risas, los sueños, las tristezas….recordar cada instante, y no olvidar nunca mis recuerdos.

Un blog de recuerdos de grandes personas e historias, que no deben borrarse de la historia, ni de nuestra Memoria. Un Sitio de encuentros, donde el Olvido y el silencio no tienen la puerta abierta.

Este Blog lo he creado pensando especialmente en dos grandes personas, las cuales admiro muchísimo, son mi buen Amigo Don Ramón de Almagro y Marcos Ana (al cual descubrí un poco más gracias a Don Ramón), Con todo mi cariño hacia ellos.

Y gracias a este Rincón tengo que añadir una extensa lista de amigos entrañables que nunca olvidaré...Andrés Iniesta, Germán, Eva, Carmina, Rafa, kebran y un largo ect.
¡GRACIAS A TODOS!


Datos Personales

Mi foto
No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (...).

"Canciones con Memoria"

Lo Último de...

D. Ramón y Marcos Ana

D. Ramón y Marcos Ana

La caza del monumento fascista.

Museo Virtual de la Memoria Repúblicana de Madrid Las víctimas de la Represión Franquista en Madrid